Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 S 6 LOS SÁBADOS DE Trésor, de Lancôme Une su estela a la historia del perfume. Su personalidad olfativa, la preciosidad de su frasco y el poder de evocación de su nombre alcanzaron ya en su lanzamiento, en 1990, su mayor expansión y hoy se sigue manteniendo entre los 5 más vendidos. Conserva intacta su composición olfativa, creada por Sophie Grossman e inspirada en la rosa, y el frasco en forma de pirámide invertida Opium, de Yves Saint Laurent En 1977, Opium se impone por su nombre provocativo y su fragancia oriental, que simboliza lo más osado de una época que había liberado a la mujer, descubierto la India y las drogas y revolucionado el sexo y la cultura... Sugiriendo la transgresión de los tabúes, este perfume trasciende las épocas para permanecer eternamente moderno e intemporal. Con él, acecha el escándalo hasta por su envase, lacado en rojo sangre, con sólo un orificio que deja adivinar el tono ambarino del perfume Shalimar, de Guerlain Shalimar (templo del amor, en sánscrito) fue el primer perfume oriental de la historia. Nacido en 1925, en plenos años locos es un aroma casi al límite de lo prohibido. Lo creó Jacques Guerlain tras escuchar la romántica historia del quinto emperador mongol, que amaba tanto a su esposa, Muntag Mahal, que mandó construir jardines con las más increíbles flores, con los perfumes más exóticos y lagos rodeados de árboles de mil variedades donde los pájaros más raros se posaban a cantar las melodías más armoniosas que jamás pudieron oirse. En este entorno creció su inmenso amor pero, al dar a luz un hijo, su bien amada muere. Su desesperación fue tan grande que, como homenaje a ella, manda construir un increíble mausoleo, el Taj Mahal, a imagen de su dolor. Fue el gran éxito de su tiempo (incluso su frasco obtuvo el primer premio, en la Exposición Internacional de las Artes Decorativas, de 1925) y líder absoluto en todas las fragancias de Guerlain, reconocido a nivel mundial desde su nacimiento hasta nuestros días ve habitualmente en los puntos de venta a finales de septiembre o principios de octubre continúan desde Puig, que este año ha presentado la fragancia femenina CH de Carolina Herrera, batiendo récords de venta. Clásicos de toda la vida o clásicos renovados, aromas que nacen ultramodernos, perduran o desaparecen. Los perfumes encuentran su alma en el mundo vegetal y animal y surgen gracias a la sabia combinación de diferentes componentes. Frutos, almizcle, maderas, flores, musgo... Los perfumistas eligen, mezclan y consiguen Olores infinitos esencias capaces de despertar los sentidos y transmitir sensaciones únicas. El aroma de un perfume puede convertirse en un sello imborrable, con una increíble capacidad evocadora. Las mujeres- -sobre todo- -lo saben y convierten el acto de perfumarse- -ese último detalle con el que completan su imagen- en uno de los elementos esenciales de la seducción. La fragancia que eligen de manera habitual o para determinados momentos se transforma en parte esencial de su atractivo y tiene la fuerza suficiente para enviar mensajes sin palabras, que hablan sobre sus deseos y su personalidad. Es algo que se conoce desde tiempos inmemoriales (di- cen que la perfumería fue invento de los egipcios) cuando los perfumes tenían también un componente religioso y denotaban poder. Sea como sea, hay una cosa que está clara: el aroma, el perfume, la fragancia, terminan por formar parte de la personalidad de cada uno. Pero es verdad que unas veces se convierte en compañero inseparable y, otras, le somos infieles. Y es que está claro que algunos La misteriosa fórmula de Chanel n 5 se guarda en una cámara acorazada. Mademoiselle quiso un perfume que no se pareciese a ningún otro han nacido para convertirse en clásicos entre los clásicos. ¿Por ejemplo? Chanel n 5, creado en 1921 por Coco Chanel y convertido desde entonces en emblema del lujo auténtico. Su misteriosa fórmula se guarda en el interior de una cámara acorazada y fue creada a petición Mademoiselle Ella quiso un perfume que no se pareciese a ningún otro, que oliera bien y se pareciera a ella, con sus facetas múltiples y contradictorias. En pocas palabras: un perfume de mujer con aromas de mujer suntuoso e infinitamente seductor. Su deseo fue (Pasa a página siguiente)