Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 12 07 EN PORTADA Calèche, de Hermés En 1961 fue toda una osadía que un guarnicionero presentara un perfume cuando sólo modistos y perfumistas disfrutaban de ese privilegio. Hermès bautizó su primera creación con el nombre de Calèche (calesa) para evocar el primer oficio de la marca, la fabricación de arneses, que guían el movimiento del caballo. En la línea de los perfumes míticos femeninos de la época, pertenece a la familia de los florales- amaderados- chipres y es a la vez, clásico y moderno. La única variación que ha sufrido con el tiempo es un cambio de vestido en el año 2003. Encontramos un aire de familia con el frasco precedente, pero el nuevo se inscribe en la modernidad por su base cuadrada, las paredes que se elevan verticalmente, redondeadas en los ángulos, y el tapón dorado sustituido por uno de cristal L Air du Temps, de Nina Ricci Nace en 1948 y su espectacular frasco lo creó Lalique. El cristal, soplado con la boca, estaba también tallado, grabado y pulido con arena y envasado a mano para alcanzar la perfección. No en vano, en 1999, fue elegido Frasco del Siglo. La fórmula del perfume también supuso una audacia del nariz Francis Fabron, quien incorporó un novísimo producto de síntesis nunca empleado antes en perfumería y lo maridó con preciosas esencias naturales. L air du Temps es un precursor de la perfumería contemporánea y cerca de sesenta años después sigue siendo uno de los más vendidos del mundo Arpège, de Lanvin En 1927, Jeanne Lanvin quiso crear el perfume más maravilloso del mundo para su hija Marguerite. El resultado fue Arpège, la fragancia estrella de Lanvin, considerada en la actualidad como una de las 10 más prestigiosas del mundo. Es un floral aldehído que contiene una gran cantidad de esencias naturales. Pero en 2002, deciden dar una visión contemporánea del clásico y nace Éclat D Arpège. El resultado es una esencia afrutada y floral creada por Karina Dubreuil. Perfume Un clásico que nunca falla nos que vienen y otros que se van... Unos que nacen, otros morirán... Los buenos quedan los demás se van... Permitan la pequeña broma de tararear esta estrofa que, seguro, más de uno ha cantado en su vida- -ya saben, la vida sigue igual... y se ajusta que ni pintada para hablar de los perfumes, esos objetos de deseo que nacen, permanecen o mueren, según los gustos del consumidor. Los perfumes cobran protagonismo absoluto en Navidad y en Reyes: las cifras no engañan. Lo más curioso es comprobar, no el incremento de las ventas en este periodo, sino lo U que suponen éstas respecto a las ventas totales del año indican desde el departamento de marketing de Puig. Nosotros hemos hecho un estudio sobre nuestras fragancias, que se puede extrapolar a la perfumería selectiva en general, y el porcentaje de perfumes vendidos en esta temporada se sitúa entre un 32 33 por ciento más de lo normal Porcentaje que, evidentemente, puede variar entre marcas, pero que es significativo, tanto en fragancias femeninas como masculinas, principalmente por el efecto regalo. Además es en esta época cuando se concentran la mayor parte de los lanzamientos, aunque el producto se sir-