Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 VIERNES deESTRENO VIERNES 14 s 12 s 2007 ABC Censura, deseo Los cortes impuestos por el régimen comunista a la última película de Ang Lee, debido a sus fuertes escenas sexuales, despiertan la curiosidad del público chino y la convierten en un éxito de taquilla PABLO M. DÍEZ, CORRESPONSAL PEKÍN. Basta con que algo esté prohibido para que despierte, aún más, el interés del público. Eso es lo que ha ocurrido en China con Deseo, peligro la última película del director taiwanés Ang Lee, que llega hoy a las pantallas españolas. Estrenado el mes pasado en los cines del gigante asiático, este drama de espionaje, ambientado en la ocupación japonesa de China durante la Segunda Guerra Mundial, se ha convertido en un gran éxito de taquilla a pesar de, o precisamente debido a, los cortes impuestos por la censura. En China, donde no hay un sistema de calificación por edades, la película, que narra la tórrida historia de amor entre un colaboracionista del Ejército nipón y una espía que lo seduce para asesinarlo, ha sido autorizada para todos los públicos. Pero, a cambio, el director ha tenido que eliminar nueve minutos de escenas sexuales tan subidas de tono que el régimen comunista, que ejerce un férreo control sobre los medios de comunicación y productos culturales, las ha considerado inapropiadas para la moralidad del público chino. De lo contrario, Deseo, peligro habría corrido la misma suerte que la anterior película de Ang Lee, la oscarizada Brokeback Mountain cuya exhibición en salas comerciales fue directamente vetada por mostrar una historia de amor homosexual entre dos vaqueros. En esta ocasión, el laureado director taiwanés se ha plegado a las exigencias de los censores, por lo que su obra ya había recaudado 100 millones de yuanes (unos 10 millones de euros) en sus dos primeras semanas de proyección. Todo un récord de taquilla para un país donde el cine, cuyas entradas cuestan entre 60 y 100 yuanes (entre 6 y 10 euros) es todavía un lujo que no puede permitirse cualquiera. Más aún cuando, por sólo 10 yuanes (1 euro) se pueden encontrar en la calle y en las tiendas las copias piratas en DVD de las últimas novedades cinematográficas. Para evitar este riesgo, las salas que proyectan Deseo, peligro han incrementado sus medidas de seguridad y han llegado incluso a registrar los bolsos de los asistentes para asegurarse de que no contenían cámaras de vídeo. La expectación que ha suscitado la película en China ha sido tal que, a pesar de los esfuerzos de los cines, ya se venden los DVD pirateados de la versión mutilada de Deseo, peligro Una edición que ha enervado a muchos aficionados, entre ellos a Dong Yanbin, un estudiante de Derecho de Pekín que se ha atrevido a demandar a la Administración Estatal de Cine, Radio y Televisión y a la cadena de salas UME por no exhibir la cinta íntegra. Comparada con la novela corta original de Eileen Chang, la estructura incompleta de Peligro, deseo y el retrato fragmentado de la psicología de la protagonista femenina hacen difícil al público apreciar el arte de la película dijo Dong Yanbin al periódico Tiempos Demanda contra la censura Hollywood teme que sus películas no puedan verse en China Responsables de Comercio estadounidenses que esta semana participaron en la cumbre económica China- EE. UU. han expresado su temor a que Pekín haya prohibido la exhibición de películas estadounidenses en sus cines, lo que ha sido desmentido por sus homólogos chinos. El diario The New York Times, citando fuentes anónimas de Washington, ha asegurado que por ahora ninguna película estadounidense ha sido autorizada a ser proyectada en las grandes pantallas de China el próximo año; algo que, afirmaron, se debe a las disputas comerciales que mantienen Pekín y Washington, informa Efe. El secretario estadounidense de Comercio, Carlos Gutiérrez, manifestó durante el III Diálogo Económico Estratégico China- EE. UU. que se clausuró ayer en la ciudad de Xianghe, que hay una suspensión, como ha ocurrido en el pasado, y ciertos momentos del año en el que se detiene la importación de filmes extranjeros Tang Wei, protagonista de la película, en una escena de Deseo, peligro ABC