Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 CULTURAyESPECTÁCULOS Crónica de un acuerdo al filo de lo imposible VIERNES 14 s 12 s 2007 ABC El plan Prado- Recoletos recorta dos carriles de tráfico junto al Thyssen La circulación privada en dirección norte se pasa a la acera este, junto a la plaza de la Lealtad y las fachadas de Correos y el Museo Naval SARA MEDIALDEA MADRID. El Museo Thyssen tendrá menos coches a sus puertas y una acera más ancha. Estas dos mejoras las consigue merced al preacuerdo al que han llegado responsables del Patronato de la Fundación Thyssen, del Ayuntamiento madrileño y del Ministerio de Cultura. La solución, explicada ayer por el alcalde Alberto Ruiz- Gallardón, consiste en eliminar los dos carriles para el tráfico privado en dirección norte y pasarlos a la acera contraria, bordeando la plaza de la Lealtad, el Museo Naval y el nuevo Ayuntamiento. La presentación, hace ahora tres semanas, del penúltimo proyecto para el eje Prado- Recoletos, desató de nuevo las iras de la baronesa Thyssen, a quien nunca ha gustado esta iniciativa porque considera que perjudica al museo que alberga su colección. Para evitar que la sangre llegara al río- -o las cadenas a los árboles, como ya ocurriera en el pasado- el ministro de Cultura, César Antonio Molina, terció en el conflicto y propuso un encuentro técnico a tres bandas- -Ministerio, Thyssen, Ayuntamiento- del que parece haber salido una fórmula que convence a todas las partes. La noticia la adelantó ayer el ministro, durante un desayuno informativo, y la ratificó poco después el alcalde madrileño: Es verdad que llevamos bastante tiempo en conversaciones técnicas El acuerdo, a falta de plasmarlo documentalmente, era ayer un hecho. La solución adoptada es gemela a la que ya se ofreció al Patronato meses atrás, y sobre la que éste no se definió: frente al museo quedarían tres carriles para el tráfico en dirección Atocha- -dos de vehículos privados y uno para el autobús- Los otros dos carriles en dirección norte- -hacia Colón- que el último proyecto dibujaba tambien junto al Thyssen, pasarían ahora a la acera contraria, bordeando la plaza de la Lealtad, y las fachadas del Museo Naval y el Palacio de Correos. Por esa acera también discurriría el autobús ecológico- -posiblemente eléctrico- -en dirección norte, sobre una plataforma reservada. Al llegar a la plaza de Cibeles, los dos carriles para vehículos se unirían ya al tronco general de circulación- -en ambos sentidos- -que se concentra entre este punto y Colón en el lado este del paseo. Con esta nueva modificación del proyecto, se conseguiría aumentar las aceras del Thyssen y no afectar al arbolado, como se prometió Y además, añadió Ruiz- Gallardón, se respeta la idea original de recuperar el Salón del Prado que históricamente comenzaría frente al Museo del Prado. Otras fuentes, sin embargo, sitúan este Salón, surgido de la reforma del Prado Viejo entre Cibeles y Atocha, en parte de la zona que ahora va a ser ocupada por los dos carriles de la acera este. El alcalde madrileño aseguró que el equipo redactor del proyecto había trasladado su conformidad con los cambios. También agradeció al ministro de Cultura su intervención en esta polémica iniciativa, que ha tenido hasta ahora muchos y largos recorridos En cuanto a la posibilidad de construir un túnel bajo el paseo, como había reclamado el Gobierno regional de Esperanza Aguirre- -una idea que aún ayer no descartaban- el alcalde indicó que esta posibilidad ya se había desechado por el Nada de túnel Ayuntamiento en el primer concurso que se convocó sobre el proyecto en el año 2000. Su principal objeción al subterráneo es el daño que provocaría al arbolado de estos jardines históricos, que fueron declarados Bien de Interés Cultural en el año 1999. Hoy terminará de cerrarse el acuerdo con los patronos del museo Thyssen, sobre el que ayer continuaban trabajando los arquitectos para concretarlo. La entrada en escena del ministro Molina también fue agradecida por el grupo municipal socialista. Su portavoz, David Lucas, no perdió ocasión para lanzar alguna puya: Ante el descontrol entre el Ayuntamiento y la Comunidad, ante una forma de hacer política que sólo persigue el enfrentamiento, ha intervenido de forma muy positiva el ministro Reuniones técnicas El alcalde madrileño, ayer durante su visita a una exposición sobre Tintín ERNESTO AGUDO El Colegio de Arquitectos de Madrid abre un foro público para debatir el proyecto Desde esta misma semana, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha puesto en marcha un proceso de debate sobre la reforma del eje Prado- Recoletos y la influencia que ésta tendrá sobre su entorno. Además, esta institución ha abierto en su página web- -coam. es- -un foro para arquitectos y público en general, en el que puedan verterse opiniones respecto al mismo. El resultado de todos estos debates se traducirá, al final del proceso, en una decisión del comité ejecutivo del Colegio, que es quien fijará la postura oficial del COAM sobre la transformación del eje Prado- Recoletos aseguró su decana, Paloma Sobrini. Aunque un primer encuentro de profesionales, celebrado el pasado miércoles, ya avanzó algunas conclusiones, éstas podrían modificarse con los cambios que se van introduciendo paulatinamente en el plan- -como el que ayer mismo se anunció en relación con el Museo Thyssen- Es un proyecto que va para largo; el alcalde parece muy abierto a introducir modificaciones, y además faltan por llegar las alegaciones que se plantearán durante el periodo de información pública relató Sobrini. A su juicio, hay que tratar con respeto un proyecto- -el Trajineros de Siza, Hernández León, Riaño, Terán y Rueda- que es muy bueno, y que ganó un concurso internacional Los cambios y modificaciones continuos que se introducen en él los considera positivos: es capaz de adaptaciones, y eso es bueno