Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 s 12 s 2007 INTERNACIONAL 41 Hillary Clinton saca las uñas ante el amenazador ascenso de Obama El equipo de la senadora utiliza una declaración del político de color en la que confesó haber fumado algún porro para hablar de sus problemas con las drogas ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Un día después de que los republicanos celebraran en Des Moines su último- -y soporífero- -debate televisado antes de los caucuses de Iowa y New Hampshire, ayer hicieron lo propio los demócratas. El ascenso de Barack Obama en el partido del burro ha obligado a Hillary Clinton a sacar las uñas para defender su aura de candidata inevitable A juzgar por su actuación en Des Moines, puede lograrlo. En las últimas horas todo eran rumores de histeria en el equipo de Clinton. Nada más faltaba que uno de sus asesores, Bill Shaheen, afirmara públicamente que Obama no puede ser presidente por sus problemas con las drogas Estos problemas se reducen a que el senador afroamericano confiesa en sus memorias que se fumó algún porro en su juventud. Pero Shaheen no se detuvo ante el miedo al ridículo: ¿Qué pasará si le preguntan cuándo fue la última vez que consumió drogas, y si las vendió alguna vez? inquirió. Todo esto fue percibido como un síntoma de debilidad de Clinton, que ha pasado de ser el indiferente centro de los ataques de los demás precandidatos a empezar a devolver los golpes. Particularmente a Obama que, fustigándola a ella sin piedad, ha conseguido recortar su ventaja sobre todo en New Hampshire. Aunque la senadora por Nueva York conserva el liderazgo nacional, su gente ha empezado a ponerse nerviosa. Qué diferencia con Rudy Giuliani, quien, viéndose en el mismo caso frente al brusco crecimiento del enano Mike Huckabee, mantiene la sangre fría. Giuliani cree que el pastor protestante de Arkansas es flor de un día. Al final votarán los Estados más liberales y saldrán las cuentas, o en eso confía el exalcalde de Nueva York. Esa es también la filosofía de Mark Penn, otro asesor de Hillary, y el artífice de su imperturbabilidad. El comentario de Shaheen podría ser un tic nervioso, pero también un indicio de que la táctica de Penn empieza a ser cuestionada. ¿O no? La senadora en persona llamó por teléfono ayer a Obama para disculparse por las palabras de Shaheen. ¿Gesto caballeroso de una dama, o calculada expresión de tranquilidad, es decir, de fuerza? En el debate de ayer, Hillary salió a asegurar que ella sigue convencida de que va a ganar. A los ataques soeces prefirió la ironía mayestática: Todo el mundo quiere un cambio y todo el mundo tiene su idea de cómo conseguir ese cambio razonó, hay quien pide un cambio, hay quien tiene esperanza en el cambio; yo creo que hay que trabajar por el cambio En todo momento habló como quien tiene la Casa Blanca en la cabeza. Insistió en que subirá los impuestos a los ricos y a las grandes compañías para sanear las cuentas públicas sin más recortes sociales y sin gravar a las clases medias. Rafael L. Bardají LA YIHAD ENTRE NOSOTROS s falso que con Al Qaida en el Magreb, la yihad esté a las puertas de Europa. La yihad está entre nosotros. Aquí, en España. Lo estuvo cuando en los primeros 90, los islamistas argelinos se instalaron en el levante español para servir de base logística a sus correligionarios del GIA; estaba cuando los dirigentes del PSOE se reían del famoso comando Dixan de Barcelona; y lo sigue estando ahora. El actual Gobierno ha visto cómo durante su actual mandato, la Policía detenía a casi trescientos elementos vinculados al islamismo radical y a la yihad en España. Ahora se acaba de hacer pública la primera gran encuesta sobre los sentimientos y actitudes de la comunidad musulmana en nuestro país. Sus resultados son aparentemente mejores que lo que se conoce de otras comunidades, como por ejemplo la francesa o la británica, pero no están tan alejados. Un 5 por ciento apoya de alguna forma el yihadismo; si bien un porcentaje menor que el resto de Europa, viene a ser lo mismo que decir que alrededor de 40.000 musulmanes son radicales. Lo peor, que la mayoría son jóvenes. Todavía más, que aunque sólo el 10 por ciento de ellos dé el paso a colaborar activamente con el terrorismo islamista, España tendría que enfrentarse tan sólo a cuatro mil yihadistas. Y aunque sólo fueran cuatrocientos, es decir, poco más del 0,1 por ciento de toda la comunidad musulmana entre nosotros, ya sabemos por desgracia y experiencia propia el daño que pueden llegar a causar apenas dos docenas de terroristas decididos. Y no es una cuestión de fríos números. Sabemos lo que ha pasado y está pasando en nuestros vecinos europeos y lo fácil que resulta para el yihadismo captar jóvenes para su causa, radicalizarlos y convertirlos en terroristas suicidas rápidamente. En los últimos meses diversas policías nacionales y la misma Interpol han elaborado diversos informes acerca de cómo se produce este camino de radicalización yihadista entre nosotros. El resultado es espeluznante y lo que auguran es todavía más negro. Lo peor está aún por llegar. E Enjugar el salvaje déficit Rudy Giuliani cree que el crecimiento de Mike Huckabee es puramente accidental y que no será más que flor de un día También Obama se mostró prudente ante las cámaras. Interrogado sobre sus planes para enjugar el salvaje déficit que deja Bush, se comprometió a arremangarse, pero pidió que nadie espere que podamos salir de este agujero antes de uno o dos años Resumiendo, un debate más aburrido de lo esperado, donde lo más emocionante fueron las ausencias. Los moderadores excluyeron a contendientes menores como Denis Kucinich o Mike Gravel, que no cumplían determinados requisitos técnicos. El parecer general fue que esto estaba feo pero no alteraba la confrontación sustancial, que era entre Hillary y Obama, con John Edwards como tercero en discordia y aspirante a número dos. DIARIO EL TIEMPO Queman un autobús y matan a diez personas porque no les daban dinero Diez personas murieron y otras doce resultaron heridas ayer en el incendio de un autobús, rociado con gasolina por unos desconocidos que intentaron asaltar a los viajeros en una carretera del noreste de Colombia, según la Policía. El conductor se negó a parar el vehículo y lo quemaron en la Curva de Malta, paraje rural cercano a Sogamoso, a unos 200 kilómetros de Bogotá. En la imagen, policías, bomberos y soldados junto al autobús.