Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 s 12 s 2007 ESPAÑA 29 Gadafi se va de cacería El líder libio llega mañana a Andalucía, donde participará en un excursión cinegética antes de comenzar su visita oficial s Llega con un séquito de 300 personas en seis aviones s Almorzará con el Rey y cenará con Zapatero LUIS AYLLÓN MADRID. Muamar el Gadafi, que llega mañana, sábado, a España procedente de Francia, no sólo instalará sus reales en el Pardo sino que además se irá de cacería. El aeropuerto de Sevilla se prepara para recibir a los seis aviones en los que se desplaza el líder libio y al séquito de más de 300 personas que le acompañan, incluidas las amazonas que integran su servicio de seguridad personal. Gadafi pasará el fin de semana en tierras andaluzas, al parecer con un objetivo fundamental: participar en una cacería, posiblemente en una finca privada. Córdoba, que en un principio figuró entre los posibles objetivos de las jornadas de estancia privada, se cayó finalmente del programa, pese a los intentos del presidente de la Junta Islámica de España, Mansur Escudero, de llevar al guía de la revolución libia a visitar la Mezquita- Catedral y el conjunto arqueológico de Medina Azahara. Más dudas existen aún sobre una posible visita a la Alhambra de Granada, que Gadafi, sin embargo, tiene mucho interés en visitar. En cualquier caso, todo lo que rodea la visita de Gadafi a España está sujeto a continuos cambios, dadas las peculiares características del personaje, lo que está dando muchos quebraderos de cabeza a los encargados de organizarla. Mientras los servicios de Protocolo y los responsables de los distintos departamentos en la Casa del Rey, la Presidencia del Gobierno y el Ministerio de Asuntos Exteriores mantienen continuas reuniones para cerrar el programa, los equipos de seguridad se ocupan de cuestio- Que hará en España Caza. Participará en una cacería en una finca privada en Andalucía. Encuentro con el Rey y Zapatero. Almorzará con Don Juan Carlos y se entrevistará y cenará con el presidente del Gobierno. Reunión con empresarios. Mantendrá una reunión con empresarios españoles. Firma de acuerdos. Firmará un Declaración política y varios acuerdos bilaterales. to, según Efe. Después se reunirá con empresarios españoles y, por la tarde, acudirá al Palacio de la Moncloa para entrevistarse y cenar con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El martes, Su Majestad el Rey le ofrecerá un almuerzo, después de que Gadafi haya visitado el Ayuntamiento de Madrid. Hasta la fecha, no está programada ninguna visita al Congreso de los Diputados. Al menos, por ahora, la visita de Gadafi a España no está provocando tanta polémica como ha sucedido en Francia, sobre todo porque la oposición del Partido Popular debe medir mucho su comportamiento teniendo en cuenta que el ex presidente del Gobierno José María Aznar estuvo en Trípoli en septiembre de 2003, en una maniobra coordinada con el presidente estadounidense, George Bush, para tratar de confirmar el giro dado por Gadafi en sus relaciones con Occidente, después de haber abandonado la actitud belicosa de las décadas precedentes. Para el Ejecutivo español, la visita del coronel Gadafi es Oportunidades nes relacionadas con el hecho de que Gadafi se instalará en una jaima en los jardines del Palacio del Pardo y con el abundante equipo de protección que le acompaña. Una vez concluya su estancia en Andalucía, Gadafi viajará a Madrid. Aún no hay una decisión final sobre quién será el encargado de recibirle, ya que formalmente no es el jefe del Estado libio ni se trata tampoco de una visita de Estado. Una posibilidad es que lo haga el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, en el propio aeropuer- una oportunidad para intentar establecer un nuevo marco en las relaciones con un país muy importante en la estabilidad del vecino Magreb y que también puede resultar clave para el futuro abastecimiento energético de España. Por ello, las autoridades españolas y libias trabajan para dejar a punto un documento que firmarían Zapatero y Gadafi, que no alcanzaría el nivel de Tratado de Amistad y Cooperación, como los que existen con Marruecos y Argelia, pero que sería una declaración política de referencia para dar soporte a una serie de acuerdos en materia de energía, seguridad, inmigración o medio ambiente. Algunos de esos acuerdos- -sobre defensa y cooperación policial- -podrían estar incluso listos para la firma el próximo lunes. Más seguro aún es que se firme un acuerdo para la protección recíproca de inversiones, que será uno de los instrumentos más útiles para favorecer la actuación de las empresas españolas en Libia. En ese país, Repsol tiene ya una de sus explotaciones más importantes y con más posibilidades, y estamos en un momento en que el Gobierno de Trípoli se muestra dispuesto a emprender numerosas obras de infraestructuras y va a necesitar abundantes bienes de equipo.