Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 s 12 s 2007 Los Grapo s El secuestro de Publio Cordón ESPAÑA 21 Silva Sande, condenado a 28 años por el secuestro de Cordón Absuelto el máximo jefe de los Grapo y otra cabecilla s La sentencia afirma que el PCE (r) es lo mismo que la banda D. M. MADRID. Casi trece años después del secuestro del industrial zaragozano Publio Cordón, la Audiencia Nacional condena a 28 años de prisión al grapo Fernando Silva Sande por un delito de detención ilegal. Sin embargo, el Tribunal absuelve a los dirigentes de los Grapo- PCE (r) Manuel Pérez Martínez, el camarada Arenas e Isabel Llaquet al considerar que no se ha acreditado que ordenasen el secuestro ni que tuvieran relación con los hechos. Sí considera probado que en la primavera de 1995 Enrique Cuadra Echeandia, José Ortín Martínez y Concepción González Rodríguez- -condenados con anterioridad- -junto a Silva Sande planearon el secuestro. González alquiló un piso en Zaragoza al que se incorporaron los otros tres grapos, que recabaron la información sobre Cordón, al tiempo que adquirieron dos vehículos para el secuestro. El 27 de junio de 1995, como tenía por costumbre, el empresario salió a practicar footing cerca de su casa y entre las 07.15 y las 08.20 horas fue abordado por Ortín y Silva, mientras Cuadra les esperaba en una furgoneta en la que lo introdujeron. Luego cambiaron de vehículo. A continuación se dirigieron, al parecer, a Toulouse (Francia) donde Silva se encargó de la custodia del industrial. Poco después, los Grapo, tras reivindicar el secuestro, negociaron con la familia el rescate, que quedó fijado en 400 millones de pesetas. Acordaron que la entrega fuera en París. Y así, el 8 de agosto de 1995, una hija del empresario y su marido se desplazaron a la capital francesa y contactaron con Cuadra y Silva, quienes, después de impartir diversas instrucciones para comprobar que no les seguían, se acercaron a ellos y se apoderaron del dinero. Después se acordó la liberación del empresario el 17 de agosto cerca del estadio Sarriá de Barcelona, pero lo cierto es que no consta que la misma se haya producido Ante esa incertidumbre la familia escribió dos cartas a los Grapo exigiéndoles el cumplimiento de los compromisos adquiridos misivas halladas en poder de los absueltos Camarada Arenas e Isabel Llaquet. La Audiencia Nacional condena a Silva por haber incurrido en un delito que se compone de dos elementos: por un lado la detención ilegal y privación de libertad y por otro el hecho de no dar razón del paradero del secuestrado o no acreditar haberlo dejado en libertad Así, la sentencia precisa que no se ha dado explicación racional alguna sobre la desaparición física de quien tenían en su poder, y el lugar de custodia del cautivo, careciéndose desde entonces de toda noticia seria, cierta y comprobada de la situación y paradero de Publio Cordón La sentencia precisa que los Grapo y su brazo político, el PCE (r) son la misma cosa. PILAR MURO, VIUDA DE PUBLIO CORDÓN EL FISCAL ACTUÓ COMO ABOGADO DEFENSOR Decepcionada con la Justicia, la viuda de Cordón cree vergonzoso que se haya dejado en la calle a dos cabecillas de una banda terrorista que pueden volver a secuestrar y matar en cuanto estén libres MANUEL TRILLO -El fiscal expone, pero el juez dicta sentencia. No se lo habían mirado, estaba predeterminado. ¡Han tardado cuatro días hábiles en dictarla! Es el juicio y sentencia más cortos de la historia de España. Me parece vergonzoso dejar en la calle a dos cabecillas de una banda terrorista para que al día siguiente esté organizada para volver a secuestrar y matar, lo único que saben hacer. -Sí, claro, aunque es una cosa de los abogados. Yo no he leído la sentencia, la conozco por los medios de comunicación. ¿Van a recurrir la sentencia? -Puede haber sentencias de 30, 20 ó 15 años, pero dejar en la calle a los jefes supremos de una banda terrorista no parece de recibo. Y ya estaba demostrado en los juicios en París que la orden de secuestrar a mi marido salió de Manuel Pérez Martínez e Isabel Llaquet. El brazo ejecutor pudo ser Silva Sande, pero la responsabilidad es de los otros. En Francia los condenaron y aquí los dejan en libertad, ésa es la gran diferencia entre trabajar contra el terrorismo y las meras palabras. -Tanto tiempo esperando el juicio, no ha salido como esperaba... F. SIMÓN ¿A quién lo achaca? que había pruebas suficientes de que estaban al corriente y salió de ellos el secuestro. En el juicio salieron cartas y el fiscal dijo que no se tuvieran en cuenta. Actuó como defensor de esta pareja, no como fiscal, y me da la sensación de que no conocía el caso, porque confundía los nombres y titubeaba. -No, y ahora se cierra más esta situación. Quieren dejarlo y que no se hable más. Pero no estamos dispuestos. Llevamos 13 años luchando para que el Estado nos dé una sentencia y no podemos cerrarlo hasta saber qué ha pasado. -Mal, porque seguimos como al principio, con un sentimiento de indefensión, de que no te hacen caso, de que te tienes que aguantar y callar. Pero no lo sentimos por nosotros, sino por el resto de la ciudadanía. -Su otro objetivo, conocer qué hicieron con su marido, tampoco se ha conseguido. ¿Cómo se siente la familia ante esta decepción? -Lo achaco a la Justicia, por- -Entonces, ¿su crítica se centra en el fiscal?