Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN VIERNES 14 s 12 s 2007 ABC Mañana sábado en ABC Mujer Hoy Corazón Días en Marbella Ana Obregón y Darek protagonistan las imágenes más cariñosas mientras disfrutaban de unos días de descanso en Marbella junto al hijo de Ana, Álex. Además, el triste adiós de José Ortega Cano a su madre, doña Juana. S 6 Perfumes, el regalo navideño preferido Diciembre es el mes preferido por los perfumistas. Y, para no perder comba, algunas marcas legendarias han modernizado sus fórmulas ABCD Niemeyer, el siglo de la arquitectura Mañana cumple cien años Oscar Niemeyer, uno de los artífices del espectacular desarrollo de la arquitectura en el siglo XX, un proceso durante el que se ha transformado en gran espectáculo exhibicionista REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. La normalidad de la Consejería Soy familiar de un paciente de Can Ruti. Me gustaría expresar a la consejera Geli mi absoluta indignación con la situación que hemos vivido. Quisiera hablarle sobre lo que considero normalidad y lo que es para mí un buen funcionamiento de los protocolos de emergencia Se produce un incendio que se inicia a las 12,05 horas y se da por controlado a las 12,40 horas. Observamos que se aloja a los pacientes al aire libre. Unas doscientas personas, algunas de ellas en un estado bastante grave, en pleno diciembre, al aire libre. Hablo de enfermos sin su medicación, sin su oxígeno, sin control médico, sin comida y sin un lavabo siquiera. Le hablo de miles de familiares que no tienen ninguna información al respecto, puesto que no se habilita ninguna línea telefónica. Eso, permítame, no es un buen funcionamiento de los protocolos de emergencia. Tal vez considere usted normal que los servicios de limpieza no se hayan multiplicado para eliminar el apestoso hedor que dejó el humo, y que respiran tanto pacientes como personal sanitario. ¿Ve usted normal que a diez horas del incendio no se haya previsto que no habrá calefacción y se proveyese de mantas? Porque se lo puedo asegurar, se agotaron. ¿Qué hay de normal en que no funcionen los surtidores de oxígeno de las habitaciones a once horas del incendio? Espero que usted, como le corresponde, haga asumir las responsabilidades a quien deba, ya que ni hay normalidad ni ha habido buen funcionamiento de los protocolos de emergencia Daniel Moreno. El Maresme (Barcelona) sona a quien tu mencionas en tu carta, que la AVT tenía que reconocer discrecionalmente el reconocimiento de víctima a quien no lo tuviera de modo oficial, lo cual implica que ese reconocimiento es, en muchas ocasiones, inexistente. Santos Santamaría Zaragoza presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) Juan Pedro Quiñonero CACERÍAS Y PELOTAZOS abrá que correr mucho para conseguir escapar a muy diversos desastres. La caza increíble titula a toda página Le Point, en París, para describir la gran operación policial a la caza y captura de Txeroki, presentado como el actual jefe militar de ETA. Destaca en esa información la importancia de los medios técnicos y humanos de una caza del terrorista que parece subrayar la inquietud francesa. En otro plano, la crisis inmobiliaria continúa suscitando algo muy parecido a una huida masiva: inversores, compradores y analistas se preguntan hasta dóndenos arrastrará la crisis. International Herald Tribune subraya la inquietud entre los expertos internacionales, que temen un efecto arrastre Por su parte, el influyente Anatole Kaletsky comenta en el Timeslondinense que no debiéramos culpar a los EE. UU. denuestros errores propios y recuerda la evidencia: la crisis española también echa sus raíces en la irresponsabilidad colectiva ante el pelotazo inmobiliario. Hay otros sectores donde también triunfan la picaresca y delincuencia española. Le Monde publica un largo informe que afirma que España está muy bien situada en el nuevo ranking mundial de la ciberdelincuencia. Siempre nos quedarán todo tipo de delirios: en Beirut, Daily Star afirma que la legislación en materia de memoria histórica puede precipitar crisis más hondas. En Bruselas, Café Babel señala que el iberismo está vivo y coleando: el 28 por ciento de los portugueses y el 45 por ciento de los españoles son favorables a la unión de España y Portugal Madre del Señor. En respuesta a Consuelo Ordóñez Estimada Consuelo: utilizando tu mismo sistema, te comento que confundes la información. ETA asesinó a mi hijo en Rosas (Gerona) en marzo de 2001. Era Mosso d Esquadra. Soltero. Sin hijos. Las dos sentencias sólo mencionan mi nombre, como padre de víctima mortal. Ni tan siquiera los de mis otros dos hijos. Ellos también sufrieron y sufren la pérdida de su hermano. Pero no confundamos las cosas. La legislación otorga el trato como víctima a quien aparece en sentencia o en resolución administrativa si no hay captura, juicio y condena de los autores. Consuelo, nosotros no decidimos quién es o no víctima. Sólo se trata de cumplir la legislación y la ley dice lo que dice. Te sorprenderá saber que la asociación que más está luchando porque esa misma ley reconozca a los hermanos de las víctimas mortales es la asociación catalana, a la que tú atacaste cuando escribiste cosas sobre Roberto Manrique que faltan a la verdad. También te sorprenderá saber que Roberto ya lleva años exigiendo al Gobierno del PP o al actual Gobierno del PSOE la equiparación de las indemnizaciones sin importar que hayan o no sentencias. Prueba a ir a cualquier administración a solicitar cualquiera de las pocas cuestiones a las que puede acogerse una víctima del terrorismo reconocida como tal. Seguramente te sorprenderá que lo primero que te exijan sea una sentencia o una resolución administrativa. Y si el nombre en cuestión no aparece, no será considerado como víctima del terrorismo. Mis propios hijos no tienen esos derechos. Entiéndeme bien y no me malintrepretes. Nosotros también, desde siempre, hemos exigido que los hermanos de una víctima mortal sean reconocidos co- H mo víctimas. Pero la realidad es que las sentencias se aplican, como deberías saber y de modo prioritario, con los familiares directos en paralelo (cónyugepareja de hecho) descendientes (hijos) y ascendientes (padres) Por ello, ¿son víctimas del terrorismo los hermanos de un asesinado en atentado terrorista? Moralmente sí, rotundamente sí. Otra cosa es su reconocimiento legal. Además, debo aclararte que tanto Roberto como muchas otras víctimas no acudimos raudos y veloces a las llamadas del lendakari. Qué lástima que no estuviste presente en Ajuria Enea el 24 de enero. Te perdiste la lectura de un comunicado consensuado entre las asociaciones autonómicas que fue de lo más duro y contundente que jamás se había escuchado en aquel edificio. Así lo atestiguó la prensa allí presente. Y, curiosamente, lo leyeron víctimas llegadas desde fuera de Euskadi. Pero si gracias a nuestra labor otras víctimas pueden acogerse a cualquier ayuda, adelante. Y, para acabar, estimada Consuelo, olvidas que Luis Portero comentó en el programa que se le impuso por parte de otra per- La trampa de José Bono Vuelve José Bono al ruedo político y vuelve, como es habitual en él, con sus frases altisonantes, esta vez sobre el estatuto de Cataluña. Pero aquí hay algo que no cuadra: por una parte, Bono critica el estatuto catalán y, por otra parte, pide el voto para el Partido Socialista que lo aprobó en el Congreso y para el presidente de Gobierno que lo impulsó. ¿Dónde está su coherencia, señor Bono? Quizás es la misma coherencia y la misma regla del tres por la que hace dos años declaró rotundamente que abandonaba la política para dedicarse a la familia y ahora está dando mítines. La palabrería hueca y la españolidad de postín de José Bono son una trampa para gente de buena fe que se crea sus cánticos de sirena y su voto acabe sirviendo, como ha pasado en esta legislatura, para negociar con ETA y para aprobar, junto con los independentistas, el estatuto de la nación catalana Antonia Hernández Valencia