Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID JUEVES 13 s 12 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano EL NIÑO a presidenta de Madrid ha mandado a retirar al Niño del belén de la Puerta del Sol porque aquí hasta el día 24 no nace ni Dios. Belén dicho sea para la generación laica, quiere decir Ciudad de la Carne y viene a ser la representación del nacimiento del Niño Jesús, una criatura tan humilde que, pudiendo haber nacido en Amorebieta o en Pedralbes, nació en Belén, y en un pesebre, además, entre una mula y un buey. De San Juan de la Cruz se cuenta que en una Nochebuena salió de su celda como un loquillo de atar, meciendo al Niño en sus brazos, bailando y cantando una cancioncilla de amores pastoriles: Si amores me han de matar ¡agora tienen lugar... Es la escena que agora todo el mundo espera de Esperanza, y, si no, no haber mandado a retirar al Niño, porque... ¿a dónde vamos con ese ataque repentino de realismo socialista? ¿Qué es eso de que el Niño no nace hasta Nochebuena? Si vamos a ponernos así, habrá que mandar a retirar también a la mula, que es un invento español para usurpar el papel del burro, que es un tótem oriental, y para los viajantes catalanes, catalán. Fuera Niño, fuera mula y fuera pinos y nieve, pues, aunque ya sabemos que el cambio climático acaba de inventarse, en Belén, en lugar de nieve y pinos, había polvo y palmeras. En cuanto a que el Niño nació el 24 de Diciembre, si hemos de atenernos a un realismo socialista propiamente dicho, ¿no fijó la Iglesia la fecha de la Nochebuena para aprovechar el solsticio de invierno- -iniciación, tras la noche más larga, del nuevo ciclo solar- -y poder proclamar mejor la esplendorosa metáfora del nacimiento de la Luz? Un belén no es la epopeya de Garci sobre los malos ratos que las manolas y los chisperos le dieron a Napoleón el día 2 de Mayo, fecha, por cierto, que, con la cosa del bicentenario, podría aprovechar la Comunidad para dejarse los cuartos del contribuyente en una corrida de toretes para el consabido espectáculo místico- bovino de El Quinto Evangelista, que, al cobrar del contribuyente, se convertiría en el torero de izquierdas por antonomasia. Lo malo para la Comunidad es que a una corrida tan cómoda podría asistir, y vestido de corto, Gallardón. L La presidenta regional saluda a uno de los letrados recién colegiado en la Comunidad ERNESTO AGUDO La Comunidad entrega al Colegio de Abogados sus nuevos estatutos Estas disposiciones derogan las anteriores, Martí Mingarro vigentes desde 1948, y facilitarán la modernización y adaptación de la abogacía se despide del Decanato a los nuevos tiempos CARLOTA FOMINAYA MADRID. A tan sólo dos días de que se celebren las elecciones para renovar la dirección del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) la presidenta regional, Esperanza Aguirre, entregó a la Institución los nuevos estatutos por los que se renovará y modernizará todo el ejercicio de la abogacía. Durante el acto, en el que estuvo acompañada por el consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, y en el que estuvieron presentes el vicepresidente segundo de la Comunidad y consejero de Justicia, Alfredo Prada, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Javier María Casas, Aguirre recordó al que fuera presidente del Ilustre Colegio de Abogados, Antonio Pedrol Ríus, como figura indiscutible en la modernización de la Corporación en el tránsito institucional. También tuvo unas palabras para su sucesor y decano saliente, Luis Martí Mingarro, de quien destacó también su trabajo por la adecuación del Colegio a las nuevas necesidades y por haber impulsado el Estatuto Colegial. Martí Mingarro recibió la distinción de la Comunidad en nombre y representación de los colegios el pasado 2 de mayo. Tras quince años al frente del Colegio, Luis Martí Mingarro pronunció su último discurso durante la conmemoración, en el que agradeció a Aguirre su cercanía con los 50.000 abogados de la región. Aunque dejará atrás una importante parte de su vida, seguirá comprometiéndose todas las mañanas a defender los derechos de los ciudadanos Hoy queda un Madrid que en materia de Justicia permite soñar en la utopía de la Justicia para todos. Madrid es casi un referente universal porque aquí se respira libertad celebró Mingarro, que concluyó su discurso afirmando con orgullo: Yo soy abogado del Colegio de Abogados de Madrid destacar también la importancia de las contribuciones de los letrados de Madrid en las importantes reformas legislativas para la agilización de los procesos de la Nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley Integral contra la Violencia de Género o la implantación de los denominados juicios rápidos. En esta línea, la presidenta regional reafirmó el compromiso de su Gobierno de redoblar los esfuerzos para mejorar el funcionamiento de la Justicia madrileña tras apuntar que la Comunidad asume la mayor cargo de trabajo de toda España. Queremos una Justicia rápida, eficaz y de calidad para que represente mejor la salvaguarda de los derechos y libertades de los ciudadanos subrayó. Así, mencionó su empeño por levantar el llamado Campus de la Justicia, que será un espacio físico que integrará a todos los órganos jurisdiccionales de la región y que evitará el peregrinaje de los letrados y justiciables por las dispersas sedes actuales a lo largo y ancho de la capital Ayer tuvo lugar la jura de 25 nuevos letrados, la entrega de diplomas a abogados con 25 años en la profesión y a los más de 50 años colegiados. Nuevos estatutos: www. icam. es La presidenta explicó cómo los estatutos entregados ayer- -y aprobados por la Dirección General de Política Interior y Cooperación con el Estado- derogan los anteriores (1948) y facilitan la modernización y adaptación a los nuevos tiempos de la Abogacía Con ellos, explicó, se regulan aspectos tan importantes como la ordenación del ejercicio de la profesión, la representación exclusiva de la abogacía, la defensa de los derechos e intereses profesionales, o el control deontológico Asimismo se plantean de nuevo la defensa del estado social y democrático de derecho proclamado Cambio a futuro en la Constitución, así como la colaboración en el funcionamiento, promoción y mejora de la Administración añadió. Aguirre aprovechó la celebración de la onomástica de la Patrona de los Abogados para