Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Precampaña electoral s La guerra de los debates televisados JUEVES 13 s 12 s 2007 ABC Zapatero y Rajoy protagonizarán dos cara a cara antes de las elecciones Blanco y García Escudero quedan en negociar en los próximos días en qué cadenas de TV se celebran, el formato y si son en plena campaña electoral GABRIEL SANZ MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del PP, Mariano Rajoy, se enfrentarán en dos cara a cara en televisión antes de las elecciones del 9 de marzo, según acordaron ayer los coordinadores de campaña del PSOE, José Blanco, y PP, Pío García Escudero, en una primera toma de contacto para organizar los debates. Según la versión del PSOE, el acuerdo consiste en que el primero de los debates se celebre en la última semana de precampaña (del 18 al 22 de febrero) ó en la primera de campaña (25 al 29 de febrero) mientras que el segundo sería en la última semana de campaña (entre el 3 y el 7 de marzo) Sin embargo, según fuentes del PP, las posibilidades están más abiertas: que ambos debates sean durante la campaña oficial, uno en cada semana; o bien celebrar el primero inmediatamente antes de la campaña y el segundo durante la misma, sin mayores precisiones. Quedan por fijar, para futuras reuniones entre Blanco y García Escudero, en qué televisiones se celebrarán esos dos debates, el formato de los mismos y el temario. El acuerdo llega después de unas primeras escaramuzas verbales que inició Zapatero el pasado lunes en Cádiz, cuando retó a Rajoy a debatir en TV y a comparar los equipos de ambos con debates sectoriales de Solbes, De la Vega o Rubalcaba con sus homólogos en el PP. El líder popular replicó con una propuesta de tres debates en Antena 3, Telecinco y Cuatro, y no en TVE por creer que ésta es una televisión gubernamental El pacto sobre el número de debates fue fácil: entre el único que prefería el presidente del Gobierno y los tres planteados por Rajoy se ha llegado a la solución del término medio. Antes de la reunión entre Blanco y García Escudero, Rodríguez Zapatero había expresado que tres debates, como proponía Rajoy, le parecían excesivos, pues, a su juicio, podían llegar a cansar a los ciudadanos. Posteriormente, y en declaraciones en los pasillos del Congreso, el jefe del Ejecutivo se limitó a replicar al veto de Rajoy a TVE, con un: Yo voy a las TV públicas, a las privadas, a las dependientes y a las independientes Más agresivo se había mostrado Blanco, quien, antes de hablar con el coordinador de campaña del PP, Pío García Escudero convocó una rueda de prensa con el fin de criticar a Rajoy por poner condiciones previas Blanco le acusó de poner un cúmulo de pretextos, impedimentos, vetos, condiciones e imposiciones al reto lanzado por Zapatero. Para el secretario de Organización socialista era evidente que el PP no quiere debates, porque nunca los ha querido Los hechos le desmintieron. Por su parte, el grupo parlamentario de IU- ICV advirtió anoche que, si finalmente se acepta el modelo propuesto por Mariano Rajoy de realizar debates cara a cara en las televisiones privadas y no en TVE, presentará los pertinentes recursos ante la Junta Electoral Otro con los seis Central para salvaguardar la pluralidad de los mismos. La Junta había avalado la propuesta de debates en la pública, que además del cara a cara Zapatero- Rajoy ofrece otro debate con los seis cabezas de listas de las principales formaciones parlamentarias, entre ellos Llamazares. IU cree que no es de recibo que, para defender los debates, Rajoy se escude en los medios privados, los cuales- -recordó la coalición que dirige Llamazares- no tienen garantizado por ley el mismo pluralismo que rige para RTVE en su función esencial de servicio público A juicio de IU, el planteamiento del líder de los populares no sólo es un boicot en su línea de ataque permanente a un medio público como RTVE sino que, además, evidencia la añoranza de la televisión de partido Izquierda Unida recurrirá a la Junta Electoral para que salvaguarde la pluralidad ABC. es Vídeos y más información sobre la precampaña electoral y la estrategia de los partidos en abc. es Edurne Uriarte ARCHISABIDO s archisabido, dice Carme Chacón, que las posiciones de Bono son minoritarias en el PSOE como es igualmente archisabido que los socialistas están en las posiciones de Zapatero. El lógico entusiasmo de una ministra por el jefe de su Gobierno le hace confundir la po- E sición de los votantes del PSOE con la de su propio Gobierno. En cuanto a la pugna BonoZapatero por el aprecio de los socialistas, ambos líderes están más bien empatados. En el barómetro del CIS de enero de 2006, el último que incluye valoraciones de los dos, Bono recibe un 6,30 de los votantes socialistas por un 6,59 para Zapatero. Ahora bien, el aprecio nacionalista por Zapatero es notablemente mayor. Los de ERC le puntúan con un 6,04, mientras que suspenden a Bono con un miserable 3,13. Pero hay otro asunto que hace aún más cuestionable la archisapiencia popular mencionada por Chacón. Es más que dudoso que los propios votantes socialistas conozcan las posiciones de Zapatero. En ninguna materia, pero muy especialmente en materia nacionalista y antiterrorista. De Bono, se sabe que es un nacionalista español que podría pactar con el PP una reforma constitucional para el fortalecimiento del Estado y una recuperación del pacto antiterrorista. De Zapatero, los votantes socialistas no saben si aún sigue en el diálogo esperanzado con los nacionalistas o se ha transmutado en nacionalista, como el propio PSC de Chacón. Después de su cuarto rechazo a la petición del PP de retirar la moción para el diálogo con ETA, los votantes socialistas más bien archidesconocen que archisaben lo que se trae su líder entre manos. Aunque los medios de izquierda titularon ayer que el PP volvió a quedarse solo en la votación podrían haber titulado igualmente que el PSOE volvió a votar con los nacionalistas Porque el dato más importante de esa votación es que el PSOE no explicó su negativa a la retirada de la moción. Ni argumentos ni razones. Pero los nacionalistas sí los dieron. Para volver a intentar el diálogo con ETA. No es archisabido aún si la posición de Zapatero coincide con los nacionalistas o, simplemente, es la misma.