Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID MIÉRCOLES 12 s 12 s 2007 ABC Convocan huelga en el servicio de limpieza del Metro desde el lunes ABC MADRID. Cinco sindicatos- -UGT, CGT, USO, CNT y SUD- -han convocado desde el próximo lunes huelga indefinida en el servicio de limpieza de la red de Metro. A lo largo de la semana, mantendrán diversas reuniones con las empresas adjudicatarias del servicio (Clece, Valoriza, Eurolimp y Ferroser) para intentar buscar un acuerdo. Portavoces de UGT señalaron que las posiciones son muy distintas y observaron dificultades para alcanzar un pacto que frene la huelga. Los sindicatos mantendrán hoy una reunión en el Instituto Laboral, donde se fijarán los servicios mínimos. La plantilla de limpieza está compuesta por 1.500 personas, contratadas mayoritariamente por Clece (Dragados) y Valoriza (Sacyr Vallehermoso) Exigen la equiparación económica y social con independencia de la empresa en la que estén trabajando, así como en las subcontratas. También reclaman la implantación de 35 horas semanales, un plus de penosidad, peligrosidad y toxicidad del 20 del salario base y la conversión en indefinidos de los contratos, entre otras cuestiones. La última huelga en el sector de limpieza de Metro se produjo en junio de 2002 y tuvo una duración de diez días. Encendido del Janucá en la sede de la Comunidad Judía de Madrid JULIÁN DE DOMINGO Janucá, 2.200 años de fiesta La comunidad judía de Madrid celebra el último día de la festividad de las Luminarias. Se encendió un candelabro en la sede de la calle Balmes para conmemorar la restauración del culto hebreo en el Templo de Jerusalén, hace más de dos milenios POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO JULIAN DE DOMINGO MADRID. Es alegre, luminosa y divertida. Tiene 2.200 años de antigüedad y no celebra tanto la victoria militar de los judíos sobre los griegos en el año 160 antes de Jesucristo, sino la purificación y el restablecimiento del culto en el Templo de Jerusalén. Fiesta en estado puro. Su nombre: Janucá. Ayer culminaron ocho días de jolgorio para los judíos, entre ellos los 16.000 que residen en Madrid. Janucá Luminarias o Consagración) es, en realidad, el nombre del candelabro de nueve brazos (4 a la derecha, otros 4 a la izquierda y uno más alto en el medio) típico de la tradición judía. La fiesta se inició hace ocho días. Cada jornada se iba encendiendo una de las velas (o de los brazos) hasta que ayer, a modo de traca final, se encendió la última de esas velas. Ocurrió en plena vía pública, junto a la sede de la Comunidad Judía de Madrid, en el número 3 de la calle Balmes. Allí, el rabino Bendahan condujo el rito. Un Janucá de bronce dorado de más de un metro de alto quedó, ya iluminado, a la vista de todos los viandantes. Después, en el interior, los rezos, los discursos, la música y la gastronomía. De esta última, se dio buena cuenta de los buñuelos de viento sefardíes, las berlinesas sufganyot y las patatas fritas en pastel latkes una especialidad de los judíos alemanes y de la Europa del Este. Janucá es la fiesta más moderna del calendario hebreo. ¡Sólo tiene 2.200 años! explica Jacobo Israel Garzón, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España. Celebramos que Dios está detrás de todas las cosas y que interviene en la creación de todos los días. Por eso es alegre y divertida. Siempre lo hemos celebrado, pero creo que ha llegado la hora de darle una mayor proyección añade. Esta festividad recuerda los tiempos en los que Nicanor, un gobernador griego, introdujo en el Templo de Jerusalén la figura de Zeus. Hubo una guerra, entre judíos y griegos. Ganaron los primeros. Quedó restaurado el culto hebreo y, además, se produjo lo que se considera un milagro. Se cuenta que para conmemorar aquella victoria, había que encender, en cada casa, una lámpara con ocho candelas más una auxiliar, es decir, la Janucá. Para las candelas del candelabro del Templo de Jerusalén se usaba un aceite de oliva puro, guardado en jarritas especiales cuyo sello acreditaba su pureza. Pero los judíos advirtieron que sólo quedaba una jarrita sin profanar y que aquella exigua cantidad de aceite duraría un día. La sorpresa fue mayúscula cuando el candelabro se mantuvo encendido ocho días, el tiempo necesario para que los sacerdotes prepararan nuevas dosis de aceite. Las luces de Janucá, por tanto, sí hacen referencia a una victoria bélica pero, lo más importante, es su mensaje para no olvidar ni el milagro del aceite ni el momento en que quedó restaurado el culto judío en el Templo de Jerusalén. El fervor ha impregnado, los últimos ocho días, los hogares judíos. Janucá ha acabado. Otro vendrá. Seguro. El milagro del aceite Buñuelos y latkes Termina el conflicto laboral que afectó 12 días a la Justicia ABC MADRID. Los trabajadores de la administración de Justicia en la Comunidad de Madrid dieron ayer por finalizado el conflicto laboral que ha mantenido en huelga a la mayoría de los trabajadores 12 jornadas. Las movilizaciones han retrasado 12.000 actuaciones judiciales, según datos de los sindicatos y ha afectado, principalmente, a la actividad de la Audiencia de Madrid y al Registro Civil de la calle de Pradillo. CC. OO. STAJ y UGT llegaron a un acuerdo de cuatro años de vigencia con el vicepresidente segundo y consejero de Justicia, Alfredo Prada, que recoge una reducción de la tasa de temporalidad hasta un 6 la elaboración de un plan de ampliación de plantilla y una subida gradual de 450 euros. Fervor y luces En Madrid hay 16.000 judíos y cuentan con 7 sinagogas. La primera se creó en 1916, en la calle del Príncipe