Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 s 12 s 2007 La corrupción en España s El bailaor y el cerebro de la Malaya ESPAÑA 35 Roca, los polis corruptos y Farruquito Cantantes, nuevos ricos, empresarios, concejales, famosos... A la zambra del caso Malaya le venía faltando un buen zapateao que bien podría aportar el bailaor Farruquito, conectado- -según la Policía- -con dos agentes corruptos a sueldo de Roca POR J. M. C. MÁLAGA. Un informe de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal revela que el cerebro de la operación Malaya Juan Antonio Roca, pagó a dos policías implicados en el caso Farruquito por el que el cantaor flamenco fue condenado a tres años de cárcel. En aquella época, Farruquito era el profesor particular de baile de la hija de Roca y asistía, además, a muchos de las fiestas que organizaba el el cerebro de la trama de la Malayo en sus fincas. La Policía asegura que Roca realizó seis pagos entre mayo de 2004 y diciembre de 2005 a un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Bernardino R. M. con cantidades que oscilan entre los 2.000 y 10.000 euros, y un único pago a José Miguel A. H. en enero de 2005. Ambos agentes- -que ya están ya fuera del Cuerpo- -eran investigados por la Brigada de Asuntos Internos por un asunto de drogas, operación en la que una conversación telefónica permitió esclarecer el atropello mortal de un peatón. Dicha conversación era mantenida por el agente Bernardino R. M. y uno de los testaferros de Roca, Óscar Benavente, y en el transcurso de la misma el segundo proporcionaría una serie de directrices al objeto de que un tercero eludiera la acción de la justicia. cía y desempeñó funciones de jefe del Grupo III de Estupefacientes de la Udyco Costa del Sol hasta que en 1998 fue detenido acusado de dar cobertura a una red de tráfico de drogas en Marbella. Por esta causa fue condenado en 2003 por la Audiencia Provincial de Málaga a ocho años de prisión. Por su parte, José Miguel A. H. integró el grupo que comandaba Bernardino en la Comisaría Provincial de Málaga y en la actualidad está jubilado de la Policía Nacional a causa de una incapacidad psicológica. Fuentes de toda solvencia señalaron a ABC que el cantaor Juan Manuel Fernández Montoya, nombre real de Farruquito, fue el profesor particular de baile de la hija del ex asesor urbanístico de Marbella durante varios años. Durante este tiempo, el artista enseñó a la hija de Roca los secretos de ese arte, sobre todo los relacionados con distintos palos del flamenco. El cantaor condenado tras atropellar mortalmente a un peatón, ir sin carné y darse a la fuga, era un habitual de las fiestas y saraos que organizaba el malayo en las fincas que tenía en la provincia de Málaga y Cádiz, a la que asistían, entre otros, empresarios, políticos, toreros, cantantes, notarios y jueces no sólo de Málaga, sino de otras provincias españolas. A Farruquito le cayeron finalmente tres años de cárcel, dos por un delito de homicidio imprudente y otro más por omisión del deber de socorro. Además, se le condenó a indemnizar con 102.483 euros a la viuda de la víctima, María Ángeles Madero. Profe de flamenco Absueltos como encubridores Los dos agentes policiales y el mencionado Benavente fueron imputados en el caso Farruquito por un delito de encubrimiento, aunque finalmente fueron absueltos al declararse nulas las escuchas telefónicas efectuadas. Según los investigadores, los presuntos pagos del ex asesor urbanístico estarían asociados a la asistencia letrada necesitada por Benavente y Bernardino R. M. en este proceso judicial, que habría sido sufragada por Roca, quien además remuneró al policía con posterioridad en varias ocasiones. El informe revela además la Farruquito, durante el juicio en el que resultó condenado existencia de datos que indican que los dos agentes tenían una relación profesional de algún tipo con Juan Antonio Roca, dado que hay constancia de llamadas telefónicas suyas a la sede de Maras Asesores oficina en la que se hallaron los documentos sobre los supuestos pagos del ex asesor urbanístico a los policías. ABC En dicha documentación se encuentran reflejados cinco pagos a Bernadino R. M. entre mayo de 2004 y diciembre de 2005, cuya suma ascendería a 31.000 euros, y un pago compartido entre éste y José Miguel A. H. en enero de 2005 por valor de 7.500 euros. Bernardino R. M. fue inspector del Cuerpo Nacional de Poli-