Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA La corrupción en España s La operación Malaya MIÉRCOLES 12 s 12 s 2007 ABC Muere una mujer estrangulada por su bufanda, que se enrolló en una planchadora ABC CÓRDOBA. Una mujer de 50 años falleció ayer estrangulada por su propia bufanda, después de que un extremo de dicha prenda se quedara atrapado en el rodillo de una máquina planchadora de una lavandería industrial situada en Rivero de Posadas, una pedanía de localidad cordobesa de Posadas, donde estaba trabajando. Según informó el secretario de Salud Laboral de UGTCórdoba, Manuel Torralba, la víctima, D. B. trabajaba con una máquina denominada Calandra que se encarga de secar y planchar la ropa casi al mismo tiempo. Añadió que el accidente laboral es el primero que tiene como resultado el fallecimiento de una mujer en la provincia cordobesa y denunció que se produjo por las condiciones de precariedad en las que se encuentran los trabajadores de esta empresa Como consecuencia del frío que se padece en el interior de la nave industrial que alberga la lavandería, los trabajadores, que tienen contratos temporales por pocos meses o incluso por horas, o también con contratos por obra, vienen realizando su trabajo provistos de ropa de abrigo señaló. En el caso de la mujer fallecida, que deja dos hijos, nadie le advirtió del peligro de trabajar con la bufanda junto a esa máquina, quedando atrapada y acabando ahogada, sin que nadie pudiera evitarlo detalló el sindicalista. Torralba anunció que hoy se celebrará ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba la habitual concentración convocada por UGT y CC. OO. tras cada accidente laboral mortal y lamentó que no se adopten medidas de prevención. El Tribunal Superior andaluz procesa al juez Urquía por prevaricación También imputa a Roca, cerebro de la trama, y a una tercera persona por supuestos pagos al juez para que adquiriera una vivienda J. M. CAMACHO MÁLAGA. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha decidido continuar la causa abierta por los delitos de prevaricación y cohecho contra el juez Francisco Javier de Urquía, suspendido de forma provisional por el Consejo General del Poder Judicial, el cerebro de la trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, y un tercer imputado, Arnau F. A. Estas diligencias se iniciaron el pasado mes de julio al remitir el ex instructor del caso Malaya Miguel Ángel Torres, un informe policial y otro del fiscal, en los que se apuntaban presuntos pagos de Roca a De Urquía, supuestamente relacionados con la actuación profesional del juez y asesoramiento de éste para subsanar defectos procesales de una querella. El instructor del caso, Miguel Pasquau, entiende que, tras finalizar la investigación, lo pertinente no puede ser el sobreseimiento, ni definitivo, ni provisional, sino la continuación de la causa por los trámites del procedimiento abreviado respecto a los tres imputados. Así, añade, indiciariamente, a los dos delitos iniciales un tercero de asesoramiento accidental al servicio de un particular en asunto en el que había de resolver. El juez Urquiay los otros dos imputados han declarado ya en dos ocasiones por esta causa ante el TSJ de Andalucía. Muñoz recibe su cuarta condena por delito urbanístico El Juzgado de lo Penal número 7 de Málaga ha condenado al ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, por un nuevo delito urbanístico. Se trata de la cuarta condena que recibe el ex regidor marbellí en los últimos años. Las tres restantes son por los casos Banana Beach, Moansa y Proinsa. Además, tiene abierto casi un centenar de juicios por delitos contra la ordenación del territorio. El Tribunal ha condenado también al ex primer teniente de alcalde de Marbella, Pedro Román, y a cinco ex concejales gilistas, que formaron parte de la Corporación de 1997 y 1998, a penas de multa e inhabilitación por aprobar tres licencias ilegales para viviendas unifamiliares. El ex alcalde Román y los ex ediles Mario Jiménez y Marisa Alcalá aceptaron el pago de 9.000 euros de multa y a nueve años de inhabilitación, mientras Dolores Zurdo aceptó 6.300 euros y siete años de inhabilitación. El juez Francisco Javier de Urquía en la que solicitaba la medida cautelar de suspensión inmediata de la emisión. Aunque el día 15 el juez acordó incoar las diligencias y estimó la medida cautelar prevista, posteriormente, ese mismo día, anuló dicha resolución al no reunir la denuncia los requisitos exigidos. Fue entonces, según consta en el auto, cuando se produce una conversación entre Arnaud A. F. y Roca para informarle de que su amigo ABC Roca entregó dinero El instructor del caso asegura que existen indicios racionales para creer que Roca entregó cantidades de dinero a De Urquía en consideración a su condición o actuación como magistrado y que éste aceptó la dádiva y no descarta que fuera el propio juez el que la solicitara, una circunstancia que tendrá que ser valorada por las acusaciones y por la sala. Las cantidades de dinero a las que hace referencia el auto son 63.000 y 10.800 euros, que se supone entregó Roca a Arnaud F. A. para que éste se la entregase al juez que pagaría de este modo en B dicha cantidad, al formalizar el contrato de com- praventa de un piso que adquirió en la urbanización Azalea Beach- Fase III de Marbella. Roca actuaría así después de que en marzo de 2006 el juez De Urquía, en el ejercicio de sus funciones, favoreciera voluntariamente los intereses de una de las partes en un procedimiento, en concreto a Roca, a quien asesoró a través de Arnaud F. A. con la finalidad de conseguir el conocimiento de un asunto de especial relevancia como la suspensión de un programa informativo. El 14 de marzo de 2006, en el Juzgado de Instrucción 2 de Marbella, se recibió una denuncia de Roca contra el policía Cristóbal Toro Ortiz, por supuestos delitos contra la intimidad y el derecho a la propia imagen, por un programa de televisión que emitía Telemar, y El juez también asesoró a Juan Antonio Roca para subsanar defectos procesales de una querella el juez De Urquía, le había dicho que era necesario presentar una querella y una papeleta de conciliación. Por ello, fruto de la ayuda recibida por Roca y en agradecimiento de la misma, es por lo que, según Pasquau Liaño, cuando Roca tiene conocimiento por Arnaud F. A. de la intención de De Urquía de adquirir un inmueble, decide ofrecer la dádiva, que fue aceptada por éste El dinero, entiende el instructor, sale del despacho de las oficinas de Maras Asesores S. L. que fue quien medió con los compradores para formalizar el contrato. La coincidencia en las cantidades y las declaraciones de testigos hacen que el instructor no albergue duda alguna de que son entregas efectivas que Roca hizo a De Urquía.