Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La ofensiva etarra s La ilegalización de ANV MIÉRCOLES 12 s 12 s 2007 ABC El PSOE lamenta que el PP siga alimentando la confrontación entre demócratas con fines electoralistas diputado socialista Juan Luis Rascón tachó la propuesta del PP de tótum revolútum a modo de traca final de la legislatura, al tiempo que lamentó que el partido de Rajoy siga alimentando la confrontación entre demócratas con fines meramente electoralistas. El parlamentario socialista recalcó que el PP no ha querido cuentas con los demócratas en materia antiterrorista durante la legislatura, una actitud que es- -en su opinión- el peor servicio que se puede prestar a una sociedad y la peor manera de honrar a las víctimas del terrorismo. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, juzgó oportunista la iniciativa del PP, mientras Josep María Guinart, de CiU, criticó la postura de los populares porque una reforma del Código Penal debe abordarse siempre desde una base de consenso y no a golpe de proposición no de ley Georgina Oliva, de ERC, exhortó al PP a dejar de hacer el ridículo y Margarita Uría, del PNV rechazó la proposición por entender, entre otras cosas, que la no prescripción de los delitos de terrorismo vulnera el artículo 25 de la Constitución. El peor servicio Ignacio Astarloa, junto a Gonzalo Robles, en el momento de dirigirse a la tribuna de oradores de la Cámara Baja JULIÁN DE DOMINGO El permiso para negociar con ETA seguirá vivo en la próxima legislatura España acudirá a las urnas en marzo con el plácet del Congreso para negociar con ETA plenamente vigente por la negativa del PSOE a revocarlo J. L. LORENTE MADRID. Poco ha durado la pretendida unidad de los partidos políticos en la lucha contra ETA. Los grupos parlamentarios volvieron a escenificar ayer, ante el Pleno del Congreso, la profunda división que han mantenido durante toda la legislatura. Parece que de nada ha servido la reunión que celebraron las fuerzas políticas tras el atentado que costó la vida a los dos guardias civiles en el sur de Francia o la concentración a la que todos acudieron para repudiar la acción criminal. Ayer, en la Cámara Baja, se pudieron escuchar los mismos reproches de siempre. Por cuarta vez en los últimos meses, los socialistas y los partidos que les apoyan rechazaron una iniciativa en la que el PP instaba al Congreso a revocar la moción de diálogo con ETA, instar a la ilegalización del PCTV y ANV y que no prescriban los delitos de terrorismo. Lo que queda claro, tras la sesión de ayer, es que los españoles acudirán a las urnas- -y dará comienzo la próxima legislatura- -con la resolución del Congreso que permite negociar con la banda terrorista todavía viva. Durante el debate, el PP abogó por la unidad, pero sobre la base de su idea de la derrota de ETA. Los demás, por su parte, acusaron a los populares de utilizar la política antiterrorista con fines electorales. En una brillante intervención- -muy aplaudida por las bancadas populares- el portavoz del PP en la Comisión de Interior, Ignacio Astarloa, quiso dejar claro que, ante la proximidad del final de la legislatura, la de ayer era la última oportunidad de Rodríguez Zapatero para cerrar la puerta a la negociación con la banda y enviar un mensaje claro a los terroristas: Gane quien gane en las próximas elecciones generales, no habrá negociación posible con la banda. Ir a unas elecciones manteniendo esa puerta abierta será el peor balance de esta legislatura alertó Astarloa tras advertir de que la derrota de ETA reclamada en las manifestaciones unitarias de la semana pasada no puede acabar siendo una expresión retórica o vacía para salir del paso después del último atentado de ETA que costó la vida a dos guardias civiles. Según explicó, el objetivo del PP es la unidad, pero orientada a esa derrota de ETA, lo que exige medidas llenas de contenido como dejar claro que no se va a negociar nunca con los terroristas, que estos no pueden ser alcaldes ni concejales, ni financiarse con fondos públicos, y que la aplicación de la ley debe ser implacable, cerrando cualquier espacio de impunidad. Con diálogo no hay derrota, mientras que sin diálogo la derrota es segura resumió Astarloa. En contra de la iniciativa, el ABC. es Vídeo de la votación del Congreso para instar a la ilegalización de ANV y las Nekanes en abc. es Ángel Collado RECTIFICACIÓN DE CAMPAÑA ermina la octava legislatura, la de la negociación con ETA, y hubiera sido un contrasentido y un engaño echar el cierre con la revocación de la oferta pública de diálogo que el Congreso, con los votos de socialistas, nacionalistas e IU, hizo a la banda terrorista en 2005. Los aliados nacionalistas de Zapatero, fijos o eventuales, son muy sinceros: hay que de- T jar la puerta abierta al final dialogado de la violencia En cuanto Ternera Txeroki y sus pistoleros tengan a bien dejar de asesinar otra temporada, hay que volver al diálogo. Al fin y al cabo se trataría de liquidar el ordenamiento constitucional que ellos también quieren superar Anular la citada resolución de la Cámara sólo tendría sentido parlamentario en el caso de que Zapatero hubiera explicado lo ocurrido durante los últimos tres años o, al menos, rectificado motu proprio El Partido Popular sólo quería dejar evidencia en la Cámara de que el Gobierno no se arrepiente- -en público- -de nada, que el propósito de la enmienda lo deja al albur de las encuestas- -según vaya la precampaña- -y que, desde luego, Zapatero no está dispuesto a ha- cer penitencia en la oposición. Al jefe del Ejecutivo le vino bien el aval del Congreso para continuar las negociaciones con ETA que había abierto al poco de llegar a La Moncloa. Al mismo tiempo, marginaba a la oposición, el PP, con quien tenía firmado un pacto antiterrorista que le impedía precisamente los tratos políticos con la banda. Ahora no le conviene nada remover el asunto porque está en plena campaña de rectificación, pero ante la opinión pública, no ante el Congreso, donde tiene la mayoría con sus socios y aspira a mantenerla en marzo. Por una vez, los dos contentos: el PP porque deja en evidencia al Ejecutivo y el PSOE porque el PP se queda solo. Zapatero se guarda la baza de la ilegalización de ANV para su precampaña y deja la invitación a ETA sobre la mesa.