Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Fórmula 1 s El regreso del hijo pródigo MARTES 11 s 12 s 2007 ABC ¿Y el R 28, también campeón? La incógnita se cierne sobre el Renault de 2008, después del experimento fallido con el R 27 en el túnel de viento J. C. CARABIAS MADRID. La lógica de la F 1, donde todo se mide por conceptos matemáticos, decreta que un equipo que no ha ganado ninguna carrera en 2007 y sólo tiene un podio en ese tramo (Kovalainen, en Japón) no puede ser el gobernador de 2008. Renault ha naufragado esta temporada con el R 27 y habla de conquistar el próximo título con el R 28. ¿Es posible? La historia, sin embargo, dice que sí. Basta con echar la vista un año atrás. McLaren venía de una campaña seca en 2006, la primera sin triunfos en una década. Venía de ganar diez carreras en 2005 (siete de Raikkonen y tres de Montoya) Y qué decir de Renault, en cuyo palmarés lucían dos títulos mundiales (2005 y 2006) y se pasó 2007 en blanco, de comparsa en la pelea por las victorias. En ambos casos, la respuesta es Fernando Alonso, al decir de los sabios un prodigio en el diagnóstico de los problemas de los monoplazas. Con el español al mando, McLaren volvió a ganar y a concursar por el Mundial, que tuvo a tiro de piedra en Brasil. Sin él, Renault sufrió en el pelotón intermedio. La frustración se adivinó en Renault durante la última temporada. ¿Qué falló, al margen de la ausencia de Alonso? La teoría de su ingeniero jefe, Pat Symonds, descansa en la confianza sin límite que había en el equipo hacia el túnel de viento de la fábrica de Enstone, que este año no trasladó sus progresos milagrosos a las pistas del mundo. En la escudería nunca han acertado a explicar cómo es posible que todos los datos que aporta esta obra de la vanguardia de la ingeniería no se traslade posteriormente a los circuitos. Han concluido sus responsables técnicos que es como si los bancos de pruebas expresaran que el motor daba doscientos caballos de potencia y luego, en la competencia con los demás coches, sólo ofrecía cien caballos. La penosa adaptación a los neumáticos Bridgestone hizo el resto. Renault siempre fue el mejor cliente de Michelín, la marca francesa de gomas que se retiró el año pasado. Esa sociedad se rompió y el equipo de Flavio Briatore cayó en picado frente a sus competidores. Renault se rindió pasado el verano, justo cuando comenzaron las conversaciones para recuperar a Alonso. Bob Bell, su ex director técnico, dijo: Ha llegado el momento de centrar nuestros esfuerzos en 2008 Y en ese apartado han exprimido sus neuronas los ingenieros desde entonces. La adaptación del coche a los Bridgestone. Todos dicen saber lo que falló en 2007. Pat Symonds- -la mano derecha de Briatore- -sigue al frente del equipo y en 2008 ya se piensa que, por qué no, ¿otra vez campeón? El trabajo con los neumáticos Briatore, con Trulli, Button y un jovencísimo Alonso en 2002 REUTERS Renault ha pasado de conquistar el título a sólo conseguir un podio en 2007, con Kovalainen, en Japón Los ingenieros detectaron el fallo del coche en la incorrecta interpretación de datos del túnel de viento El equipo trabaja en la adaptación del futuro R 28, que se presentará en París el 31 de enero, a los Bridgestone Nelsinho Piquet s Segundo piloto del equipo Renault UN JOVEN TALENTO CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN Hijo del mítico tricampeón Nelson Piquet, este brasileño nacido en Alemania tiene madera de campeón, y auguran que Alonso se encontrará con un nuevo Hamilton POR E. YUNTA BARCELONA. Otro debutante compartiendo box con Fernando Alonso. El Hamilton del curso 2008 es brasileño y su apellido induce a pensar en un piloto de los buenos. Se llama Nelson Angelo Piquet y es hijo del tricampeón Nelson Piquet, un arma de doble filo por las inevitables comparaciones que puede conllevar. Nacido el 25 de julio de 1985 en Heidelberg (Alemania) día de San Cristóbal (patrón de los conductores) ha llevado una que Frank Williams se decidiera por Nico Rosberg para su equipo tras haber probado a ambos pilotos. Briatore, siempre atento con los pequeños detalles, le ha cuidado como a un hijo y, como con Alonso en su día, le ha forjado como probador para que no se contagiase del turbio y deslumbrante mundo de la Fórmula 1. Una carrera alentadora carrera teledirigida por su progenitor que llegó incluso a crear una escudería, Piquet Sports, para que su ascenso fuese más fácil si cabe. Nelson padre optó por dejar la tutela de su hijo en manos de Flavio Briatore, después de Nelsinho tiene madera de campeón. Como la gran mayoría de los pilotos titulares de la parrilla, dio sus primeros acelerones al volante de un kart con ocho años. Desde entonces, está acostumbrado a ganar. Tricampeón en su país, aún sigue vigente su récord de victorias y poles. También se llevó la F- 3 suramericana, en 2002, y la prestigiosa F- 3 británica dos años después. Su llegada a la GP 2 la compaginó con la A 1 GP y en 2006 luchó a cara descubierta con Lewis Hamilton por un título que se llevó el británico, quien ganó sólo una carrera más que Piquet. Con apenas 22 años, Nelson es un tipo al que le gusta cuidar su físico. Melena al viento, se pasea por el paddock siendo uno de los preferidos entre el público femenino, que lo hay. Comparte afición con Alonso y se pasa horas jugando a la videoconsola o visualizando películas en su ordenador portátil. De lo contrario, se relaja con la música electrónica o viendo a su Sao Paulo del alma, club del que se declara ferviente seguidor. Para saciar sus antojos se apunta a la moda del sushi, su comida preferida. Con su padre como principal mentor, Nelsinho tiene otro as en la manga. La presumible llegada del multimillonario mexicano Carlos Slim, uno de los más ricos del mundo según Forbes, a Renault como patrocinador refuerza todavía más la posición del joven piloto. Slim, dueño de la empresa Telmex y cuya fortuna ronda los 60.000 millones de euros, lo puso como una petición innegociable para su desembarco en la Fórmula 1.