Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11- -12- -2007 Los ordenadores portátiles serán mejorados, pero ya no bajarán de precio Arimasa Naitoh s Vicepresidente de Innovación de Lenovo 85 La deforestación de los bosques supone más del 20 de las emisiones de CO 2 a nivel global El compromiso para reducir emisiones es la manzana de la discordia en Bali Numerosas delegaciones y organizaciones ecologistas apuntan a EE. UU. Canadá y Japón como principales responsables del bloqueo de las negociaciones A. ACOSTA BALI. Corre la voz entre las delegaciones de buena parte de los 190 países reunidos en la Cumbre del Clima, en Bali, de que menudean las presiones para renunciar al proyecto de reducir las emisiones contaminantes de aquí a 2020. Uno de los objetivos fundamentales de esta cita es lograr su recorte entre un 25 y un 40 pero los negociadores estadounidenses encabezan el rechazo a comprometerse a cualquier plan que obligue a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El jefe de la delegación enviada por Washington, Harlan Watson, explicó que, si se eliminan los compromisos de reducción de emisiones del texto final, será mucho más fácil un acuerdo que incluya a todos los países El borrador de la cita, que debe poner el colofón a dos años de intensas negociaciones para frenar el cambio climático, incluye esos márgenes de reducción, pero nada garantiza que vaya a ser suscrito. En este sentido, Greenpeace alertó ayer, por medio de un comunicado, de que los gobiernos de Canadá y Japón secundan la postura estadounidense y planean bloquear las negociaciones. La organización ecologista asegura haber obtenido una copia de la estrategia política canadiense, con una táctica deliberada para bloquear la negociación... Japón parece tener una táctica semejante dijo Greenpeace. Precisamente hoy, cuando el protocolo de Kioto cumple una década de andadura, nadie puede asegurar en Bali que vaya a tener una prolongación consensuada una vez que expire su validez, en 2012. Pese a los buenos deseos expresados por el presidente del Panel para el Cambio Climático, Rajendra Pachauri, mientras recibía en Oslo su Nobel de la Paz, sobre su confianza en el éxito de la cita de Bali; y pese a las advertencias grandilocuentes de su compañero de galardón, el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, llamando a la responsabilidad a sus propios compatriotas y a los chinos como máximos contaminadores del planeta, no parece que las negociaciones apunten a un final fácil. Para acabar de oscurecer el panorama, entre los rumores de bloqueos y maniobras torticeras por parte de algunos grandes, los países más pobres elevaron ayer sus voces para acusar a los industrializados de incumplir los compromisos adquiridos en materia de transferencia de tecnologías, tal vez el arma principal para combatir el cambio climático. Éste es uno de los pilares fundamentales debatidos en Bali, junto con los mecanismos de mitigación, la adaptación al cambio climático y los correspondientes mecanismos de financiación. nung Leuser- -donde España, junto con la Unesco y la Agencia Española de Cooperación Internacional, desarrolla un proyecto para conservar las poblaciones de orangutanes- -horas antes de viajar a Bali para incorporarse a las negociaciones de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático. Precisamente en esa reunión se intentará buscar incentivos para evitar la deforestación, que provoca un gran aumento de los índices de CO 2 a nivel global. Frente a lo perversos que pueden ser los biocombustibles, la Unión Europea ya está tomando medidas y prepara una directiva que fijará la exigencia de un certificado de origen de los biocarburantes, una especie de sello de calidad que respalde que no proceden de bosques talados sin control. En Indonesia, la tarea no es tan fácil. Sólo en los últimos diez años, en Kalimantan (Borneo) se ha acabado con 10 millones de hectáreas de bosques húmedos, según explica Koen Meyers, técnico de la Unesco. Unos bosques que como en el caso de Sumatra encierran una riqueza biológica sin parangón; por eso, Indonesia es considerado uno de los países megadiversos compitiendo estrechamente con Brasil y el Congo. Y estos bosques son los que permiten sobrevivir al orangután de Sumatra. En toda la isla hay unos 6.000 individuos, de los que unos 4.000 viven en el parque de Gunung Leuser, a razón de entre 7 y 10 individuos por kilómetro cuadrado. No fue difícil verlos sobre nuestras cabezas, jugando entre las lianas, en nuestro paseo por el interior de esta reserva, pulmón verde de Indonesia. Pero su hábitat va menguando y les pone más al alcance de su depredador natural, el tigre, del que quedan en Sumatra 500 ejemplares. Por ahora, las nuevas presiones creadas por el tsumani y la tala ilegal en busca de biocombustibles amenazan con ser su puntilla. Una década de Kioto Bosques sin parangón Los países en desarrollo acusan a Occidente de incumplir sus compromisos Más información en: http: www. unfccc. int AFP Más datos del parque de Gunung Leuser: http: www. geocities. com rainfores t 4466 leuser 1. htmwww. unfccc. int Estados Unidos y China serán responsables ante la Historia Rajendra Pachauri, presidente del Panel para el Cambio Climático, y el ex vice presidente de EE. UU. Al Gore recibieron ayer en el Ayuntamiento de Oslo su compartido Nobel de la Paz por su lucha contra el cambio climático, en un acto paralelo a la ceremonia celebrada en Estocolmo. Gore señaló que Estados Unidos y China responderán ante la Historia por su actitud y Pachauri llamó a los gobernantes a escuchar la voz de la ciencia