Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 11 s 12 s 2007 ABC España se moviliza contra los piratas Mañana se reúnen en Valencia los expertos que pondrán en marcha el Plan de Protección de Arqueología Submarina, que deberá salvar grandes dificultades aún en un país de Autonomías y ambiguas competencias POR JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. El Gobierno lo tiene por fin claro, y tras el impulso del Consejo de Ministros, mañana se reúnen en Valencia los expertos llamados a poner en marcha el Plan Nacional de Protección de la Arqueología Submarina. Pero las aguas de los arqueólogos españoles se mueven aún turbias y agitadas. En un país en precampaña será un alarde satisfacer a todas las Autonomías. Los cazatesoros de Odyssey han estado toreando a las distintas autoridades españolas durante años, aprovechándose de las contradicciones y ambigüedades competenciales de nuestro sistema jurídico, hasta lograr exportar, con nocturnidad- -y alegría- el famoso tesoro desde el aeropuerto de Gibraltar. Tal vez nunca se sepa toda la verdad sobre el origen del pecio. Por eso los expertos- -como los de Nerea, que fueron los pioneros en el difícil papel de denunciar una y otra vez a Odyssey- -dicen que hace falta una nueva ley y tolerancia cero con los cazatesoros. Odyssey pone el foco sobre un guirigai de competencias. La trasferencia autonómica en materia arqueológica está completada. Y el dominio estatal sobre las aguas tiene tantas opiniones como expertos. Sin embargo la Constitución y la Ley de Patrimonio son muy claras. La primera dice en su artículo 149.1.28 que la defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades autónomas Por su parte la ley de Patrimonio advierte en su artículo 4- -que parece escrito pensando en el caso Odyssey- Se entiende por expoliación toda acción u omisión que ponga en peligro de pérdida o destrucción todos o alguno de los valores de los bienes que integran el Patrimonio Histórico Español, o perturbe Tolerancia cero: una nueva ley. El registro de los barcos de Odyssey fue un punto de inflexión para lograr la tolerancia cero contra los cazatesoros en aguas españolas REUTERS el cumplimiento de su función social. En tales casos la Administración del Estado, con independencia de las competencias que correspondan a las Comunidades Autónomas, en cualquier momento, podrá interesar del departamento competente del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma correspondiente la adopción con urgencia de las medidas conducentes a evitar la expoliación. Sin embargo, las cosas no son diáfanas y existen muchos acuerdos que contradicen lo dicho, porque las Autonomías son celosas guardianas de sus competencias. Expertos consultados por ABC, entre ellos el prestigioso arqueólogo catalán Xavier Nieto, indicaban ayer que no se puede desarrollar un plan hasta que no se haga una ley de nueva planta para regular la arqueología submarina. El Ministerio puede coordinar pero no imponer decía, y exigía un ejercicio de responsabilidad a las Administraciones públicas para que se acepte de quién son las competencias en cada caso para realizar las actuaciones y se pongan bases legales. Cumpliendo la convención de Unesco y con la nueva ley, las Autonomías se coordinarán solas Es una visión que otros expertos califican de utópica, sobre todo con lo que ha pasado en nuestras costas ante nuestros ojos recientemente. Maremágnum político, a escena. Las carencias. Odyssey hace necesario actuar rápido. Cuando estalló el escándalo, Andalucía, Exteriores y Cultura no sabían qué parte les tocaba. Desde las autonomías más reividicativas se duda de la efectividad de medidas urgentes, y se preguntan si es caro, quién forma a los arqueólogos, quién y cómo se encarga de proteger el patrimonio y un sin fin de cuestiones que parecen bizantinas ante la realidad del posible expolio del Black Swan Investigación. Es el pilar básico de todo plan, su cimiento. Los centros de investigación planificarían la estrategia de inter- vención científica y lucha contra cazatesoros. Pero España suspende en sus cimientos, porque, por ejemplo, la cornisa Cantábrica carece de un sólo centro arqueológico. El catalán, el mejor dotado de España, tiene dos arqueólogos para 550 km. de costa que ya hicieron su carta arqueológica y tienen un barco propio, el Tethis. El litoral andaluz está bastante peor preparado- -y Odyssey se jactó de haber localizado 417 naufragios en su pequeña zona de actuación y en pocos meses. cializada que, al menos, compita con la de los cazatesoros. España tiene su límite de actuación en 300 metros de profundidad actualmente, y sólo ha excavado los pecios de Culip y el de Mazarrón (ni hablar de Trafalgar, Rande y las mil batallas que quedan por documentar) En Europa nos llevan años de adelanto. Competencias. El escándalo Intervención. Es el segundo pa- so y requiere la inversión de fondos para maquinaria espe- La actuación del Gobierno en el caso Odyssey vuelve hoy al Congreso MADRID. La Comisión de Cultura del Congreso tratará hoy el escándalo Odyssey. La diputada del PP, Beatriz Rodríguez- Salmones preguntará al Ministerio de Cultura qué acciones concretas se han llevado desde que se conoció el posible expolio. La portavoz popular se mostró ayer extrañada, en declaraciones a ABC, de que se hable de poner en marcha un plan que deberá sustanciarse, pero no se haya puesto aún ni una denuncia, que nos hayamos limitado a personarnos en un litigio civil en un tribunal de EE. UU. Sobre el acierto de esta política, indicó que las informaciones publicadas por este diario ayer, relativas a que los tribunales protegen con secreto sumarial a los cazatesoros, que podrían estar expoliando galeones españoles, no hacen sino echar sombras sobre nuestra presencia en ese tipo de litigios. En concreto, la diputada se mostró decepcionada: Nos birlan el pecio y nos ponen al juez elegido por ellos. Y ahora van a hacer un plan los mismos que no han hecho nada durante meses nocer el pasado, objeto de toda investigación arqueológica, mucho más allá de la fiebre submarina del oro. Publicaciones donde los expertos pongan en valor su trabajo, museos que se lo cuenten a los ciudadanos, y conciencia de la importancia de este patrimonio histórico. Como resultado se implicaría más a la sociedad civil. na, robótica autónoma, submarinos, y con el tiempo un barco especializado en arqueología. Un plan para 25 años con resultados también de interés geoestratégico. Caro y difícil, pero no imposible para un Estado de la UE, primera potencia mundial en pecios. Divulgación, Museología, Publicaciones. Tres patas para dar a co- Tecnología. Geofísica submari- Medidas electrónicas. VYAMS- AT es la vigilancia de yacimientos vía satélite que ya se nombra en el plan del Ministerio. Una vez más, Nerea Arqueología, junto a la Universidad de Málaga, llevan la delantera en este punto en España.