Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 11- -12- -2007 ABC El Dos de Mayo es la tragedia de la inteligencia, el enfrentamiento entre la víscera y la razón Arturo Pérez- Reverte s Novelista En Un día de cólera (Alfaguara) relata uno de los sucesos más manipulados de nuestra historia sin la fanfarria patriotera del nacionalismo, y con una inmensa piedad por los actores anónimos, salvajes y reaccionarios, a los que devuelve su nombre y apellido POR TULIO DEMICHELI FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Arturo Pérez- Reverte ha construido esta novela como un gran friso documental, recuperando, quizá, aquella tradición literaria de los cronistas de Indias y de las cartas de relación, pero también otrostextos más modernos, como El año de la peste, de Daniel Defoe, que era una ficción presentada como documento, o los libros que John Reed escribió de las revoluciones mexicana y soviética. Cada novela tiene un planteamiento narrativo a resolver, y a ésta decidí darle forma de novela documental, además, porque todo el material es auténtico. Y eso me permitía mantener la distancia, yo quería alejarme -Unos y otros se han ido apropiando de esa fecha desde el día siguiente. Para Fernando VII y los absolutistas, los madrileños se levantaron por el Rey y por España. Para los liberales, se quitaron las cadenas. Los carlistas acuñarán su ¡Por Dios, por la Patria y por el Rey! Para la I República lo importante fueron las Juntas y el pueblo. Para la Restauración, los héroes y la defensa de la Patria. Para la II República, el ¡No pasarán! como en Monteleón... Realmente nos une a todos pero, como siempre, los españoles la hemos utilizado para desunirnos. Y ahora, con el Bicenetenario, ya verá como los hunos van a ir a una cosa, y los hotros, a otra. Pero lo que yo quería contar era la historia de le gente y no la de la gesta. a las víctimas, para reclamarlas había que presentar dos testigos. Por tales documentos no sólo sabemos cómo ocurrieron los hechos, sino que conocemos a los 409 muertos y a los 160 heridos. He querido devolverles su nombre, apellido, edad y profesión. tiheroico, porque esa visión de una turba acuchillando franceses no coincidía con las patrióticas tesis oficiales. -Alejarse... ¿de qué? -A combatir de verdad en la calle, con armas, bien pocos, no más de tres o cuatro mil. La gente salió porque los franceses le estaba tocando los cojones, algo que no se podía hacer entonces, ni ahora: este país es muy peligroso. Ése fue el gran error de Napoleón. Lo asombroso es que esa gente carente de orientación y disciplina, sin preparación alguna, se echa a la calle y monta la que monta. Cuando miras los grabados de Goya, te das cuenta de que allí no se ven buenos ni malos. Sus cuadros y grabados no fueron aceptados hasta mucho después, porque era un pintor políticamente incorrecto. Fue desplazado por ese tratamiento an- -Pero no se arruga ante los tópicos. Ni fueron tantos, ni sus ideales muy elevados. -Usted apenas repara en Manolita Malasaña, que a fuerza de legendaria es tan desconocida que ni siquiera su nombre es seguro. -Hay dos versiones de la muerte y las dos son plausibles. Una, de una tía suya; y otra, de un capitán que estaba en Monteleón. Se sabe que murió cerca de allí, pero no si fue fusilada en la calle o si murió combatiendo con su padre en el parque. -En la Puerta de Toledo salieron a parar caballos de dos metros con navajas, chuzos y sartenes. Y contienen la primera oleada de caballería pesada, es la segunda la que los rebasa. Eran mujeres y niños, pero ¡qué mujeres! Venían de los barrios más duros de Madrid, la puta más chula, la pescadera, la carnicera, gente muy brava. -Entre ese gentío, destacaron las mujeres y los niños... -Es rigurosamente histórica. María Beano, viuda de militar a la que Pedro Velarde visitaba todos los días, se pone la mantilla y la matan en la calle camino de Monteleón, donde él luchaba. Eso va a Misa. -Otra mujer de su novela parece de ficción, María Beano. -Una historia de amor loco ¿Y Ramona García Sánchez? -Existió, aunque su flirtreo con Luis Daoíz durante el combate, con esa chulería castiza, eso sí me lo he inventado yo. -Usted muestra a un pueblo abandonado por todos. La verdad es que el pueblo no se echó a la calle a defender la libertad, sino la más oscura tradición Lo que yo quería contar en esta novela era la historia de la gente y no la de la gesta -Y sacarla del anonimato. -Claro. Como Fernando VII prometió dar compensaciones -Ni siquiera había Rey, se fue a Bayona; el Ejército está ausente, los políticos de la Junta de Gobierno miran a otro lado. El pueblo estaba huérfano. Hay que ver el espectáculo de las abdicaciones en Aranjuez y en Bayona para darse cuenta de que aquélla era la familia real más vil de toda Europa. La Iglesia, por su parte, también tuvo un comportamiento infame- -sí, póngalo así- -como se comprueba en las cartas del Consejo de la Inquisición y del obispo de Guadix, donde se decía que Arturo Pérez- Reverte, autor de Un día de cólera