Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 s 12 s 2007 MADRID 59 TENDENCIAS Rafael Puyol Fundación Instituto de Empresa VOLVERAN LAS OBSCURAS GOLONDRINAS nuestros hogares sus niños a colgar. Déjenme que justifique esta paráfrasis del verso de Bécquer. Entre los años 1957 y 1977 tuvimos en España un verdadero baby boom Nacieron por entonces alrededor de 640.000 niños anuales que dieron un volumen total para el periodo de 14 millones de nuevos habitantes. Esas generaciones, que suponen casi un tercio de la población actual, han tenido un decisivo protagonismo en la evolución reciente de nuestra sociedad. Inundaron las aulas escolares y universitarias evidenciando las carencias del sistema educativo. Desembarcaron en un mercado laboral que no estaba preparado para acogerlos. Y llegarán a la jubilación desde la segunda década del siglo XXI poniendo seriamente a prueba nuestro sistema de pensiones. Después de la abundancia vino la penuria. Los nacimientos cayeron a 365.000 en 1998. Por entonces llegamos a tener una de las tasas de fecundidad más bajas del mundo (1,2 hijos por mujer) muy lejos del umbral necesario para renovar las generaciones. Y de repente, en este escenario de escasez, la natalidad ha reinvertido la tendencia. Desde 1998 a 2006 los alumbramientos crecieron en 116.000 niños de los que más de la mitad han tenido madre extranjera. Sólo en el 2006 hubo casi 80.000 nacimientos de madre foránea (16,4 Las cigüeñas que los han traído a este mundo ya no son sólo blancas. Las hay cobrizas, negras, amarillas y de colores intermedios que enriquecen cada día más el mosaico étnico de nuestras natalidad. Pero, una vez más, la recuperación, por bienvenida que sea, solo va a permitir aliviar nuestra indigencia reproductora. Nunca vamos a ser lo que fuimos, pero deberíamos aspirar a mejorar un poco más. La inmigración va a ayudar, porque en los últimos años han llegado muchas mujeres extranjeras. Pero las madres españolas no van a ir a la recherche du temps perdu si no tienen los alicientes laborales y financieros necesarios. Y no me refiero al cheque bebé que en este contexto desempeña sólo una ayuda simbólica. ...de El Nacimiento de la Real Casa de Correos, el más grande de la ciudad, ha sido realizado por la Asociación de Belenistas de Madrid A Belén, madrileños Más de 400 figuras de barro cocido y un centenar de edificaciones a escala dan vida al Nacimiento que, un año más, la Asociación de Belenistas ha levantado en la Real Casa de Correos. Sin embargo, aún habrá que esperar a Nochebuena para admirar al Niño Jesús... POR MABEL AMADO FOTO: SIGEFREDO MADRID. Abuelos con sus nietos más pequeños, estudiantes, amas de casa, jubilados, turistas y hasta vecinos en plenas compras navideñas. Todos ellos consiguieron encontrar un hueco en sus obligaciones para ser los primeros en visitar el tradicional Belén que de nuevo ha levantado en el patio de la Real Casa de Correos la Asociación de Belenistas de Madrid. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, tampoco quiso faltar a esta cita con la Navidad y, entre visita y presentación, inauguró ayer esta gran instalación que estará expuesta al público, gratuitamente, hasta el 8 de enero en horario ininterrumpido de 10.00 a 21.00 horas. Como la mayoría del público confirmaba ayer, este año la representación es aún mayor. Exactamente, cuenta con más de 400 figuras- -realizadas a mano- -y un centenar de edificaciones manufacturadas a diversa escala que ocupan una superficie de 150 metros cuadrados. Además, como novedad este año, la gran maqueta se enriquece con una colección de ocho dioramas representativos de pasajes desde el Nacimiento de Jesucristo hasta la escenificación del Evangelio que narra el Niño Jesús entre los doctores del Templo. Todos ellos han sido realizados por diversos maestros belenistas de la Asociación madrileña, que ayer también aprovecharon la ocasión para admirar el conjunto ya completamente terminado. Fidel Segovia, su vicepresidente, ejerció ayer de guía para Esperanza Aguirre, quien mostró interés por varias de las figuras que adornaban las escenas cotidianas del pueblo de Belén. Especialmente fueron las lavanderas- -y la ropa tendida- -las que más detuvieron su visita. Quizá no pudo evitar recordar la divertida confusión de hace unos años que llevó a recubrir toda la maqueta con una bandera española. Sin embargo, lo que la presidenta entonces requería eran lavanderas Recorriendo este Nacimiento no dudó en preguntar a los numerosos visitantes su opinión. Y esbozó más de una sonrisa cuando le comentaban que me gusta más este Belén que el del Ayuntamiento Sin embargo, Aguirre tuvo que expresar su desagrado por el tamaño de la figura del Niño Jesús. Por ello, no volverá a estar expuesto hasta el día de Nochebuena, momento en el que nacerá y se exhibirá en el portal otra figura más acorde con la imagen de un recién nacido, según confirmó el propio Segovia. El resto de las figuras que componen este Belén han sido realizadas artesanalmente con gran detalle, a mano, en barro cocido, y policromadas una a una. Todas ellas son obra del imaginero belenista José Luis Mayo Lebrija, asesor artístico de la Asociación, y dan vida a diferentes escenas basadas en los pasajes bíblicos del Nuevo Testamento. Así, destacan las figuras de la Natividad y la Anunciación a María, el castillo de Herodes y una cabalgata de los Reyes Magos como símbolo de la Epifanía del Señor, además de las novedades de este año: la gruta de la Natividad, que ocupa la parte central del Belén, y dos ríos- -uno más que en 2006- Para dar vida a este detallista Nacimiento han sido necesarias 2.500 horas de trabajo y la participación altruista de 45 personas de edades comprendidas entre los 5 y los 70 años. Este fue uno de los detalles que Aguirre comentó al más pequeño de los visitantes, Hugo, un niño que ayer acudió con su abuela y su bisabuela a visitar el Belén. Para su asombro, parte del recorrido lo realizó en brazos de la propia presidenta madrileña... Mejor que el municipal Dos mil quinientas horas Esperanza Aguirre ordena retirar la figura del Niño Jesús por su excesivo tamaño Demasiado grande, con los ojos cerrados, las cejas pintadas y pelo muy negro. Así era la figura del Niño Jesús que la Asociación de Belenistas de Madrid había situado en el Belén de la Real Casa de Correos y que no gustó, nada, a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que ordenó su retirada. Además, Aguirre prefería dar una lectura histórica del Nacimiento, por lo que la figura, más pequeña, volverá a la escena el día de Navidad, cuando ya haya nacido. Y no antes.