Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 11 s 12 s 2007 ABC Ningún ex presidente argentino en la toma de posesión de Cristina Fernández La primera mujer en recibir la jefatura del Estado de su marido anunció en su discurso de investidura que se inspirará en el ejemplo de Eva Perón CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Ayer, por primera vez en la historia de Argentina, una mujer alcanzó la Presidencia fruto de su victoria en las urnas. También ayer, por primera vez en la historia democrática del mundo una mujer recibió la jefatura del Estado de manos de su marido. Esa mujer es Cristina Fernández, abogado peronista de 54 años, esposa de Néstor Kirchner, hasta ayer senadora y durante los próximos cuatro años la persona más poderosa del país. CFK, siglas por las que se identifica a la hoy presidenta, inauguró su mandato con un discurso de tono conciliador en el que reivindicó la gestión de su marido que recordó como un proyecto compartido que continúa. En su intervención, la nueva mandataria anunció reformas en el poder judicial, se comprometió a recuperar la institucionalidad mantener un diálogo fluido con el Congreso así como a prestarse a discusiones y a debatir sin agravios los asuntos de Estado. Dicho esto, se ocupó de aclarar que para lograrlo había que tener memoria histórica para recordar quién es quién y qué hacía en el pasado, única manera de poder tener legitimidad para plantear propuestas Una de cal y otra arena, esa fue la tónica general de un discurso donde coincidió con el de la inauguración presidencial de su marido- -el 25 de mayo del 2003- -en atacar al Fondo Monetario Internacional, arremeter contra los años 90 y la política del ajuste permanente y reivindicar el sueño de los 70. Lo resumió en una de sus frases favoritas y más repetidas: Antes pensábamos que podíamos cambiar el mundo, ahora nos conformamos con cambiar Argentina Con el orgullo de haber ganado con el 45 por ciento de los votos, la presidenta le recordó a su marido que eran el doble de los que él obtuvo y que asumió la Presidencia con más desocupados que votos Asimismo, anunció que se meterá de llenó en una reforma tributaria, para que no haya ningún argentino que no pague impuestos Su oferta de diálogo con los partidos y el Congreso, donde tiene mayoría absoluta en ambas Cámaras, cayó en saco roto en una oposición que ha reclamado precisamente eso durante toda la gestión del Gobierno Kirchner. La ausencia de la totalidad de los presidentes elegidos democráticamente en la ceremonia de traspaso de mando no era casual. Ni uno sólo estuvo presente. Ni Raúl Alfonsín, ni Carlos Menem, ni Fernando de la Rúa ni Eduardo Duhalde. Todos ellos severos críticos de una Administración que ayer, al menos sobre el papel, se despidió del poder. A efectos reales, todavía está por demostrarse ya que prácticamente la totalidad de los ministros conservan sus puestos y el presidente saliente lo hará únicamente de su despacho. Vestida de blanco, mi color favorito como le confesó la presidenta a Olga Wornat, autora del libro Reina Cristina la jefa del Estado abordó la totalidad de los asuntos internos que preocupan a Argentina. En materia internacional, además de reclamar la liberación de Ingrid Betancourt, Cristina Fernández Kirchner volvió a reivindicar la soberanía de las islas Malvinas y dirigió un mensaje de cordialidad al presidente de Uruguay. Agradeció la presencia en el acto de traspaso de mando de Tabaré Vázquez y le garantizó que de ella no saldrá un solo gesto que profundice las diferencias que tenemos Pero también añadió: La situación que atravesamos no nos es imputable La hasta ayer senadora, se refería al enfrentamiento que mantienen ambos países por la instalación de una planta de celulosa en la orilla del río uruguayo que divide ambos países. Otra diferencia del discurso que pronunció Fernández Kirchner con el de su marido el día de su investidura fue su mención a las Fuerzas Armadas. Se comprometió a recuperar la dignidad de la institución y separar el grano del trigo para que los argentinos podamos volver a mirarnos a las caras Poco antes de dar por cerrado una intervención prácticamente aprendida de memoria, donde volvió a demostrar sus dotes como oradora, Cristina, al borde de las lágrimas, garantizó que su gestión estará inspirada en el ejemplo de Eva que no pudo... Tal vez ella lo merecía más que yo la Presidencia y en el ejemplo de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. Clamor unánime en favor de la liberación de la colombiana Ingrid Betancourt C. C. BUENOS AIRES. Buenos Aires se convirtió ayer en una cumbre de presidentes dispuestos a unir su voz para reclamar la liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) La presidenta Cristina Fernández, aprovechó su primer discurso oficial para proclamar: Colaboremos en la negociación Álvaro Uribe protagonizó una ronda de entrevistas con buena parte de los mandatarios presentes para solicitar su colaboración. Asimismo, mantuvo un encuentro con el primer ministro francés, Fillon, quien a su vez realiza gestiones por encargo de Sarkozy. También el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se manifestó dispuesto a prestar nuestros buenos oficios si podemos colaborar y Lula da Silva despachó con Uribe para buscar algún mecanismo que permita resolver el problema. El único que quedó al margen fue Hugo Chávez. Advertencia al Ejército Adiós relativo ABC. es Vídeo de la toma de posesión de Cristina Fernández de Kirchner en abc. es internacional Más desocupados que votos REUTERS Fujimori sufre una crisis de hipertensión en la primera jornada del juicio El ex presidente peruano Alberto Fujimori sufrió ayer una crisis de hipertensión que obligó al Tribunal Supremo a postergar hasta mañana el proceso que se le sigue en Lima por violaciones a los derechos humanos. El médico de Fujimori informó al tribunal de que el ex gobernante sufrió la crisis en el descanso de la primera audiencia. En la imagen, Fujimori durante un arrebato de cólera contra los periodistas que siguen el juicio