Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Política exterior s Las provocaciones de Chávez MARTES 11 s 12 s 2007 ABC Antonio García Barbeito COCHES DE HOY as carreteras de hoy no son las de ayer, y tampoco son los mismos los coches. Pero hay algo más que no sería justo olvidar: tampoco nosotros conducimos de la misma manera. Quizá porque la técnica automovilística ha avanzado más que las carreteras y más que nuestra costumbre. Ayer, una velocidad endemoniada era cien por hora. Pero entonces los coches no tenían ni discos compactos ni, salvo raras excepciones, radiocasetes. Si queríamos distraernos en un viaje largo, silbábamos una melodía conocida o canturreábamos; si teníamos calor, bajábamos el cristal de la ventanilla, o parábamos en una venta, nos refrescábamos y seguíamos el camino. Si teníamos necesidad de hablar por teléfono con alguien, parábamos en un lugar donde hubiera un teléfono; si nos perdíamos por el camino, parábamos y preguntábamos. No había más radares que la pareja de la Guardia Civil que nos hacía el alto y, supongo que al cálculo, nos multaba por lo que ellos consideraban exceso de velocidad. Hoy, que ya no sabemos a qué echarle la culpa de tantos accidentes de tráfico, que nos venden aparatos que detectan los radares, nos indican el camino que debemos seguir, nos advierten de atascos, nos señalan la ruta más corta o la más segura... Hoy, a los peligros de siempre hay que añadir nuevos riesgos. El coche es parte de nuestra casa, y con sólo pulsar un botón tenemos, seleccionada, la música que queremos; y el coche es también oficina: todos conducimos con el teléfono encendido, y, sin soltarlo, con una mano llevamos el volante y cambiamos, y eso lo hacemos a setenta por hora y a ciento cincuenta por hora. Como no pasamos calor ni frío dentro del coche, apuramos el tiempo prudente de conducción sin descansar, y así vamos, teléfono, discos compactos sonando, climatizador funcionando y, si hace falta, se le da al botón que controla la velocidad y liberamos el pie del acelerador. Las carreteras, sí, y la velocidad, también, y que somos muchos, sí, pero el coche es discoteca, central telefónica, despacho de señor maduro o musical dormitorio de jóvenes. Amén de lo de siempre, en la carretera pasa lo que pasa porque estamos en misa y repicando. gbarbeito telefonica. net L Don Felipe, en la toma de posesión de Cristina Fernández, con François Fillon, Nicanor Duarte y Michelle Bachelet, entre otros EFE Ni reunión ni entrevista: sólo un ¿qué tal estás? de Chávez al Príncipe Moratinos dice en Bruselas que es mejor que nadie tenga que pedir excusas CARMEN DE CARLOS BUENOS AIRES. Como estaba previsto, y pese a las falsas expectativas creadas en Venezuela, el presidente Hugo Chávez no tuvo ninguna reunión, entrevista, encuentro, tertulia o corrillo con el Príncipe de Asturias en Buenos Aires. El único contacto que mantuvieron Hugo Chávez y Don Felipe fue un saludo protocolario según expresión de la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. En concreto, el presidente venezolano saludó a Don Felipe con un ¿qué tal estás? Los hechos se desarrollaron de forma natural y con absoluta corrección la noche del domingo. El escenario fue el Palacio de San Martín, sede del Ministerio de Exteriores argentino. En un salón contiguo al comedor donde el matrimonio Kirchner celebraba la cena de gala previa al traspaso de mando de uno al otro. Según el relato de Trinidad Jiménez, Chávez se acercó al Príncipe con total normalidad y le saludó. En ese momento, en la sala estaban la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el primer ministro francés, Francois Fillon; la gobernadora general de Canadá, Michael Jean, y otros representantes de delegaciones extranjeras que asistían a la toma de posesión de Cristina Fernández de Kirchner. Todo fue absolutamente relajado y normal insistió Jiménez en declaraciones a un grupo reducido de periodistas españoles. De este modo quedó despejada la duda. Ni el presidente de Venezuela mencionó el incidente de la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile ni nadie de los allí presentes se refirió al mismo. Tampoco lo haría posteriormente la secretaria de Estado en un breve encuentro de unos minutos según sus palabras, que mantuvo en un aparte con Chávez después de que éste saludara al Príncipe. En ese intercambio de impresiones, Jiménez le expresó al presidente de Venezuela la necesidad de recuperar el respeto por la institucionalidad y restablecer la normalidad en las relaciones entre España y Venezuela que deben seguir siendo tan buenas como siempre, porque no hay razón para lo contrario insistió. El encuentro se desarrolló, según Jiménez, en un ambiente de cordialidad y amabilidad En este caso, fue ella quien se acercó a Chávez en un gesto que, aunque nadie lo dijo, seguro que el presidente venezolano agradeció. Para evitar posibles situaciones incómodas, el protocolo argentino se ocupó de que en la cena de gala el Príncipe y Chávez, que ha manifestado recientemente su simpatía por Don Felipe, estuvieran sentados en mesas diferentes. Con el mismo objetivo, ambos estuvieron ayer por la tarde sentados en palcos distintos. Mientras Don Felipe fue puntual, Chávez llegó tarde, minutos después de que Cristina Fernández de Kirchner hubiera comenzado su primer discurso como presidenta en ejercicio. Positivo para el ministro Roban los pasaportes y dinero en Madrid a una delegación china de visita oficial Una delegación del Parlamento de Pekín que se encuentra de visita oficial en Madrid sufrió el pasado domingo, a la salida de su céntrico hotel, el robo de un bolso de mano que contenía los pasaportes, los billetes de avión, el dinero y la documentación de trabajo de los seis políticos que componen la delegación. El suceso motivó que los diputados chinos acortaran su visita ayer a la Asamblea de Madrid, de donde salieron con premura hacia la Embajada china para obtener los nuevos documentos. Entretanto, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró ayer en Bruselas que el saludo entre el Príncipe de Asturias y Chávez fue positivo y se inscribe en la atmósfera de respeto y cordialidad que promueve su Gobierno. Resolver los problemas- -filosofó- -es buscar cualquier mecanismo, cualquier manera, para crear una atmósfera más positiva sin que nadie tenga que pedir excusas ni hacer ningún gesto negativo Preguntado por los periodistas tras participar en un consejo de ministros de Exteriores de la UE, el ministro Moratinos señaló que ese saludo forma parte de la relación correcta y normal que España quiere tener con el país iberoamericano. Todo lo demás es seguir alimentando la polémica zanjó el ministro, que recordó que su responsabilidad como titular de Exteriores es resolver los problemas Más información sobre la toma de posesión de Cristina Fernández en páginas de Internacional