Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 s 12 s 2007 Precampaña electoral s La expansión del catalanismo ESPAÑA 13 El PP apaga TV 3 en Valencia y enciende al flemático Montilla Camps cumple una orden judicial, pero el ministro Bernat Soria habla de atentado contra la libertad de expresión M. C. VALENCIA. Un torrente de críticas azuzado por el propio presidente catalán, Josep Montilla, descargó ayer sobre la Comunidad Valenciana por el hecho de que el Gobierno presidido por Francisco Camps procedió a cumplir una orden judicial. Funcionarios de la Generalitat Valenciana precintaron la noche del pasado domingo el repetidor de TV 3 situado en la sierra de la Carrasqueta (Alicante) que, impulsado por Acció Cultural del País Valencià- -asociación subvencionada por Cataluña- permitía recibir la señal de la cadena catalana en territorio valenciano. Dado que ayer expiraba el plazo marcado por el juez para el precinto de las instalaciones, la Generalitat valenciana consumó la noche del domingo el cese de las emisiones de los canales de la Corporació Catalana de Radiotelevisió Lo hizo con nocturnidad para evitar protestas como las que, el pasado 27 de abril, protagonizaron radicales pancatalanistas que, animados por la entidad propietaria del repetidor, impidieron este primer intento de hacer cumplir la ley. El hecho de que Acció Cultural fuera multada con 300.000 euros por el desacato no supuso problema alguno para la organización: varios ayuntamientos catalanes, entre ellos el de Barcelona, organizaron una colecta para que los catalanistas valencianos pudieran afrontar el pago. La falta de voluntad política por parte del Gobierno catalán para que la Radiotelevisión Valenciana pueda emitir en Cataluña ha llevado al Gobierno valenciano, del PP, a no cejar en su intento de impedir, con el aval de un juez, las emisiones de la cadena catalana en su territorio. La consumación del cierre del repetidor conmovió ayer las bases de esa corriente que, dirigida desde las propias instituciones catalanas, considera a la Comunidad Valenciana parte de esa entelequia llamada Países Catalanes El tono de las críticas giradas ayer desde Cataluña fue elevado tanto por el ímpetu del reproche al Gobierno valenciano como por las altas instancias de donde partió. El propio Josep Montilla explicó que el cierre del repetidor se debía a motivos estrictamente políticos aunque dejaba una puerta abierta a hallar una solución para la reciprocidad de las emisiones. Estas declaraciones tuvieron la réplica del vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, quien lamentó que el Ejecutivo catalán no se haya situado del lado de la legalidad Este choque de primer orden entre los dos Go- La política lingüística como telón de fondo VALENCIA. La reacción de algunos partidos políticos valencianos como, IU o el Bloc Nacionalista, que abogan por la unidad de la lengua, o la Unió de Periodistes, que defiende las mismas tesis, evidencia que detrás del cierre del repetidor de TV 3 está la lucha por imponer el catalán en la Comunidad Valenciana. Esas posiciones expansionistas nunca han tenido entroncamiento social de relevancia en la región, lo que ha llevado al Gobierno valenciano a defender esa independencia de la lengua valenciana, como se consagra en el Estatuto de Autonomía. Valencia, habló de que cada vez que se calla una voz se produce un atentado a la libertad de expresión El ministro, candidato del PSOE por Alicante, añadió no obstante que él siempre va a ser respetuoso con la ley El Ejecutivo valenciano esgrimió como defensa el amparo dispensado por el juez a la decisión. En este sentido, Vicente Rambla defendió cumplir con las decisiones judiciales como debe hacer cualquier administración El vicepresidente del Gobierno valenciano lanzó a Montilla una advertencia con vistas a próximas negociaciones: Estas actitudes no favorecen en nada el acuerdo de reciprocidad entre las dos cadenas públicas También fijó el cariz deseable de las relaciones futuras entre ambas comunidades: Deberían basarse en la lealtad y el equilibrio, un equilibrio que hoy por hoy no se produce en tanto en que en Cataluña no es posible ver Canal 9 Los encontronazos de Valencia con el Gobierno catalán ya se produjeron en la pasada legislatura a cuenta de la derogación del trasvase del Ebro, que quebró durante un tiempo unas relaciones que ahora parecen entrar en una nueva fase de distanciamiento. El precdente del trasvase El ministro- candidato biernos autonómicos se extendió hacia otras formaciones radicales independentistas, como ERC, que dio una vuelta de tuerca al calificar la acción de ataque a la libertad de expresión Tampoco se sustrajo del debate el ministro de Sanidad, Bernat Soria, quien, ayer en