Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 s 12 s 2007 DEPORTES 95 EL MUNDO ES UNA HISTORIA Fuego made in China Un equipo de 34 diseñadores concibió la antorcha olímpica de Pekín inspirándose en las nubes y la caligrafía china TEXTO Y FOTO PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. A partir del próximo 25 de marzo, la antorcha olímpica saldrá de Grecia y recorrerá 137.000 kilómetros por los cinco continentes, pasando después por 113 ciudades de las 31 provincias chinas antes de llegar a Pekín el 8 de agosto de 2008 para encender el pebetero de los XXIX Juegos Olímpicos. Será el final de un largo viaje y el regreso a casa de uno de los principales símbolos de las Olimpiadas, ya que esta antorcha es, como la mayoría de los productos que se venden hoy en el mundo, made in China Y es que la antorcha olímpica ha sido creada por el equipo de diseñadores de la firma informática Lenovo, el mayor fabricante de ordenadores del gigante asiático que compró a finales de 2004 la emblemática compañía estadounidense IBM. Al frente de dicho grupo se encuentra Yao Yingjia, vicepresidente de Diseño de Lenovo y responsable de la concepción de la antorcha. Antes habíamos participado en el concurso del logo de los Juegos y, aunque no fuimos seleccionados, esa experiencia nos sirvió para aprender a compaginar el espíritu olímpico y la cultura china explicó el técnico durante una reciente visita de ABC al cuartel general de Lenovo en Pekín. A lo largo de diez meses, un equipo de 34 personas, entre los que había diseñadores de China, Alemania, Singapur, Estados Unidos, Nueva Zelanda e Italia, se estrujaron las neuronas para combinar los elementos tradicionales de la civilización china, con 5.000 años de Historia, con el espíritu universal de los Juegos. Al principio pensamos en el dragón, que es muy bueno en nuestra cultura, pero poco apropiado para la mentalidad occidental, por lo que al final optamos por las nubes como elemento temático desgranó Yao Yingjia. No en vano, la antorcha se llama Nube de promesas y está inspirada en la caligrafía china y en los pergaminos antiguos, ya que los chinos inventaron el papel. Además, las nubes están en todas la culturas porque tie- LA PARTIDA DEL TRUENO Los del Lago Ness no saben perder y anuncian represalias. Por el momento están realizando un informe para la UEFA sobre lo ocurrido en los Madriles tas, puritanismo y humedades varias. Y que llevaban varios días dando la tabarra en Madrid, moviéndose a gatas por el suelo castizo con el grotesco meneo de sus faldas sobre las mantecas postreras. Parece ser que hasta se les permitió descubrir sus partes verendas a las damas de la capital y que, las damas de la capital, cerraban los ojos ante la visión pues, no es costumbre, a sus ojos, tanto pellejo para tan poca chicha. Y todo ésto se les consintió a los seguidores del Aberdeen porque ahora resulta que el chotis es más escocés que el güisqui y que, por eso mismo, el pueblo de Madrid ha de mostrarse agradecido ante estos visitantes de pompa y falda, de igual forma que, el pueblo de Segovia, ha de expresar su contento cuando, por el Acueducto, aparezcan los romanos travestidos con falda y túnica. Cosas de la Alianza de las civilizaciones. Asuntos que llegan a confundir la tolerancia con el respeto y, lo que es peor, envilecen el lugar donde antaño se les aliviaba la cartera a los barbalotes, allí donde romeracas de muslos prietos se dejaban chicolear por los sainistas y, en los balcones, los médicos anunciaban sus consultas de enfermedades secretas. Para que ahora vengan de Escocia a enseñarnos a comer con cuchara. Llegada la hora del encuentro, que es la de la verdad, y aunque un borracho nunca mienta, a los de la faldita plisada les pareció mentira perder contra el equipo colchonero. Como todo hay que decirlo, los del Atleti se mostraron benévolos, marcando tan sólo dos tantos cuando hubiesen podido reventarles la red y el saco. Y como los del Lago Ness no saben perder pues, ya se sabe, la educación puritana los ha enseñado a lo contrario, anuncian represalias. Por el momento están realizando un informe sobre lo ocurrido en los Madriles para remitírselo a la UEFA. Un papel donde se vienen a quejar del trato recibido por parte de los madrileños. ¡Habráse visto! Por terminar, y para que también adjunten en el informe esta pieza, cabe aquí decir que, si los de la Partida del Trueno levantasen la cabeza, y los escoceses levantasen su falda y enseñasen el sitio por donde soplan gaita, olvidarían pronto lo del origen del chotis para ponerse a reclamar al monstruo del Lago Ness. No sé si me explico. Montero Glez Escritor Yao Yingjia, responsable del diseño, con la antorcha de Pekín 2008 nen formas reconocibles, se transforman, se juntan durante un tiempo y luego se separan igual que le ocurrirá a la gente que acuda a los Juegos indicó el padre de la antorcha, que también destaca por la innovación en sus características técnicas y por el sistema especial de ignición que le permitirá mantener la llama en su subida al Everest. Con un alargado mango de color rojo que, en la mitad, se vuelve dorado para formar un dibujo de finas nubes, esta antorcha fabricada con una aleación de aluminio y magnesio está recubierta con una goma especial que la hace muy cálida y suave al tacto, dando la sensación a su portador de que está cogiendo otra mano. A pesar de sus 72 centímetros de longitud, sólo pesa 985 gramos, la mitad de la antorcha de los últimos Juegos de Invierno celebrados en la ciudad italiana de Turín, por lo que será bastante ligera para los relevistas que la porten por los cinco continentes. El color y las texturas son diferentes a las anteriores se ufanó Yao Yingjia, quien también tuvo en cuenta el yin y el yang a la hora de diseñar una antorcha perfectamente distinguible en dos partes (mango rojo y nubes doradas) separadas por una división central, algo muy propio de la cultura china. El pasado mes de abril, el Comité Olímpico Internacional escogió la antorcha creada por el equipo de Yao Yingjia frente a otros 300 competidores, entre los que había dos modelos más diseñados por Lenovo y basados en la Gran Muralla y en un Ave Fénix. Al final, la nube olímpica se elevó victoriosa sobre ellos y el resto de rivales de todo el mundo. ubo una vez en Madrid una pandilla de gamberros que se hacían llamar la Partida del Trueno. Eran todos niños de familia bien, destacando apellidos tan sonoros como el de Espronceda y Ventura de la Vega. Por aquél entonces, en el mil ochocientos treinta y pocos, cuando Madrid todavía conservaba hedor a alfalfa recién rumiada, la Puerta del Sol fue escenario de sus fechorías. Debido al riesgo, la jugarreta que más calificaba, entre los miembros de la Partida del Trueno, era la de parchear a las damas cuando estas salían acompañadas por sus maridos. A tal actividad, sin contar la esgrima, se reducía todo el deporte de la época. Lo del sport llegaría más tarde, cuando Madrid dejó de ser Madrid para convertirse en los Madriles, y el modernismo vino a cambiar la forma de las lámparas y el culo de las señoras, que diría el Pacumbral. Aquel círculo mal trazado al centro del mapa, la Puerta del Sol, se convertiría con los años en el corazón de un pueblo que, al día de hoy, no ha perdido el olor a cuadra y a queso manchego. Y ahí, donde un buen día se anudaron las calles principales y las barricadas encendidas parecían no apagarse nunca, en el mismo sitio donde manolos y chisperos arrugaron a los gabachos, y donde también hubo motines contra el sistema tributario, y tropas y cañones y tentativas republicanas, ahí mismo, el otro día, un puñado de hinchas del Aberdeen, todos ellos vestiditos con falda plisada, regaron con su espumoso orín el suelo castizo, llegando, incluso, a apedrear la estatua del Oso y el Madroño con sus cálculos renales. Resulta que los de las falditas vinieron a animar a su equipo desde Escocia, país de gai- H La antorcha, elegida entre 300 diseños, une tradición y espíritu olímpico basándose en el yin y el yang Un puñado de hinchas del Aberdeen, vestidos con falda plisada, regaron con su orín al Oso y al Madroño