Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 s 12 s 2007 Primera división s Decimoquinta jornada DEPORTES 83 El Barça se mantiene virgen en el Camp Nou Remontó con mucho sufrimiento un partido en el que se reencontró el tridente Barcelona Deportivo Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Zambrotta (Deco, m. 46) Puyol, Milito, Sylvinho; Xavi, Márquez, Iniesta; Messi, Eto o (Bojan, m. 64) y Ronaldinho. Deportivo (4- 2- 3- 1) Munúa; Manuel Pablo, Coloccini, Adrián López, Filipe; Antonio Tomás (Sergio, m. 57) De Guzmán; Cristian (Lafita, m. 76) Verdú, Guardado; y Xisco (Taborda, m. 63) Árbitro: Fernández Borbalán. Mostró la cartulina amarilla al local Deco y a los visitantes Guardado, Adrián López y Sergio. Goles: 0- 1, m. 2: Cristian. 1- 1, m. 40: Ronaldinho, de penalti. 2- 1, m. 71: Xavi. 2 1 ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Victoria para aguantar el ritmo del Madrid. Victoria sufrida, pero tres puntos al fin y al cabo. Se dejó el alma el Barcelona para darle la vuelta a una cita poco apetecible que animó Rijkaard con su once. Ya en el campo, el que animó el cotarro fue el Deportivo con una primera mitad encomiable, aunque se quedó sin fuerzas cuando la noche agonizaba. El Camp Nou sigue virgen y el Barça gana tiempo para ajustar piezas. Del tirón, y sin que nadie diese crédito, Messi, Eto o y Ronaldinho en liza. Volvió el Frank Rijkaard populista, el que toma la decisión menos comprometida, y sentó a Bojan para que el tridente se volviera a encontrar en un campo de fútbol. Al parecer, Ronaldinho hizo méritos a lo largo de la semana para recuperar la titularidad y Eto o está como una rosa. Nada de hacerle jugar progresivamente, mejor de entrada para recuperar algo de moral y contagiar así a sus acomodados compañeros. Es decir, el mismo equipo que superó la barrera del fracaso estrepitosamente en el pasado curso- -Milito en el eje de la zaga, la única novedad- cuyos resultados son de sobra conocidos. El caso es que durante el primer acto fue el mismo Barça inoperante de los últimos tiempos. Claro que se quedó helado al verse por debajo a los dos minutos, pero tan sólo fue capaz de encontrar el camino de la remontada desde el punto de penalti. Fue al filo del descanso después de una primera mitad que, no es broma, tuvo controlada el Deportivo. Que nadie se alarme al ver los datos de posesión, insultantemente de dominio azulgrana, pero el conjunto gallego apenas pasó apuros. Evidenció un notable trabajo de laboratorio y asfixió al Barcelona, desquiciado ante la falta de espacios y angustiado por la adversidad del marcador. Hasta el gol de Ronaldinho de penalti- -lo de siempre, en eso no pierde la magia- el equipo de Lotina lo hizo todo bien. Se encontró con un gol a las primeras de cambio y supo Xavi, que en la imagen desborda a Antonio Tomás, acabó decidiendo el partido administrar la renta. Por cierto, buen tanto el de Cristian, que lo probó desde su casa y ni él se lo creía al ver el balón dentro de la portería de Valdés. También hay que decir que el portero ayudó, no se sabe bien si por el viento que azotaba en la fría noche barcelonesa o por un golpe de efecto inesperado. Pero gol al margen, es justo elogiar la disposición táctica de los gallegos, que pudieron hurgar en la herida en una clarísima ocasión que Xisco marró sólo ante Valdés en un ataque de pánico incomprensible. Y en el Barça, todas las miradas puestas en Eto o. Consciente la parroquia de que Ronaldinho está para otras cosas, el camerunés pasa a ser la esperanza. No sería justo someterle a un juicio público por su actuación de ayer, pero del mismo modo que estuvo tan incesante y participativo como siempre, recuperando el concepto de la presión en el Barça, se le vio algo lento y falto de confianza. Será cuestión de tiempo. Cómo vería las cosas Rijkaard que movió ficha en la caseta. Dio entrada a Deco para sentar a Zambrotta, desplazó a Puyol al lateral y Márquez, que ayer hacía de Touré, retrasó su posición para que los tres bajitos le dieran un impulso al juego del Barça. Y la verdad es que con Deco cambió el panorama. Con él y con Bojan, que una vez en el campo para dar descanso a Eto o participó directamente en el tanto de Xavi. Más de un año después, el Barça remontó un partido. AFP Deco le da otro aire Joan Laporta aseguró que no vamos a vender a Ronaldinho. No estamos en trato con ningún equipo Sevilla Murcia 3 1 El Sevilla gana, pero pierde a Palop J. L. J. No apabulló, pero le bastó su superioridad técnica para rematar al Murcia a la contra. El Sevilla vuelve a respirar merced a un triunfo sobre el equipo pimentonero que nunca fue rival. Y eso que los locales especularan en exceso a ratos con un marcador que les vino muy pronto de cara tras un gol de rebote de Luis Fabiano, en un estado de gracia encomiable. No es que los de Lucas Alcaraz estuviesen mal situados en el campo, ni que su planteamiento fuera erróneo, pero no supieron morderle a un Sevilla en general flojo, y especialmente en el centro de la zaga, ahora que Dragutinovic es el lateral zurdo. ¿De dónde salió Mosquera? Es lo que se pregunta la grada de Nervión ante los constantes fallos del central. Tras el gol de O Fabuloso nada más iniciar el encuentro, el Sevilla se dedicó a especular, confiado en la inferioridad de su rival. Claro, recular ante el Real Madrid es lógico, pero ante el Murcia sólo valió para irritar a la grada, que ya consiente pocos errores más a su equipo porque se ha desenganchado de la pelea por el título. En la segunda parte, todo pareció de cara tras un penalti que Rodríguez Santiago se inventó y Maresca transformó. El miedo se instaló en el Pizjuán tras marcar Baiano al saque de un córner mal despejado por la defensa. La grada no respiró hasta que, en el descuento, Navas sirvió a Luis Fabiano la sentencia. A destacar la lesión de Palop, que sufre una rotura en el quinto metacarpiano de la mano derecha. Podría estar de baja entre uno y tres meses. Sevilla (4- 4- 2) Palop (De Sanctis, m. 89) Alves, Fazio, Mosquera, Dragutinovic; Jesús Navas, Maresca (Renato, m. 75) Keita, Duda; Kerzhakov (Kanouté, m. 71) y Luis Fabiano. Murcia (4- 4- 2) Notario; De Coz, Arzo, Ochoa, Peña; Abel, Richi (Gallardo, m. 80) Movilla, De Lucas (Regueiro, m. 52) Goitom (Baiano, m. 62) e Iñigo. Árbitro: Rodríguez Santiago. Mostró amarilla a Fazio, Richi, Luis Fabiano, Peña y Ochoa. Goles: 1- 0, m. 4: Luis Fabiano. 2- 0, m. 59: Maresca, de penalti. 2- 1, m. 66: Baiano. 3- 1, m. 90: Luis Fabiano.