Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Primera división s Decimoquinta jornada 3 3 LUNES 10 s 12 s 2007 ABC Zaragoza Español Zaragoza (4- 4- 2) César; Diogo (Oliveira, m. 74) Sergio, Ayala, Paredes; D Alessandro (Óscar, m. 69) Luccin, Zapater, Aimar (Celades, m. 69) Sergio García y D. Milito. Español (4- 4- 2) Kameni; Zabaleta, Lacruz, Torrejón, C. Rodríguez; Valdo, Moisés (Lola, m. 63) Ángel, Riera (Moha, m. 85) Luis García y Tamudo (Coro, m. 78) Árbitro Lizondo Cortés. Amarilla a Riera, Zapater, D Alessandro, Aimar, Ayala, Luis García y Moisés. Roja a Luccin (m. 48) Goles 1- 0, m. 6: D. Milito. 1- 1. m. 8: Tamudo. 1- 2, m. 11: Valdo. 1- 3, m. 15: Zabaleta; 2- 3. m. 85: Oliveira; 3- 3, m. 89: Oliveira. Oliveira salva el cuello a Víctor Entró al campo cuando el Zaragoza perdía con el Español 1- 3 y logró empatar el partido ABC ZARAGOZA. Verlo para creerlo. El Zaragoza empató un partido en un pis pas cuando tenía dos goles en contra. Tiró de manera inexplicable ochenta y cinco minutos y en los últimos cinco, con un jugador menos por la autoexpulsión de Luccen, salvó los muebles gracias a dos goles de Oliveira cuando la mayoría de los aficionados intentaban digerir la derrota en los aledaños del estadio. A falta de seis minutos para el final, Víctor Fernández, el técnico local, tenía pie y medio fuera del banquillo, mientras algún colega ya se frotaba las manos a varios kilómetros de distancia. Pero la grandeza del fútbol evitó, de momento, la destitución. ¿Y saben quién salvó al reo? Oliveira. El pichichi del Zaragoza, que por esas cosas de la táctica y de la implicación, comenzó el partido en el banquillo y no entró al campo hasta el minuto setenta y cuatro. Otro error del entrenador. El Zaragoza se vio al cuarto de hora con dos goles en contra, aunque había marcado por medio de Diego Milito en la primera acción de peligro. Luego llegó el bombardeo del Español ante la pasividad de la defensa y del centro del campo local. En definitiva, 1- 3 con más de una hora de juego por delante. No reaccionó el equipo maño hasta la segunda mitad. Víctor movió el banquillo para dar un nuevo rumbo al juego. Y lo consiguió. Quitó a D Alessandro y a Aimar y el equipo carburó de otra manera. Se quitó de encima la servidumbre hacia las estrellas y jugó de manera colectiva. El golpe de efecto llegó con la aparición de Oliveira en el campo. Se la jugó el técnico en medio de un tsunami de críticas. Mandó a la ducha al lateral Diogo para dar entrada al delantero brasileño. Y el movimiento arriesgado de ajedrez dio sus frutos enseguida. Oliveira entró pronto en calor y en la primera ocasión ante Kameni no falló. El gol dio alas al Zaragoza y empequeñeció a un Español que había vivido cómodamente buena parte del partido. Aparecieron los nervios en los visitantes y llegó el milagro. Oliveira volvió a encontrar otra pelota dentro del área para empatar el partido en la penúltima acción de juego. Víctor le debe la vida deportiva a Oliveira. Y Luccin está en deuda con sus compañeros. De manera incomprensible, se autoexpulsó con una entrada de roja cuando el reloj sólo había devorado los primeros minutos de la segunda parte. El empate salva momentáneamente a Víctor y al equipo de la hoguera. Pero los maños siguen jugando con fuego y ahora están más pendientes de los resultados que se dan en la zona de descenso. Es un aviso. Mejor sin las estrellas Luccin fue expulsado y su propia afición le despidió con una notoria pitada El equipo catalán se despisto en los últimos minutos y no supo atajar el último arreón de los maños