Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 10 s 12 s 2007 ABC HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s PAUL CRUTZEN LA CAPA DE OZONO EL DEDO EN EL OJO DE Este ilustre holandés obtuvo el premio Nobel de Química de 1995 por sus hallazgos sobre la reducción del ozono en la estratosfera y sus consecuencias POR ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL llamado a esto crimen agrícola contra la Humanidad Paul Crutzen considera que además es una estupidez, porque los fertilizantes necesarios para cultivar los biocombustibles contaminan tanto o más que los combustibles fósiles. Su prestigiosa voz puede ser la única que logre desenmascarar el despropósito de estas prácticas. No es la primera vez que Crutzen lanza un órdago. Desde el principio advierte de que a él la ciencia y la corrección política no le cuadran: que todos los esfuerzos que se han hecho para contener el calentamiento global son tan pírricos que o se acomete un plan de choque, o él no responde. Aunque el agujero de la capa de ozono por él descubierto y denunciado ya se contuvo, le llevará mucho tiempo cerrarse del todo. Pero lo peor no es eso, lo peor es que la Humanidad lleva tanto tiempo portándose mal, que ya no basta con empezar a portarse bien (más o menos) para reparar el desaguisado. Hay que hacer penitencia, y de firme. En un polémico ensayo pu- Químico atmosférico Nació en Amsterdam en el año 1933. Es químico atmosférico. Actualmente trabaja en el Instituto Químico Max Planck en Mainz, Alemania, y también en la Universidad de California. Sus investigaciones sobre el agujero de la capa de ozono arrancan en la década de los setenta. Desde entonces no ha parado de acumular galardones y reconocimientos. En 1995 obtiene el premio Nobel de Química y el reconocimiento de las Naciones Unidas por su contribución al mantenimiento de la capa de ozono. Miembro honorario de la Comisión Internacional del Ozono en el año 1996. En el año 2002 fue señalado como el autor científico más citado en todo el mundo: entre 1991 y 2001 aparecieron un total de 2.911 citas suyas en nada menos que 110 publicaciones. NUEVA YORK. Hay científicos más complacientes y científicos que lo son menos. Científicos que descubren cosas que gustan a todo el mundo y científicos que son como un dedo en el ojo. O de la capa de ozono. El holandés Paul Crutzen obtuvo el premio Nobel de Química de 1995 por sus hallazgos sobre la reducción del ozono en la estratosfera y sus consecuencias. Eran hallazgos que se remontaban a 1970. Fue más o menos entonces cuando Crutzen empezó a demostrar que los óxidos de nitrógeno reaccionan de forma catalítica con el ozono, es decir, que afectan a su equilibrio natural. Crutzen y su colega Harold Johnston calcularon que entre los óxidos de nitrógeno liberados por microorganismos terrestres y los que expulsaban los aviones, el ozono empezaba a decaer peligrosamente. Fue el principio de una alarma que rápidamente se extendió de los aviones a los aerosoles y a toda la actividad humana generadora de gases invernadero. Aunque decir rápidamente parece fácil ahora, cuando en los bares ya se liga al grito de: ¿Tú trabajas o luchas contra el cambio climático? En los setenta e incluso a mediados de los noventa, cuando Crutzen ganó el Nobel, esta sensibilidad distaba mucho de estar tan extendida. La ecología parecía un lujo asiático en África. Incluso ahora se puede ver así. Hace menos de un mes se supo que en un país como Swazilandia, con el 40 de su población amenazada por la hambruna, dependiendo de la ayuda internacional para comer, el Gobierno había decidido asignar miles de hectáreas a cultivar mandioca, pero no para alimentar a la gente sino para producir etanol y exportarlo al Primer Mundo. Que compra biocombustibles para matar dos pájaros de un tiro: reducir su dependencia de combustibles fósiles como el petróleo y contaminar menos. Lo malo es que queriendo matar dos pájaros, caigan muertos muchos más. ¿Llenar el depósito de los coches vaciando los estómagos? Hay quien ha Crutzen aboga sin desmayo por luchar contra el cambio climático ABC blicado el año pasado, el profesor Crutzen insistía en su idea del plan de choque, y sugería una posibilidad: lanzar partículas de azufre a la estratosfera, con la idea de que reboten la luz solar y el calor hacia el espacio exterior. Si esta idea la hubiera tenido cualquiera, le habrían llamado profesor Bacterio y chiflado. Pero se trata de Crutzen y goza de una autoridad tremenda. Esta autoridad tiene que ver con sus logros científicos pero también con su relación integral con la ciencia, más renacentista de lo que en general se lleva ahora. Crutzen simplemente no toma ninguna distancia con sus descubrimientos. Todo lo que descubre le compromete, le hipoteca en cuerpo y alma. No es extraño que fuera él quien propusiera llamar a la Penitencia era geológica que actualmente vivimos Antropoceno es decir, determinada por la acción del hombre. Según él, el Antropoceno empezó más o menos cuando James Watts inventó la máquina de vapor, en 1774. Y hasta ahora. Más información en su web personal: http: www. mpch- mainz. mpg. de a ir crutzen Libro NOTICIAS DESDE UN UNIVERSO DESCONOCIDO Ecobreves Cambio climático La muerte de los corales inquieta a los expertos en Bali Primero pierden su color, luego se calcifican en un esqueleto frágil y más tarde se descomponen poco a poco: resulta que los corales también mueren a causa del calentamiento climático de la Tierra, por lo que los expertos acaban de lanzar en Bali un nuevo grito de alarma. Las consecuencia ya están aquí, son evidentes y el asunto es verdaderamente dramático en palabras de Lida Pet Soede, directora del programa para los corales en el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) Hambruna y etanol El hombre y el mar: una curiosa relación marcada por el amor, el odio, la curiosidad y la ignorancia. ¿Cómo funciona este inmenso sistema del que provenimos y sobre el que sabemos menos que del espacio exterior? ¿Cómo pudo surgir la vida en el océano primitivo? ¿De dónde salió toda esa agua? A todas esas preguntas intenta responder Frank Schätzing en Noticias desde un universo desconocido una obra editada por Planeta Internacional.