Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA LUNES 10 s 12 s 2007 ABC España empeorará su déficit e IPC en 2008, pese a que su PIB será de los más altos El Gobierno insiste en que la economía crecerá un 3,6 en el último trimestre del año M. V. R. MADRID. Las previsiones de los organismos internacionales y expertos de prestigio siguen a la baja. El semanario The Economist en sus pronósticos de diciembre, asegura que nuestro país va a registrar entre 2007 y 2008 los peores datos de inflación y de déficit exterior de las trece economías más avanzadas. Pese a este jarro de agua fría el semanario económico augura que el crecimiento del PIB español se situaría entre los tres mejores. No obstante, casi todas las economías irán a la baja. ¿Las razones? La crisis hipotecaria y financiera que afecta a todo el mundo. Únicamente Australia (4,2 aventajará a España (3,7 en crecimiento económico en 2007. Para el próximo ejercicio la evolución será peor, ya que el semanario estima un PIB para nuestro país de entre el 2,7 y el 2,5 porcentajes que sólo superarán Australia (3,5 y Suecia (2,9 En cuanto a la inflación, The Economist sitúa a España en el dato más elevado, fijando un 2,8 para este año y un 3 para 2008, con un aumento de seis décimas en el diferencial con la UE este año y de ocho décimas en el próximo. El dato más negativo, no obstante, será el del déficit exterior, que en el presente año supondrá el 9,3 del PIB y el 8,8 en 2008, con unos ingresos por turismo en retroceso. Sobre la evolución de la economía española habló ayer el Gobierno, que estima un crecimiento del PIB del 3,6 en el cuarto trimestre de este año- -dos décimas menos que en el tercer trimestre- acabando el año con un PIB del 3,8 según dijo el director de la Oficina Económica de Presidencia, David Taguas, en una entrevista a Europa Press. Para 2008, Taguas estima un crecimiento del 3,3 frente a las previsiones de la OCDE, que ha rebajado su previsión de crecimiento del PIB español del 3, 6 al 2, 5 en 2008. El asesor económico del presidente del Gobierno también se refirió a la evolución del empleo, constatando que está cayendo en la construcción (2,4 empleos por cada vivienda que se deja de hacer, según algunos estudios) ante la desaceleración del sector, mientras crecerá en la industria, obra pública, servicios y turismo. Por último, se refirió a la evolución de los tipos de interés, Taguas se mostró convencido de que el BCE podría bajar los tipos en el el mes de marzo, descartando que en los próximos meses vayan a producirse nuevas subidas. A su juicio, no tiene sentido un endurecimiento de la política monetaria cuando el euro está en máximos frente al dólar, cuando la economía de la zona euro no está actualmente en una fase expansiva y cuando el Banco de Inglaterra ha bajado los tipos al 5,25 y la Reserva Federal (Fed) los bajará previsiblemente hasta el 4,25 %l a próxima semana. El FMI denuncia la incapacidad de los reguladores de los mercados de valores ABC MADRID. El Fondo Monetario Internacional (FMI) critica, a través de uno de sus documentos de trabajo, correspondiente al pasado mes de noviembre, la incapacidad de los organismos reguladores de los mercados de valores de muchos países para cumplir con el papel de protección de los inversores que les está asignado, por razones que van desde la falta de personal y financiación hasta las interferencias políticas, informa Servimedia. Los tipos bajarán en marzo TENSIONES ECONÓMICAS CON IBEROAMÉRICA Los populistas quieren encubrir sus conductas erróneas con pretendidos excesos del capitalismo español ses hispanoamericanos, lograron un desarrollo económico superior al español. Según las cifras básicas de Angus Maddison, en su The World Economy: Historical Statistics (OECD, 2003) en 1870, para España un PIB por habitante de 100,0, el argentino era ya de 108,6 y el uruguayo, de 180,7. Pero en 1950, para España 100,0, en el PIB por habitante, Argentina alcanzaba el 227,8; Chile, 174,6, México, 108,0; Perú, 103,4; Uruguay, 212,8; Venezuela, 340,9, y el promedio de los países iberoamericanos, era de 114,5. Era lógico que hacia Iberoamérica emigrasen masivamente los españoles. Completa este panorama el papel de los ANTE LAS ACTUALES Juan Velarde Fuertes L a derrota en el combate naval del Cabo San Vicente a manos de Inglaterra, no sólo cerró notablemente la etapa de llegadas de plata americana, sino que abrió la puerta al inicio de los levantamientos independentistas que culminaron con la derrota del virrey La Serna por Sucre, en Ayacucho, en 1824. Tras la independencia, algunos paí- emigrantes especialmente preparados que, tras la Guerra Civil, se exiliaron a estos países. Existe una segunda relación económica con Iberoamérica. Temporalmente se superpone a ésta. Se originó en 1898. A partir de ese año, llegó a España una gigantesca suma de capitales españoles existentes, no sólo en Cuba, sino en toda Hispanoamérica. Valentín Andrés Álvarez puntualizó que no sólo vinieron fondos, sino también muchos empresarios. Estimó que el conjunto de esta repatriación de capitales equivalía a toda la inversión extranjera en España en el siglo XIX. La tercera etapa es la actual. España, ahora, supera en PIB por habitante a todos y cada uno de los países iberoamericanos. Automáticamente se ha convertido en una gran inversora en Iberoamérica. De los 385.700 millones de euros que el Banco de España estima en su publicación Balanza de pagos y posición internacional de España. 2006 (2007) que es nuestra posición de inversión internacional en 2006, el 23,5 se dirigió a Iberoamérica. Tras Estados Unidos, somos el mayor inversor en la región. Nuestra Administración, en la primera etapa, estuvo orientada hacia el amparo de los emigrantes; en la segunda, procuró facilitar la inserción de capitales y empresarios en España. Ahora, tiene la obligación, casi diría que sagrada, de defender esas inversiones, porque tras ellas, están en forma de suscripción de acciones, los ahorros de multitud de familias españolas. Están amenazadas por voracidades populistas, cargadas adicionalmente de corrupción, salvo en Chile y Uruguay. Los grupos populistas intentan encubrir con el chivo expiatorio de pretendidas demasías del capitalismo español conductas equivocadas de la política económica propia. William Chislett concluye su libro La inversión española directa en América Latina: retos y oportunidades (Real Instituto Elcano, 2003) indicando que en Iberoamérica los empresarios españoles no han encontrado Eldorado de sus sueños Pero, desde luego, hay que procurar que no les amenace un Ayacucho.