Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10- -12- -2007 Los oficialistas aprueban una Constitución que permitirá reelegir a Evo Morales 29 La UE ofrece a África negociar Zapatero promete para evitar la lucha comercial escuelas- taller e La cumbre termina sólo con un plan de acción a largo plazo en asuntos como el cambio climático, la emigración y la paz E. SERBETO ENVIADO ESPECIAL B. RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. Europa y África cerraron ayer una cumbre que todos quisieran que fuera histórica, aunque fuera por el hecho de que hace tanto tiempo que no se podía organizar, pero que sólo ha servido para marcar la profundidad de las diferencias de los dos continentes en los grandes proyectos de futuro. Al final, lo único conseguido ha sido un plan de acción y un método de seguimiento sobre objetivos a largo plazo en cuestiones como el cambio climático, la emigración, la paz y el comercio mundial. En realidad, la esperada firma de los nuevos acuerdos de asociación económica (EPA) se encuentra bloqueada porque hay países muy importantes que mantienen sus reticencias fundamentales hacia la idea del libre comercio, hasta el punto de que hubo presidentes como el senegalés Wade que se fue dando un portazo después de haber hecho un llamamiento a no escuchar las propuestas de la Comisión. En cuanto a la dramática situación en Darfur, el único resultado ha sido un comunicado descafeinado en el que el Gobierno de Sudán se compromete con la ONU a seguir con las discusiones técnicas para el despliegue de una fuerza paz, todavía sin fecha. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, trató de salvar la situación ofreciendo más tiempo a todos los países que no han firmado todavía los acuerdos transitorios, para seguir negociando después de que el 1 de enero se empiece a aplicar el sistema general de comercio. El sistema actual no funciona, estamos convencidos de que la oferta de acuerdos de asociación económica es muy buena dijo Barroso, a lo que Alfa Konare, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, contestó que esperaba que los acuerdos que nos ofrecen no nos comprometan para siempre, porque si las relaciones se construyen sobre la debilidad de las posiciones unitarias de África, entonces no funcionará y en cuanto a las ofertas de apertura total para los productos africanos en Europa, eso hay que ver si podemos asumirlo nosotros Ni Nigeria ni África del Sur apoyan estos acuerdos que pretenden construir regiones económicamente integradas en el seno de África. Por ahora, 13 países han rubricado acuerdos bilaterales, otros 5 podrían hacerlo, pero se trata de un proceso que afecta a un total de 78. infraestructuras La cita en Lisboa ha sido una de las más importantes de la historia de la UE L. AYLLÓN B. RODRIGO LISBOA. José Luis Rodríguez Zapatero abandonó ayer Lisboa adelantando los regalos de Navidad que su Gobierno quiere hacer a África, tras haber participado en una cumbre euroafricana que consideró una de las más importantes de la historia de la Unión Europea La rueda prensa final del jefe del Ejecutivo incluyó numerosas promesas de actuación con las que desea contribuir al desarrollo de los países africanos, para evitar que éstos sufran el drama de la inmigración ilegal. Zapatero no dejó pasar la ocasión para subrayar, una vez más, el esfuerzo que España está haciendo en África, un continente que ha pasado de recibir 500 millones de euros en 2004 a 1.500 millones en la previsión para 2008. El Gobierno, espoleado por la creciente inmigracion irregular desde África hacia Europa, que Zapatero calificó de fracaso colectivo está dispuesto a seguir abriendo frentes de cooperación, como el que puso en marcha en Senegal para facilitar la llegada de inmigrantes legales. En concreto, el jefe del Ejecutivo anunció que se ha lacanzado un acuerdo con Mali para fijar unos cupos para que trabajadores de ese país puedan viajar a España para emplearse en la recolección de la fresa. Mali será también el primer país en el que España pondrá en marcha una de las trece escuelas- taller que quiere abrir en África Occidental con el fin de fomentar la formación profesional y la creación de empleo en ese continente. El proyecto más ambiciosos es el establecimiento de un programa de infraestructuras para facilitar el desarrollo del tejido social africano: vías ferroviarias y carreteras. Bloqueo La recolección de la fresa Barroso y el primer ministro portugués Sócrates, con los presidentes de Ghana y de la Unión Africana AFP