Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA La ofensiva etarra s El frente policial LUNES 10 s 12 s 2007 ABC La Policía gala cree que la captura del tercer asesino tendrá la relevancia de la de Bidart Se sospecha que el inductor y autor de los disparos contra los agentes es un cabecilla de la banda J. M. MADRID. Las diferentes líneas de investigación abiertas sobre el atentado de Capbreton cada vez son más concluyentes de que el tercer hombre que se citó con los etarras Saioa Sánchez y Asier Bengoa es uno de los máximos cabecillas de la banda. Por ello, creen que cuando sea detenido su captura constituirá un gran golpe a la dirección de ETA y, por ello, lo comparan con la operación de Bidart, en 1992, en la que la cúpula etarra fue decapitada con la detención de Pakito Fiti y Txelis Mientras, los investigadores se mantienen cautelosos sobre la participación de Garikoitz Aspiazu Rubina, actual jefe de los comandos en el atentado, ya que las pruebas realizadas hasta el momento por la Policía Científica francesa no han encontrado datos que acrediten la presencia de la mano de Txeroki en el asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Francisco Trapero. Esta vía no se da por cerrada, ya que, aunque de momento no hay ningún reconocimiento de este individuo, los investigadores apuntan a que su aspecto ha podido cambiar mucho en los últimos años. De lo que tienen pocas dudas los investigadores, tanto franceses como españoles, es que el tercer hombre fue quien ordenó y disparó contra los dos agentes del Grupo de Apoyo Operativo (GAO) de la Benemérita, encargado del seguimiento y vigilancia de los terroristas. Y es que las fuentes consultadas consideran que sólo un dirigente de la banda pudo tomar una decisión tan importante para ETA como fue la de atentar por primera vez en la historia de la banda en territorio francés. Esto es lo que sucedió el pasado día 1 de diciembre en Capbreton. Pero además de atribuirle al tercer hombre la autorización para atentar sobre la marcha contra los dos agentes del instituto armado, las fuentes consultadas también atribuyen a este individuo la autoría de los disparos. De hecho, falta la pistola con la que fueron disparadas las tres balas que alcanzaron a los jóvenes guardias en la cabeza. En la detención de Saioa Sánchez y Asier Bengoa no se encontró el arma homicida, por lo que los exper- Exterior del centro comercial donde fueron asesinados los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno tos en la lucha antiterrorista están convencidos de que la pistola se encuentra en poder del hombre que huyó. La fuga de este sujeto es para los especialistas en combatir a ETA un elemento que revela también que se trata de un miembro de la dirección de la banda. Así, mientras los otros dos criminales tuvieron una fuga accidentada, que les obligó a dejar un reguero de pruebas y pistas, de la del tercer hombre no hay rastro. Por ahora, no hay otras denuncias de robos de vehículo ni testimonios que no estén vinculados a los dos detenidos. Este hecho hace creer a los investigadores que el etarra huido, por su condición de cabecilla de la banda, debía tener asegurada su vuelta al piso de acogida, que las EFE fuentes consultadas sitúan no muy lejos de Capbreton. Se recuerda en este sentido que los cabecillas de la banda suelen tener un servicio de seguridad del que forman parte algunos de sus hombres de confianza o lugartenientes En busca del arma La juez Le Vert procesa a Sánchez y Bengoa como asesinos de los guardia civiles S. N. PARÍS. Los dos presuntos etarras detenidos el pasado miércoles en el sur de Francia fueron procesados ayer por asesinato y otros cargos en relación con el atentado mortal perpetrado contra dos guardias civiles españoles el pasado día 1 en territorio francés, según informaron fuentes judiciales. Saioa Sánchez Iturregi y Asier Bengoa López de Armentia fueron inculpados por asesinatos de personas depositarias de la autoridad pública en alusión a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, muertos por los tiros recibidos en el exterior de la cafetería de Capbreton. También se les acusa de los delitos de banda organizada, de secuestro, robo a mano armada, intento de robo a mano armada, receptación, transporte y tenencia de armas, uso de documentos falsos y asociación de malhechores, cargos, como los de asesinatos, con fines terroristas. Sánchez y Bengoa comparecieron ante las juezas instructoras, Laurence Le Vert y Marie- Antoinette Houyvet, asistidos por una abogada. El juez de las libertades y de la detención debe pronunciarse a continuación sobre su ingreso en prisión, solicitado por la Fiscalía. Los dos presuntos etarras fueron trasladados en la noche del jueves a París desde Montpellier, adonde habían sido llevados tras pasar unas horas en la comisaría de Mende, al ser arrestados en el departamento de Lozère, al sur del país. El ministerio público había ordenado la apertura de una instrucción judicial contra los dos etarras detenidos y el tercero, que todavía no ha sido localizado, por varios delitos.