Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10- -12- -2007 La tragedia del derrumbe de un edificio en Santander se salda con tres muertos 11 dueños de tierras, que sí han firmado las actas de expropiación, han exigido que se mantenga su anonimato, como si se tratara, en el mejor de los casos, de testigos protegidos y, en el peor, de delincuentes. Pero, más pronto que tarde, se sabrá que cedieron sus propiedades a la locura desarrollista Contra alguno de ellos ya ha aparecido en su localidad pintadas con frases como vendidos o traidores La indefensión de estos propietarios es aún mayor cuando muchos de ellos residen en municipios con alcaldes de ANV que utilizan los ayuntamientos como una plataforma anti TAV más. O, mejor, se encargan de materializar en la práctica lo que ETA- Batasuna diseña. Uno de las corporaciones pioneras en esta estrategia ha sido Itsasondo, que recientemente decidió poner todas las pegas posibles al paso del AVE por el País Vasco. Como objetivo más inmediato, pretende aplicar todos los medios para retrasar el comienzo de las obras, que en Guipúzcoa se prevé para principios de 2008, y, a medio plazo, la paralización del pro- yecto. En esta misma línea se manifiesta el importante ayuntamiento guipuzcoano de Mondragón, recuperado por ETABatasuna, a través de las siglas de ANV que también ha acorda, do dotarse de los instrumentos necesarios para paralizar el TAV En su estrategia, la plataforma cuenta con algunas complicidades, más o menos voluntarias. Es el caso de los alcaldes de las localidades alavesas de Legutiano y Durana, pertenecientes a EA y PNV respectiva, mente, que pese a que sus partidos defienden el proyecto, se negaron a firmar las actas de expropiación, eso sí, con el aforo municipal repleto de proetarras intimidando. Y en esta estrategia global, las consultas ilegales promovidas por ayuntamientos de ANV tienen, entre otros, el ob, jetivo de aplazar trámites para que ETA se dote de otras formas de lucha contra el TAV ACUMULACIÓN DE PRUEBAS CONCLUYENTES ANV no sólo acogió decenas de proetarras en sus candidaturas, sino que permite que destacados batasunos lleven las riendas del partido D. M. J. P. MADRID. Se acumulan los indicios y pruebas, endebles para el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y sólidas para los expertos antiterroristas, que dictaminan que ANV es, hasta ahora, la última marca electoral de ETABatasuna. Y la de no condenar los asesinatos de ETA, con desvelar una gran miseria, no es la prueba más concluyente. ¿Cómo se van a desmarcar los dirigentes de ANV de la estrategia de la banda, si en las pasadas elecciones municipales y forales acogieron en sus candidaturas a decenas y decenas de dirigentes y militantes de Batasuna? Algunos de ellos, como Txema Matanzas- -abogado de etarras- -y Arantza Santesteban- -miembro del frente negociador de Batasuna- -están actualmente en prisión por su pertenencia a ETA. Otros batasunos, como Mariné Pueyo y Juantxo Ibazeta, aunque no salieron elegidos para formar parte de la dirección en el reciente Congreso de ANV ejercen a menudo como portavoces de esta formación y todo, además, para seguir al pie de la letra el discurso más ortodoxo de ETA- Batasuna. Y otros, que en anteriores legislaturas fueron alcaldes de Batasuna, lo son ahora de ANV Es el caso de Nico More. no, que ejerce un papel relevante en la actual campaña de des- ABC. es Más información sobre las obras de la Y vasca y el acoso proetarra en www. abc. es obediencia civil contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) Precisamente, en el último Congreso, ANV aprobó una moción, que marca su estrategia política para los próximos años, que bien podría ser firmada por la Batasuna de la ponencia Oldartzen En el texto, legitima la actividad terrorista de ETA al apoyar la confrontación con Francia y España, en la medida en que se nieguen a reconocer los derechos nacionales de los vascos y continúen atacando a nuestro pueblo Una vez que ANV anunció su intención de presentarse a las próximas elecciones generales, con la intención de resucitar la oferta de Vergara -constitución por parte de todos los diputados nacionalistas de un frente negociador en Madrid- -se supo que un comité electoral en la sombra, controlado por Batasuna, elige entre un millar de aspirantes a las personas que integrarán las candidaturas, siempre y cuando la última marca electoral de la denominada izquierda abertzale pueda presentarse a los comicios.