Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -12- -2007 Britney Spears hurta un mechero de una gasolinera y presume de ello ante cámaras 105 En 1960, Espartaco que se estrenó en el Palacio de la Música, la empezaría a filmar Anthohy Mann a finales de 1958. Recuerdo que el acertado Tony voló desde Madrid a Los Ángeles, con escala en La Habana, para acompañar a su leal esposa, entonces re- que- te cupletísima, que actuaba en el teatro Blanquita ante el clamor de su afición. La noche anterior a su partida para la Meca del cine, le dimos una cena de despedida en Monsignor un gran restaurante que había en aquella fascinante ciudad que, ahora, posiblemente será un taller de reparación de bicicletas. El aplaudido Tony dirigió Espartaco muchas semanas, hasta que el productor ejecutivo Kirk Douglas, enfrentado con Laurence Olivier, le reemplazasase por Stanley Kubrick por la sencilla razón de que Mann había tomado partido por Olivier en el enfrentamiento entre ambos actores. ¿Conservó la película lo filmado por Anthony Mann? ¿Conservaría Lo que el viento se llevó lo rodado por George Cukor? Eso no lo sabe nadie. Sin embargo, las horas altas de Douglas comienzan a apagarse con El compromiso de Elia Kazan, que tantas semanas se mantuvo en el recién defenestrado cine Avenida. Ahora bien, entre 1946- -su primer título- el extraño caso de Martha Ivers hasta Otra ciudad, otra ley (Touch guys) en 1986, Kirk Douglas intervino en más de 65 títulos. Al margen de este personal reflejo filmográfico, la primera vez que hablé con él fue en Londres, cuando asistí al estreno de Los vikingos en el Leicester Square Theatre, durante la recepción que se ofreció Rodaje español después en el Mayfair Hotel, a la que asistieron nombres tan consagrados como Vivien Leigh, Laurence Olivier o Burt Lancaster, entre otros; eso ocurría en julio de 1958. Pocas semanas más tarde se desplazó a San Sebastián para presentar dicha película en su festival. En 1971, colaboré en el rodaje español de su película El gran duelo (A gunfight) en la que actuaba con Johny Cash, el reputadísimo cantante de country que, además de consagradas melodías, arrojaba por la boca algún que otro improperio. Película spaguetizada donde el gran duelo, que hacía honor a su título español, se filmó en la plaza de toros de un pueblo toledano que ahora no recuerdo, donde, eso sí, el calor chorreaba por poros propios y ajenos. A mí me costó una fuerte insolación que resistieron mis entonces robustos 44 años. Douglas fue tan amable de permitirme reponer mis fuerzas en su roulotte bien provista de aire acondicionado. Por último, el 25 de marzo de 1995, asistí al Dorothy Chandler Pavillion a la entrega de su reconocido Oscar Honorífico por sus 50 años de carrera en la comunidad cinematográfica. Lo recibió rodeado de su esposa y de sus cuatro hijos, entre los que figuraba Michael, el mallorquín, por descontado. Ahora, el hijo del trapero, como orgullosamente reconoce ser, según el título de su autobiografía (Ediciones B, 1988) cumple 91 años y ha llegado a convivir por su esfuerzo y constancia con lo más selecto de Beverly Hills y alternar con las principales figuras que en el cine han sido. Pienso, además, que se trata del último pistolero importante de la pantalla americana. Joe Stummer, durante un concierto ABC Descubren canciones inéditas del líder de The Clash Cinco años después de su muerte, la viuda de Joe Strummer ha encontrado numeroso material que quiere publicar en un libro Lucinda Mellor, viuda del cantante y guitarrista Joe Strummer, ha descubierto canciones inéditas y otras rarezas del cofundador de la legendaria banda de punk The Clash, informó ayer The Independent Cinco años después de que Strummer falleciera a los 50 años de edad de un ataque cardíaco en su casa de Somerset (suroeste de Inglaterra) Mellor registró varias maletas y halló unas treinta bolsas de plástico. De repente, me di cuenta de que cada bolsa guardaba relación con una gira o una sesión (musical) Cada bolsa contenía una historia que era asombrosa dijo la viuda. Mellor solicitó la ayuda de varios especialistas, entre ellos el artista Gordon McHarg, para fotografiar, catalogar y almacenar adecuadamente todo el material, que incluye letras de canciones de The Clash encontradas en cajas de té mohosas. Un día publicaremos un libro impresionante (con ese material) señaló la viuda, que espera contar para ese proyecto con la colaboración del artista Damien Hirst, informa Efe. Será- -adelantó- -como un libro de arte, con fotografías, letras de canciones, dibujos, quizás algunas canciones inéditas, rarezas. Tendrá discos compactos en su interior con cosas raras de Joe Joe Strummer, que durante su carrera demostró una gran devoción hacia sus seguidores, fue un pionero del punk con The Clash al mezclar música, intencionalidad política e idealismo. Tras la disolución de la mítica banda británica, Strummer grabó discos en solitario y con otras bandas, como The Mescaleros. La Gran Manzana dedica una retrospectiva a Pilar Miró Cuando se han cumplido diez años de su muerte, la Film Society del Centro Lincoln de Nueva York homenajea la carrera de la realizadora Pilar Miró, de la que desde el viernes proyecta una retrospectiva con siete de sus cintas más importantes. El crimen de Cuenca (1979) es el título que encabeza el ciclo que durante este mes de diciembre pueden ver los neoyorquinos, dentro de la XVI edición del festival Spanish Cinema Now, en el que se incluyen, además, películas como Gary Cooper, que estás en los cielos (1980) El pájaro de la felicidad (1993) El perro del hortelano (1995) La petición (1976) Beltenebros (1992) y Tu nombre envenena mis sueños (1996) Una selección de títulos que, según su coordinador, Diego Galán, representan la personalidad de la directora, tan discutida como polémica, a quien Galán conoció bien, como atestigua la biografía que de ella realizó, Pilar Miró: Nadie me enseñó a vivir Kirk Douglas y su hijo Michael, en una imagen reciente AP Pilar Miró GONZALO CRUZ