Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -12- -2007 Un estudioso español saca a la luz que los aliados bombardearon Pompeya en 1943 87 Un humanista comprometido Ha sido un transgresor de la modernidad desde dentro, que rompió con toda la carga puritana que ésta lastraba POR FREDY MASSAD Nacido el 15 de diciembre de 1907 en Rio de Janeiro, Oscar Niemeyer cumple un siglo llevando ya décadas reconocido como uno de los mayores maestros de la arquitectura del siglo XX y legando una admirable lección de vida, continuando aún en plena actividad profesional, lúcido y enérgico. Tras titularse en 1934, comenzó su actividad profesional en el estudio de Lucio Costa. En 1937 entró a formar parte del equipo responsable del diseño de la Sede del Ministerio de Educación y Salud, el edificio fundacional de la arquitectura moderna en Brasil en cuyo diseño participaría Le Corbusier, trabajando mano a mano con el entonces aún primerizo Niemeyer. El Pabellón de Brasil en la Feria Mundial de Nueva York, en 1939, y el complejo de Pampulha (Belo Horizonte) en 1940, son dos de sus primeras obras fundamentales, realizadas mientras trabajaba simultáneamente en los primeros diseños para su casa en Fonte da Saudade. Su participación en el diseño del edificio de la ONU fue crucial, siendo su autor conceptual. Colaboró en la reconstrucción de Berlín, diseñando en 1955 un edificio deviviendas, antes de ser designado en 1956 director de de Arquitectura de la compañía responsable de la construcción de Brasilia. Junto a Lucio Costa, autor de plan urbanístico piloto para la capital, realizaron algunos de los edificios más importantes y simbólicos de la arquitectura brasileña y legaron a la historia de la arquitectura del siglo XX varios de sus edificios fundamentales. En sus proyectos para Brasilia, Niemeyer consolidó a gran escala las investigaciones arquitectónicas que había ido desarrollando. El Palacio de la Alborada, la residencia presidencial, la Plaza de los Tres Poderes (donde se levantan las sedes del Congreso Nacional, el Palacio de Justicia y las Oficinas del Gobierno Federal) la Catedral, la Avenida de los Ministerios y el Teatro Nacional. Tras ese período comienza a realizar proyectos a nivel internacional en Líbano, Argelia, Portugal y Gran Bretaña. En 1967 se ve obligado a exiliarse en París hasta 1975. De retorno a su país, recibió el encargo por parte del Gobierno de Leonel Brizola de diseñar un colosal anfiteatro para la celebración de los desfiles de carnaval, el Sambódromo, el Parlamento de América Latina en São Paulo y el Museo de Arte Moderno de Niteroi en Río de Janeiro. Su proyecto más reciente de momento es el futuro Centro Niemeyer en Avilés, cuya inauguración está prevista para 2010. Desde sus inicios, Niemeyer estableció los fundamentos que definirían el lenguaje propio de la modernidad arquitectónica brasileña a través de una interpretación lírica y material de las específicas condiciones tropicales, definidos por complejas curvaturas y un intenso dinamismo. Testimonio y constructor de las transformaciones que definieron el pasado siglo, Niemeyer es paradigma de la figura del humanista con una marcada conciencia social posicionado en una ideología política, que en su caso ha sido una defensa del comunismo. Un individuo profundamente comprometido con su tiempo a través de la práctica de la arquitectura. Ha sido un transgresor de la modernidad desde adentro, que rompió con toda la carga puritana que ésta lastraba, creando una arquitectura que no sólo destaca por su naturaleza monumental sino también por su fuerza arrasadora y la implicación física y sensual que él ha puesto en ella. La monumentalidad nunca me abrumó si hubo un concepto fuertequelasostuviese -escribe en su autobiografía, Las Curvas del Tiempo (Phaidon) Al fin y al cabo, lo que permanece en arquitectura son las obras monumentales, ésas son las que marcan la historia y la evolución técnica: son las que, justificadas o no, siguen conmoviéndonos. Esto es la belleza imponiéndosesobrela sensibilidad humana. AP -Usted es reconocido como uno de los arquitectos más importantes de la actualidad y del siglo XX. ¿Cuál considera su legado más importante? guntas que me dirigen de la forma más concisa. Y, en ese sentido, las estoy respondiendo de ahora en adelante. Ningún plan futuro me preocupa. Como siempre, voy llevando la vida conforme ella lo permite- -trabajando, abrazado con los amigos y la familia, que no es pequeña- Esa idea de centenario no tiene la menor importancia. Lo principal es mirar hacia atrás y sentirme bien conmigo mismo. hay poca innovación en un país de grandes arquitectos como usted y Paulo Mendes da Rocha? -Por principio no critico los trabajos de mis colegas arquitectos, que en Brasil- -en São Paulo, inclusive- -son muchos y de enorme calidad. afirmó es correcto... y es lamentable. ¿Cambiaría algo si hiciera Brasilia hoy? -Pienso que no. -No proyecté el urbanismo de Brasilia; mi trabajo se limitó a su arquitectura. Lo que usted -Brasilia fue planeada como una ciudad en que todas las clases sociales convivían, pero los pobres terminaron siendo empujados a la periferia. ¿Cuál es su visión sobre el que fue su mayor proyecto, 47 años después? ¿Cuáles son los arquitectos que más admira en Brasil y en el exterior, en la actualidad? -Siempre digo que la vida me parece más importante que la arquitectura. Lo que me agrada es constatar que luchar por un mundo mejor y más justo fue siempre mi preocupación. ¿Cómo ve un futuro de Cuba sin Fidel? -Además de nacionalista, Lula es un ex- operario, lo que lo lleva a mirar las capas más desfavorecidas con especial cariño. Espero que esa preocupación que él tiene se profundice y rinda mejores resultados en el nuevo gobierno. -Creo que el ejemplo de coraje y patriotismo de Fidel estará siempre en el corazón del pueblo cubano. Y eso será fundamental para asegurar en el futuro la soberanía de ese gran país. -Usted es un hombre de izquierda. ¿Cómo ve el primer Gobierno Lula y qué espera del segundo mandato? -Son tantos que prefiero no citarlos, para evitar así cualquier omisión importante. ¿Qué piensa de lo que se construye actualmente en grandes ciudades brasileñas? ¿No cree que Yo diseñé la arquitectura de Brasilia, y no su urbanismo. Es verdad que los pobres han sido empujados a la periferia, y es lamentable que así sea ¿Cuál es su secreto y su consejo para llegar a los 100 años? -Digo siempre que tengo sesenta años, satisfecho de hacer todo lo que hacía a esa edad. Toda la información sobre Niemeyer: http: www. niemeyer. org. br