Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID DOMINGO 9 s 12 s 2007 ABC UNA Y MEDIA Jesús Higueras Prisiones vigilará durante cinco años a los menores infractores de la región El 17 por ciento de los jóvenes que cometieron un delito vuelve a reincidir MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Del total de menores infractores que hay en la Comunidad de Madrid, el 83 por ciento logra reinsertarse en la sociedad; es decir, el 17 por ciento no lo consigue. A partir de ahora, todos van a tener un seguimiento, al alimón, por parte de la Administración central y la regional. Así, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, del Ministerio del Interior, estará pendiente de que, durante cinco años, los jóvenes que han salido de algún centro de reeducación y reinserción de la Comunidad no ingrese en ninguna prisión del Estado. En el caso de que sí ingresara, el hecho se comunicará de inmediato a la Agencia de Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (Arrmi) dependiente del Gobierno regional. JUAN EL BAUTISTA unto con Cristo, la figura central en este segundo domingo de Adviento, es Juan el Bautista. Es un hombre particular, pero sin duda ninguna es el hombre de la verdad, de la verdad de Dios y del hombre. Por eso, él no tiene miedo de anunciar la verdad aunque esta sea incómoda, no tiene miedo de llamar raza de víboras a aquellos que utilizaban al mismo Dios para su beneficio personal. El ser humano tarde o temprano necesita encontrarse con su propia verdad, necesita hacer esa penitencia que simplemente es preguntar qué es lo que sobra en mi vida y qué es lo que falta para que yo realice el proyecto original de Dios sobre mí, y veremos que nos sobran tantos juicios, tantas iras, tantas críticas, tantas comodidades y nos falta tanta caridad, tanta comprensión, tanta esperanza. En definitiva ¿por qué no dejarnos llamar por el Bautista y dejar que él nos diga a nosotros como lo dijo a los judíos en el tiempo de Jesús, qué es lo que debemos hacer para preparar bien el camino del Señor? El hombre que no se deja transformar por la gracia es alguien que no puede crecer, que siempre se quedará en su enanismo lleno de soberbia. Sin embargo, aquél que deja que la palabra de Dios anunciada por los profetas, en este caso por el Bautista, llegue a su corazón, sabe que tiene esperanza y futuro, porque Dios puede hacer las cosas nuevas en nuestro corazón. Él puede quitar todo lo que nos sobra y poner todo lo que nos falta. Hoy todos nos debemos poner en el sitio de aquellos que acudían a ver a Juan y no les importaba ser regañados y reprochados, porque en definitiva era un reproche de cariño, de querer ayudarnos a ver con ojos de verdad nuestra propia pobreza y nuestra propia realidad. Así, el Bautista sigue gritando con voz potente dentro de nuestro corazón: No te duermas, que no se embote tu mente. Prepara tu corazón para que Cristo nazca Y veremos como la gracia irá penetrando y sanando tantas cosas dentro de nosotros, y veremos cómo el milagro de la Navidad se producirá un año más dentro de nuestra vida. J Corregir fallos El objetivo de esta medida es evaluarnos y conocer qué hemos hecho mal para que el chaval haya vuelto a reincidir. Además, nos dará la oportunidad de poner todos los medios a nuestro alcance para corregir posibles fallos y mejorar nuestro trabajo educativo dijo ayer el vicepresidente segundo y consejero de Justicia, Alfredo Prada. Si se produce una reincidencia, la Comunidad de Madrid facilitará a la Dirección General de Prisiones todos los informes- -sociales y personales- -que posea sobre el joven reincidente. Esta iniciativa es producto de un convenio, pionero en España, entre los Gobiernos central y autonómico gracias al cual la Comunidad de Madrid podrá llevar un seguimiento Alfredo Prada contempla los trabajos hechos a mano por menores infractores del nivel de reincidencia de los jóvenes que abandonan sus centros- -a los que llegan por orden del juez para cumplir una condena- una vez cumplidas sus penas. El convenio solamente se refiere a los menores o jóvenes que hayan cumplido penas de CHEMA BARROSO Los Gobiernos central y regional firman un convenio para evaluar el trabajo hecho en los centros de reinserción delito en los centros- -antes reformatorios- -de la Comunidad, no para las faltas. Cada vez que un menor salga de un centro se comunicará inmediatamente a una unidad conjunta de Prisiones y de la Arrmi. Allí quedarán reflejados los datos del chaval añadió Prada. Regalos solidarios en la tienda Asombra realizados, a mano, por chavales en proceso de reeducación Mourad es argelino y tiene 22 años. Está cumpliendo su condena en un centro de reinserción de la Comunidad de Madrid y le quedan dos años pero, con un contrato como Dios manda, trabaja durante ocho horas en la tienda Asombra de la calle León, número 24. Aquí, incluso, se venden trabajos suyos, hechos a mano, como unas meninas de cerámica que entran por los ojos. Es una tienda ideal para hacer regalos solidarios. El local es alegre y luminoso. Dan ganas de llevarse todo lo que está en las estanterías, en el suelo o colgado en las paredes. Sin embargo, y además de que son bonitos y divertidos, lo más valioso de estos productos es que están realizados por menores infractores en lo que los monitores llaman el taller productivo del Centro Rosales, detrás de la antigua cárcel de Carabanchel. Buen gusto, imaginación y colorido. Lo que se muestra en esta tienda es bueno, bonito y barato. Ahora que estamos en fechas típicas de compras y regalos, aquí nos dan demasiadas ideas. Ahí está ese coche de madera para niños por 50 euros, o un caballito balancín por 40. El triciclo, también en madera y de varios colores, cuesta 20 euros y un carrusel de esos antiguos y entrañables marca 35 euros. Los atriles se venden a 25 euros y los cepillos de peinar a 3,99 euros. Hay pañuelos de seda pintados a mano por 14,99 y, al mismo precio, sudaderas de algodón con el logotipo de Asombra una tienda abierta el pasado mes de abril. Asombra pretende incentivar a los menores que cumplen medidas judiciales a participar en talleres de artesanía, carpintería, pintura y bisutería para comercializar después sus trabajos en tiendas como la de León, 24. Los jóvenes aprenden una profesión y los madrileños cuentan con un local donde encontrar ese regalo con el que, seguro, aciertan.