Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL DOMINGO 9 s 12 s 2007 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura Putin crece, Europa mengua La aplastante victoria electoral refuerza la posición del nuevo zar mientras la UE se debilita División y falta de postura común hasta para valorar la limpieza del triunfo de Putin, menoscaban a Europa ante retos como Kosovo e Irán POR MANUEL ERICE MADRID. Les faltó tiempo a los miles de integrantes del grupo Nashi- -la juventud nacionalista de Putin que hace vanguardia hacia la aspiración de la gran Rusia -para copar las principales calles de Moscú, las mismas que el Kremlin suele negar a la oposición, y celebrar la victoria electoral por todo lo alto. Su líder había rozado nada menos que los dos tercios de los votos. Era, la del pasado domingo, la noche ideal para acercarse a la Embajada británica en Moscú y exigir, también por carta a la Reina Isabel, la inmediata marcha de su titular, Anthony Brenton, denostado desde que semanas antes hubiese participado en un encuentro de la oposición al Kremlin. El episodio, penúltimo de los desencuentros ruso- británicos, sobre todo desde la sonora muerte del espía Litvinenko, viene a echar más leña al fuego que han encendido de un tiempo a esta parte las relaciones entre Rusia y la UE: la brecha en torno a si reconocer ya la independencia de Kosovo; el tira y afloja para reforzar las sanciones Irán por su desafío nuclear- -aunque el último informe de la CIA haya apuntalado a la diplomacia rusa- el pulso energético a raíz de los cortes en el suministro de petróleo, que afectan sobre todo a Alemania... Y un etcétera de asuntos que dejan muy atrás el idilio de la era postsoviética, personificada en Boris Yeltsin y escenificada a partir de la caída del Muro de Berlín. Con el siglo XXI navegando a velocidad crucero, de aquel acercamiento histórico ya casi no queda ni el recuerdo. tos del tablero internacional, en los que se comprueba que, como asume el estudio, hace aguas la unidad en torno a una política exterior sólida y homogénea que promueve esta iniciativa de nuevo cuño. En su análisis, el estudio divide a los países europeos en cinco grupos, en función de su relación con Rusia: Grecia y Chipre, los más cercanos, que a menudo defienden posturas cercanas a este país; Alemania, Francia, Italia y España, colegas estratégicos con una relación cordial y de buena vecindad (a pesar de los roces) diez países considerados amistosamente pragmáticos (Austria, Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Hungría, Luxemburgo, Malta, Eslovaquia, Eslovenia y Portugal) otros nueve, con relación fría (Chequia, Dinamarca, Estonia, Irlanda, Letonia, Holanda, Suecia, Rumanía y Reino Unido) y los países en guerra fría con Rusia (Polonia y Lituania) con relaciones hostiles GENOCIDA A SU MESA uando uno de nuestros políticos se pone a buscar una forma de entrar en los libros de historia hay que ponerse en guardia. Aprovechando el semestre de la Presidencia portuguesa, el primer ministro luso, José Socrates, tuvo la idea de convocar la segunda cumbre UE- África siete años después de que la primera cita, en El Cairo, resultase vacua. El problema hoy está en que el desembarco chino en África nos ha hecho conscientes del terreno económico que podemos perder. Y, llegados hasta aquí, ponemos nuestra exigencia ética y moral a la altura de la de los comunistas capitalistas chinos. Así, este fin de semana los europeos hemos recibido a algunos de los tiranos más despreciables de nuestros días, desde el genocida sudanés Omar al- Bashir, bajo cuya mirada- -por no decir algo peor- -han sido masacradas 300.000 personas en Darfur en los últimos años hasta el tirano zimbabués Robert Mugabe, alguien que pasará a los libros de historia en calidad de autor del manual Cómo arruinar al país más rico de África. Teoría y práctica Es más que discutible que sea legítimo hacer negocios con tiranos como los mentados, pero al menos si la UE siguiera siendo la CEE- -una comunidad económica y no una unión política con unos valores comunes- -se podría disimular la gravedad del asunto. Mas en Lisboa hemos demostrado lo contrario. Sólo el escocés Gordon Brown se ha atrevido a mantener el desafío que anunció hace meses: advirtió que no iría a Lisboa si iba Mugabe y así ha sido. Y dado el pasado colonial y los vínculos presentes, la presencia del primer ministro del Reino Unido en una cumbre como ésta parece bastante más importante que la del jefe de Gobierno de cualquiera otro de los 26 países restantes de la UE. Pero cuando alguien- -como Sócrates- -busca la foto a cualquier precio, le da igual sentar a su mesa a un genocida como Omar al- Bashir. Incluso aunque eso implique la ausencia del primer ministro del Reino Unido. Minucias. Si al menos se hubiera escuchado la voz de los desheredados de Zimbabue y Darfur... SIENTE UN C Y en este pulso es la Unión Europea la que está llevando las de perder por su manifiesta división interna Como reconoce el informe elaborado por el recién constituido Consejo Europeo de Relaciones Externas, a pesar del fortalecimiento económico y militar de estos años, la UE ha empezado a comportarse como si estuviera subordinada a la creciente reafirmación rusa Una clara alusión al endurecimiento de la política exterior del Kremlin y a su firme apuesta por recuperar comportamientos de imperio redivivo. El anuncio esta semana del ministro de Defensa, Anatoly Serdyukov, de comenzar a navegar por el Mediterráneo, por primera vez desde la era soviética, se suma a la salida del Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) y a la continua presencia de aviones espía en aguas del Mar del Norte. El análisis apunta que el dramático cambio en la relación de poder tiene sus raíces en la falta de unión e inseguridad de los socios europeos. La misma semana en que se daba a conocer el informe- -elaborado por expertos de los 27 países de la Unión- -la realidad ha venido a corrobo- Como subordinados rarlo. Apenas los resultados de las urnas eran ya oficiales en Rusia, los dos principales líderes europeos interpretaban el episodio de manera opuesta: mientras Merkel, avalada horas después por el crítico informe del la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) tildaba el proceso de no democrático, en un país no democrático Sarkozy se apresuraba a legitimar los comicios con una abierta felicitación a Putin. No sólo el termómetro de la desunión europea se enfría en un asunto interno ruso. El mercurio también se congela al acercarse a los grandes asun- Para aminorar el gran margen de maniobra de Rusia, el informe propone un acercamiento común sobre estos principios: respeto a los acuerdos internacionales; presionar con reuniones del G- 7, sin Rusia, si no se aviene a esta legalidad; que los encuentros bilaterales estén enfocados al beneficio de toda la Unión, y, dada la alta dependencia de Rusia, abrir caminos de investigación de recursos energéticos y alternativas con Turquía, Ucrania y Moldavia. Acercamiento común Los Cuatro europeos niegan más negociación sobre Kosovo SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Los cuatro miembros europeos del Grupo de Contacto para Kosovo, Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia, en una carta enviada a los restantes miembros de la UE, expresan su opinión negativa para continuar las negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo. Es una respuesta a la petición del Gobierno de Serbia a la UE para que apoye un nuevo proceso de negociaciones. Demanda que cuenta con el apoyo de Moscú, si bien hasta el momento han fracasado dos ruedas de negociaciones: la conducida por el mediador de la ONU en el 2006, Martti Ahtisaari, y la de la troica del Grupo de Contacto, también sin resultado alguno. Con el fracaso de los esfuerzos de la troica (EE. UU. UE y Rusia) por encontrar una solución, quedan agotadas todas las posibilidades para encontrar el consenso, sostienen los cuatro países europeos.