Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -12- -2007 Dos españoles detenidos en Mauritania tras chocar su pesquero con un cayuco 15 to a repetir y el 10 por ciento se inclina por el PSOE, un puñado de sufragios que no compensa guiño alguno del Gobierno hacia ese extremo. El PSOE tiene además el problema del derrumbe de la imagen de Zapatero, que sólo merece confianza para un 37 por ciento de los encuestados. Incluso entre los votantes socialistas hay un 28,6 que se fía poco o nada del presidente del Gobierno. En materia de gestión, apenas un 27 por ciento de los preguntados considera positiva la labor del Ejecutivo, porcentaje que se eleva hasta un raquítico 53 por ciento en el caso del electorado socialista. Frente a esos datos del PSOE, el electorado del PP se muestra mucho más fiel a la opción de Rajoy, aunque también es crítico con su labor al frente de la oposición. La inmensa mayoría de los votantes del PP, el 82,3 por ciento, está dispuesta a repetir, aunque el 9 por ciento no sabe aún qué haría si se celebrasen las elecciones ahora mismo y un 1,7 se inclina por los socialistas. Rechazan la gestión del Gobierno de forma abrumadora, pero un 12 por ciento tampoco aprueba la labor de la oposición. Desconfían absolutamente de Zapatero y un tercio de los mismos electores tampoco acaba de ver con buenos ojos a Rajoy. La dirección del PP intenta convencer a sus cuadros y bases de que la victoria es posible con el objetivo de darles moral ante las semanas decisivas de la precampaña. Todo se juega en un pañuelo y está dependiente de cualquier acontecimiento como ha podido ocurrir ya, de hecho, con el regreso de ETA al tiro en la nuca, un factor que puede romper el empate según se manejen en la respuesta los dos grandes partidos. Datos del último barómetro del CIS: http: www. cis. es Derrumbe de Zapatero Votantes de Zapatero, pero católicos Los dirigentes del PSOE están utilizando en estos mismos días los últimos datos del CIS como advertencia interna de que nada está decidido y tapa huecos- -Solbes, Bono, bajadas de impuestos- -ante la desconfianza que Zapatero ha generado entre las clases medias y el electorado de signo más templado. Uno de los datos que tendrán muy cuenta los estrategas electorales del PSOE se ve en otro cuadro de las tripas del barómetro del CIS, que explica muchas de las últimas renuncias programáticas de Zapatero en materia de liberación total del aborto o eutanasia, o el freno puesto en las últimas semanas a sus tics anticlericales es el correspondiente a la definición religiosa de sus votantes: tres cuartas partes se declaran abiertamente como católicos frente a un 12 por ciento de no creyentes y a un 7 por ciento de ateos EN TODOS LOS CALADEROS Las elecciones se acercan y los políticos se vuelven voraces. Ya no les vale su espacio natural, todos miran al centro y más allá. Que se lo digan a José Blanco M. C. MADRID. El centro político parece haberse quedado pequeño para los dos grandes partidos. Es la tierra prometida, donde se supone que se ganan unas elecciones, pero la voracidad de los políticos no tiene fin y algunos miran incluso más allá del centro, al espacio desconocido donde transitan las bases del adversario. El número dos del PSOE, José Blanco, ha lanzando un mensaje que pretende que llegue al terreno del PP, y ha tendido la mano a los votantes de la derecha, quizás con el objetivo de que su partido sea de izquierda- centro- derecha. En una entrevista con la agencia Efe, Blanco invitó a los votantes de la derecha a castigar al PP en las urnas, con una derrota contundente en las elecciones generales del 9 de marzo, si quieren que se produzca una renovación en el partido y que no se perpetúe en él la tricefalia de Rajoy, Acebes y Zaplana. Blanco considera que para que alguna vez haya en España una derecha homologable a la europea tiene que producirse antes una pérdida contundente en las elecciones de marzo. Sin esta premisa, continuó, Rajoy, Acebes y Zaplana seguramente puedan tener la intención de seguir al frente del partido. Por eso yo le digo a mucha gente de derechas que quiere un Partido Popular moderado y renovado, que lo mejor que pueden hacer es precisamente castigar con su voto a quienes quieren perpetuarse en la oposición El secretario de Organización del PSOE resumió los ejes del programa del PSOE, que A LA PESCA DE VOTOS trata de pescar votos en todos los caladeros posibles, sin estridencias para no espantar a nadie y con la ambigüedad precisa: Más bienestar social y pleno empleo, apostar por un país moderno, con capacidad de competir y de mejorar sus infraestructuras, con mejor educación y capaz de dar respuesta al desafío del cambio climático, eso que a Rajoy no le preocupa a pesar de las advertencias de su primo Zapatero comenzó la legislatura poniendo en cuestión la existencia de la Nación española, un concepto discutido y discutible según afirmó el presidente del Gobierno de España en sede parlamentaria, ante la estupefacción de buena parte de sus señorías. Luego vino el nuevo Estatuto de autonomía de Cataluña, pendiente de varios recursos ante el Tribunal Constitucional, en el que se habla de la nación catalana, y la negociación política con la banda terrorista ETA. En la recta final de la legislatura, tras el fracaso del diálogo con ETA, Zapatero dio un giro a su estrategia para aparentar ser más moderado. De la noche a la mañana, la palabra España pobló sus discursos y la propaganda del Gobierno. Se acabaron las estridencias.