Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CIENCIA FUTUROsSALUD y www. abc. es salud SÁBADO 8- -12- -2007 ABC En manos del doctor Morfeo Mientras dormimos podemos afrontar los traumas del pasado, las situaciones de duelo o incluso algunas fobias. La clave está en los sueños lúcidos, que pueden dirigirse a voluntad 17 horas 19 horas 20 HORAS Buho, mono, armadillo de nueve franjas Murciélago marrón, Zarigüeya PEREZOSO GIGANTE 15 horas Musaraña de árbol PROMEDIO DE HORAS DORMIDAS AL DÍA POR DISTINTAS ESPECIES DE MAMÍFEROS El tamaño del cuerpo es el factor que determina el número de horas que cada especie dedica a dormir. En general, a menor tamaño más horas de sueño 18 horas 2 HORAS CIERVO Y CABALLO 10 horas Armadillo gigante Jaguar, erizo y mono vervet 3 horas 9 horas Cabra, elefante, vaca, asno y oveja Chimpancé, babuino, zorro rojo y mono rhesus POR PILAR QUIJADA Quien piense que dormir es una pérdida de tiempo se equivoca. Cuando nuestros ojos se cierran cada noche, el cerebro continúa trabajando. Investigaciones recientes muestran que durante el sueño aumenta la demanda de glucosa, el combustible del cerebro. La inactividad es sólo aparente, como explica Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño del Instituto Dexeus de Barcelona: Mientras dormimos se lleva a cabo un proceso de reparación y restauración de lo que vamos a necesitar durante el día: segregamos hormonas, reparamos los tejidos y también el sistema inmune- -que nos defiende de microorganismos- la piel se regenera, se crean nuevas conexiones neuronales, se memoriza lo aprendido... Pero algunos se atreven a ir más allá y creen que esta repa- 8 horas 6 horas Humano, conejo, conejillo de Indias, cerdo ABC Eduardo Revaldería Foca gris, hyrax gris, tapir brasileño ración no es sólo física, sino también psicológica, como sugería Freud. La evolución nos pone los sueños, entre otras cosas, para que aprendamos a resolver conflictos. Cuando algo no lo hemos resuelto bien, soñamos repetidamente con ello hasta que aprendemos un abordaje distinto. Eso sana Lo asegura Consuelo Barea, médico psicoterapeuta especializada en sueños y en violencia de género, autora del libro El sueño lúcido (Océano) Para conseguir ese enfoque de los problemas distinto y sanador, un tipo particular de sueños, los lúcidos son especialmente útiles. En ellos, la persona es consciente de que está soñando. Y en ocasiones, como si se tratara de un guión de cine, puede dirigir su propio sueño. La lucidez es un estado de consciencia muy peculiar. Porque una parte de ti sabe que es un sueño y sin embargo estás sintiendo con toda intensidad las sensaciones. Si estás en una isla o en una selva, estás sintiéndolo realmente, señala la doctora Barea, que utiliza los sueños lúcidos en sus terapias desde mediados de los 90 para abordar el estrés postraumático: A veces las víctimas