Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 s 12 s 2007 La ofensiva etarra s Análisis ESPAÑA 13 El luto y los límites El PP no va a plantear en el Congreso la ilegalización de ANV. Lo va a defender, pero sin polemizar s El PSOE y el Gobierno dan contundencia a su discurso, ya no hay margen para otra cosa s Urkullu considera que paz y política son vasos comunicantes tración del pasado martes. La cita sólo trajo un enorme sentimiento de frustración. Asistieron pocos y el ambiente fue frío, casi de diseño. El presidente optó por no acudir aun cuando muchos pensamos que su sitio estaba allí, al lado de los ciudadanos, de los que le quieren y de los que no. Una hora fuera de su despacho no genera crisis alguna. Lo último que puede y debe hacer un presidente es transmitir la sensación de que los eventuales y siempre reprochables insultos o abucheos le molestan. Fue él quien en la comisión de investigación del 11- M- -ahí están las actas- -dijo que la gente tenía derecho a mostrar su malestar. En aquella época el malestar era contra Aznar, a quien llegaron a esperar en la puerta del Congreso numerosos ciudadanos con las manos manchadas de rojo haciéndole responsable, nada menos, del atentado de Atocha. Nunca más, contra ningún presidente, se puede repetir algo así, ni se puede acusar al actual de ser cómplice de ETA. Ahora el objetivo es la derrota de ETA. La frase ha sido acuñada por Rajoy desde hace mucho tiempo y en eso va a seguir. Para los populares no han sido días fáciles pero los han gestionado con inteligencia y con mucha convicción de que hemos hecho lo que teníamos que hacer se afirma en la planta séptima de la calle Génova. Han sido conscientes de que nos han mirado con lupa, deseando algunos que alguien dijera algo para poner en cuestión nuestra voluntad y han querido hacernos daño por un lado y por otro pero nuestra máxima es la que es: siempre al lado de quien apueste por la derrota de ETA La ausencia de Rajoy de la convocatoria de AVT y el apoyo de éste al Gobierno le ha costado críticas, algunas especialmente ácidas pero no está dispuesto a modificar su estrategia. Al contrario. Rajoy no quiere perturbar el mínimo de unidad alcanzado, mínimo que se basa, más que nada, en los límites a los que con tanto acierto hizo alusión Manuel Marín en el que ha sido su discurso de despedida como presidente del Congreso. Por ello, ni de manera directa ni indirecta va a polemizar sobre la ilegalización de ANV La va a defender, pero no más. El Gobierno, por su parte, al igual que el propio PSOE han optado por dar contundencia a su discurso. No hay margen para otra cosa y los ciudadanos y el propio PP lo van a percibir con toda claridad. El proceso se cerró y se ha cerrado de manera definitiva y ahora solo queda perseguirles hasta donde sea posible, no dejarles escapatoria Con la legislatura a punto de finalizar, el Gobierno siente menos la presión de sus insa- Charo Zarzalejos España ha vivido jornadas de luto. Los asesinatos de dos guardia civiles nos ha sacado a todos de esa ensoñación según la cual ETA iba a atentar pero sin causar muertos. Ha hecho las dos cosas y seguirá haciéndolo en la medida que pueda. ETA ha propiciado el luto y también su barbarie ha puesto límites a la permanente desmesura de la legislatura ya agotada. El Gobierno se apresuró a convocar la reunión del Congreso y todos aceptaron la propuesta socialista de la concen- Cuando el Parlamento se cierre será el momento en que el Ejecutivo podría instar a ilegalizar ANV ciables socios y será cuando el Parlamento se cierre, cuando el Ejecutivo probablemente inste a la ilegalización de ANV La decisión, si se toma, no va a gustar a los partidos nacionalistas, ni a Izquierda Unida. Tampoco les gusta demasiado lo que consideran nuevo discurso de Zapatero pero, en el fondo, dejan hacer porque saben que en ningún caso ellos serán los llamados a gestionar la lucha contra el terrorismo. Al final esto es cosa de dos; es decir del PP y del PSOE que son los únicos con capacidad para gobernar España. De entrada en el País Vasco Iñigo Urkullu, presidente del PNV ya dicho que no que primero paz y luego política es una ecuación que no le vale porque ambas cuestiones son vasos comunicantes y ha advertido al PSOE que sus eventuales halagos para nada van a modificar la posición del PNV El éxito policial que ha supuesto la detención de los probables autores de los asesinatos del sur de Francia es la mejor noticia que se podía recibir. ETA ha dado en el país vecino un paso cualitativo y con Sarkozy han tropezado. Si no han podido con la democracia española, mucho menos podrán con dos democracias- española y francesa- dispuestas a hacerles la vida imposible.