Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 7- -12- -2007 ABC Primera prueba con células reprogramadas para tratar una enfermedad hereditaria La combinación de terapia génica y celular elimina los síntomas de una grave forma de anemia en ratones N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. La reprogramación celular, la técnica que sortea la utilización de embriones en medicina regenerativa, empieza a dar sus frutos. Transformar una muestra de piel en una valiosa célula que puede convertirse en casi cualquier tejido, como si fuera embrionaria, ya no es sólo una promesa. Científicos del Instituto de Investigación Biomédica Whitehead de Cambridge (Estados Unidos) en colaboración con la Universidad de Alabama, han conseguido la prueba de concepto que se necesitaba para ver su eficacia en el tratamiento de enfermedades incurables. Combinando la técnica de reprogramación celular con terapia génica obtuvieron células madre diseñadas para corregir una grave enfermedad hereditaria de la sangre, una anemia drepanocítica también llamada de células falciformes. Las personas que padecen este trastorno soportan una anomalía en la hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que tiene como misión transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo. El origen de este problema está en la mutación del gen encargado de la producción de hemoglobina. Las personas que lo padecen son anémicos crónicos y sufren numerosas complicaciones. Su sistema inmune es más vulnerable a las infecciones, padecen crisis de dolor y problemas respiratorios, entre otros trastornos. Los investigadores de Cambridge reprogramaron y manipularon genéticamente células de la piel de un ratón con esta forma rara de anemia. El trasplante celular logró generar células sanguíneas sanas que eliminaron cualquier rastro de la enfermedad. El logro, que se detalla en la revista Science se ha conseguido de momento en un animal de laboratorio, pero modificado para ser un modelo fiel de esta patología humana. La reprogramación celular ha pisado el acelerador. Este nuevo avance se produce apenas dos semanas después de Recolección de células cutáneas Los investigadores utilizaron células de la piel de las colas de los ratones enfermos Células de piel 1 Ratón humanizado para que El roedor fue manipulado 2 sufriera una anemia hereditaria llamada drepanocítica CÉLULAS PERSONALIZADAS CONTRA LA ANEMIA 3 Retrovirus Oct 4, Sox 2, Klf 4, c- Myc 7 8 Células sanguíneas Trasplante Las nuevas células se implantaron en el ratón enfermo y empezaron a generar células sanguíneas sanas sin el defecto en la hemoglobina que impide a los glóbulos rojos transportar el oxígeno Reprogramación celular Las células de la piel fueron reprogramadas hasta un estado embrionario. En el proceso emplearon un retrovirus como vector para introducir cuatro genes (uno de ellos un oncogén) que permitieron dar la vuelta al desarrollo biológico de la célula adulta Éxito La nueva terapia celular corrigió la enfermedad y desparecieron los síntomas. Los ratones recuperaron peso y su capacidad respiratoria 6 Diferenciación en células sanguíneas Las células iPS corregidas, cultivadas en placas de Petri, se transformaron en células madre sanguíneas sanas, listas para trasplante 4 Cultivo en el laboratorio Las células de la piel se convirtieron en células iPS pluripotentes, con capacidad para convertise en casi cualquier tejido, como hacen las embrionarias. Una vez obtenidas, se eliminó el oncogén utilizado para evitar el riesgo de aparición de un tumor 5 Manipulación genética Las nuevas iPS del ratón enfermo se alteraron genéticamente para sustituir el gen dañado que causa la anemia por una versión sana del mismo Terapia génica y celular Sin despejar el fantasma del cáncer Investigadores japoneses y estadounidenses demostraron hace dos semanas que el santo grial de la medicina regenerativa era posible. Que se podía avanzar sin tener como compañero obligado el debate sobre el uso de embriones y la clonación terapéutica. Ahora el grupo del Instituto de Investigación Biomédica Whitehead de Cambridge muestra su primera aplicación terapéutica. Enseña su potencial, pero no resuelve todos los problemas de seguridad para pensar en tratamientos de aplicación humana. En el estudio, los investigadores muestran sus cautelas desde las primeras líneas. Advierten de que aún se deben superar escollos importantes antes que pensar en un nuevo tratamiento. Uno de los problemas que destacan es el riesgo de cáncer. En los ratones tratados con sus células manipuladas no apareció ningún tumor, ni signos de formación. Pero el riesgo persiste. La utilización de técnicas problemáticas como la utilización de virus o la sustitución de los genes defectuosos en las células enfermas podrían producirse efectos no deseados que conducen al cáncer señalan. Sin olvidar que las células reprogramadas se comportan como embrionarias para lo bueno y lo malo. Lo malo, en este caso, es que pueden favorecer el crecimiento celular descontrolado y la aparición de tumores. Los investigadores piden métodos seguros para afrontar éstos y otros problemas antes de tratar a pacientes que dos grupos científicos mostraran al mundo que una sencilla célula adulta podía dar la vuelta a su desarrollo biológico para transformarse en una célula pluripotencial (iPS) y convertirse en casi cualquier tejido. Un hito científico que permite disponer de una fuente inagotable de neuronas, células musculares, cardiacas... para crear tejidos y órganos de recambio, listos para trasplante. Sin rechazo inmunológico ni recelos éticos. El trabajo de los científicos de Cambridge soluciona alguna de las pegas de esta técnica. Como es, por ejemplo, la utilización de un oncogén- -un gen