Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 7 s 12 s 2007 ABC Nunca alteraría una película para que le guste a más gente Kevin Costner s Protagonista y productor de Mr. Brooks El actor cambia de rumbo en esta película, que él mismo ha producido y donde encarna a un hombre que, aparentemente, lleva una vida tranquila, pero que en realidad es un asesino. William Hurt y Demi Moore le acompañan en la cinta POR FABIÁN W. WAINTAL HOLLYWOOD. Parece mayor de los cincuenta y dos años que tiene. Serán las gafas o las canas que no se tiñe, pero con su look juvenil de camisa suelta por encima de los vaqueros, no hay nadie que no se gire para mirarlo cuando Kevin Costner llega al Hotel Meridian de Beverly Hills. Generando miradas de admiración en cada paso hacia la entrevista, es evidente que ha recuperado la fama perdida. Y en el papel de productor, además de protagonista, esta vez elige un personaje que lo aleja del estereotipo del hombre bueno que tanto lo caracteriza. Aunque sea difícil imaginarlo como un villano, en el thriller Mr Brooks Kevin Costner interpreta a un inteligente y vicioso asesino con doble personalidad, secundado por William Hurt y Demi Moore. ¿Su propia banda de música, Kevin s Music LLC es otra forma de separarse del mundo del cine, o es una tercera personalidad que pocos conocen? da privada. En mi relación con la prensa, he tratado de no mezclar la vida profesional y la vida privada. Pero no siempre lo he conseguido. ¿Es verdad que Ashton Kutcher le recomendó a Demi Moore para que la contratara en esta nueva película? -Sí. Ya había pensado que eso podía pasar cuando le di el guión a él. Estaba seguro de que se lo pasaría a Demi. Me hubiera sorprendido lo contrario. -En lo que coincido con él es que todos defenderíamos a nuestra hija hasta el punto tal de matar por ella. Mr. Brooks no busca que lo perdonen, no es ningún hombre bueno. No lo es. Tiene una enfermedad y sólo cuando esa enfermedad no le afecta es una buena persona. ¿Se identifica en algo con la polémica personalidad de Mr. Brooks? -La música ha sido siempre algo muy placentero y me alegra volver a ella. Cuando, por ejemplo, juego al golf en algún partido benéfico, si alguien me pide un autógrafo y le ofrezco la opción: ¿Prefiere conversar conmigo durante diez minutos o realmente quiere el autógrafo? nueve de cada diez personas dicen que prefieren el autógrafo. Por eso se me ocurrió que bien podía tocar música donde la gente me pueda ver durante un par de horas. Si me quieren ver, ahí estoy. ¿Y Ashton no se mostró interesado en alguno de los otros personajes, como el chantajista admirador? -No, realmente no. Para entonces, ya le habíamos ofrecido el personaje a Dane Cook. ¿En cierta forma podría compararse la doble personalidad del personaje de Mr. Brooks con su doble vida, una de actor famoso y otra lejos de las cámaras? -Ambos estilos de vida terminaron mezclándose. Cuando uno es famoso deja de tener vi- La mayoría de la gente a la que le ofrezco charlar diez minutos conmigo cuando me piden un autógrafo se queda sólo con el autógrafo -Ambos entendimos nuestros roles muy bien. Su personaje me pareció bastante demente pero divertido, egoísta y muy entretenido. Es un gran personaje y en cierta forma te agrada hasta que lo empiezas a odiar. Yo me siento muy cómodo en las películas donde hay actores que sienten que robaron alguna escena. No me meto en una película esperando que el resto del elenco sea de un nivel medio para que yo aparezca bien. El personaje de Marshall me pareció un personaje genial y lo tuvo un actor genial. Uno puede sabotearlo o desafiar al mismo actor para que mejore. Yo no hago una película si el personaje es aburrido. Si pienso que mi personaje es bueno, la hago, pero también busco que otros roles mejoren la misma película. ¿Le agrega más calidad a la película el personaje de William Hurt como su doble personalidad? Mr. Brooks Estados Unidos 2007 120 min Género- -Policiaca Director- -Bruce A. Evans Actores- -Kevin Costner, Demi Moore, William Hurt, Marg Helgenberger, Ruben Santiago- Hudson La manía del doble giro final F. M. B. Aunque sólo fuera porque suyas son dos de las cuatro manos que adaptaron Cuenta conmigo Bruce Evans merecería un mínimo crédito en el banco de la confianza. En Mr. Brooks su segunda película como director (quince años después) reúne una historia que se vende sola, un ramillete de estrellas a las que apenas hace falta regar y un equipo técnico que incluye al director artístico William Ladd Skinner, superviviente de títulos como Blade runner El cartero siempre llama dos veces y La puerta del cielo Evans se arriesga incluso con un planteamiento de los que asustan a los productores (Kevin Costner es uno de ellos, por cierto) y nos presenta a un protagonista con un lado oscuro, un Pepito Grillado visible para el espectador (con el careto cínico de William Hurt) que empuja al prohombre de negocios al que da vida Costner a que no abandone su doble vida de asesino en serie, que mata como quien fuma, por vicio, pero sin dejar ni un rastro de ceniza. Y cuando intenta dejarlo, le recuerda cuánto necesita otra ca- ladita de sangre, el muy ruin. A partir de ahí, la puesta en escena es casi sofisticada, suficiente para que el espectador no se despiste. Quizás las televisivas Marg Helgenberger CSI y Danielle Panabaker (la hija de James Woods en Shark distraigan un poco al principio, puede que la sombra de American Psycho sea demasiado alargada, pero para conseguir buena nota a la cinta sólo le falta un guión que no descarrile hasta el final. Pero justo ahí es donde Evans (y Raynold Gideon, que no se vaya de rositas) tropieza en la castigada piedra del doble giro final con tirabuzón, casi inevitable en el cine actual, que impresiona en obras maestras como Testigo de cargo pero que por lo general sólo supone una carga de inverosimilitud. Lo peor es que el primer final estaba cantado y el segundo es una estafa. Y Demi Moore, ¿dónde habíamos visto a esa chica? ¿Usar gafas en la película fue una idea suya? -Sí, sí. Cuando se tiene un guión tan bueno, es la única idea que se puede agregar: las gafas. -La acepté porque creí que tiene la oportunidad de ser un clásico y me pareció que yo tenía sitio dentro de esa película. Hay muchos clásicos que no tienen ningún papel para mí. ¿De verdad no eligió Mr. Brooks por la tentación de aparecer como el malo de la película, al menos por una vez? -No quisimos cambiar una sola línea, porque estaba seguro que podía funcionar. Hay sangre, mucha sangre. Pero de eso se trata esta película ¿Por qué todos tienen tanto miedo? ¿Por no ser primeros en las listas de recaudación? No lo vamos a ser. Ni siquiera vamos a estar ¿Tampoco le parece bastante polémico rodar una película donde el público tenga cierta simpatía por un criminal como el que interpreta usted? -Si algo le diferencia de otros grandes como Mel Gibson, Harrison Ford o Bruce Willis es que usted es el único que mantuvo la firmeza de no rodar secuelas de sus éxitos. ¿Cómo es que ahora plantean la película Mr. Brooks como la posibilidad de una trilogía, con otras dos películas que desarrollen la historia del mismo personaje? cerca. Yo siento cierta obligación con el público y, cuando decido hacer una película, no elijo algo que el público no vaya a entender. No voy a negar que a lo mejor no le guste a su madre o a su novia, pero a sus amigos seguro. Yo me pongo en el lugar del público también, pero no voy a alterar una película sólo para ampliar el tipo de público.