Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 s 12 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 Hallado el último boceto de Miguel Ángel para la cúpula de San Pedro El artista destruyó todos los planos del proyecto inacabado poco antes de morir JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. La cúpula más famosa del mundo fue una auténtica tortura para el anciano artista que la diseñó sabiendo que nunca llegaría a verla terminada. En 1563, Miguel Ángel llevaba casi dos décadas trabajando como arquitecto de la basílica, pero tenía ya 88 años y sabía que no podría terminarla. La muerte- -que llegaría en 1564- -acechaba al artista, y Miguel Ángel tomo una decisión drástica: destruir todos sus planos de la cúpula para dejar libertad a sus sucesores, lo mismo que él había cambiado de modo radical el primer proyecto del templo, realizado por Bramante. El diario L Osservatore Romano anunció ayer el descubrimiento del último boceto, escapado por fortuna a la sistemática destrucción que realizó Miguel Ángel. La pieza, que será presentada el próximo lunes, es un estudio de la planta del tambor, el enorme cilindro vertical de 42 metros de diámetro, ornamentado con 16 pares de columnas, que sostiene a su vez la cúpula. El boceto en tiza de color rojo incluye una serie de cifras: 6, 9 y 3, que se refieren probablemente a bloques de travertino de calidad muy desigual, venidos de Fiano, por lo que el arquitecto tenía que seleccionar cuidadosamente los que servían para la construcción de la estructura. El sufrimiento de Miguel Ángel durante aquella carrera contra el tiempo era a veces desgarrador, como revelan varias cartas conservadas en el archivo de la Fábrica de San Pedro, a dos pasos de su despacho de arquitecto. Con frecuencia faltaba dinero, y Miguel Ángel tenía que pagar de su bolsillo a los mejores canteros para que no se fuesen. Sus cartas manuscritas reflejan una tortura que el mayor genio artístico de la Historia aceptaba sólo por deseo de honrar a Jesucristo construyendo el mayor templo del mundo para el Apóstol a quien confió su legado. Il Buonarroti transformó la planta de cruz griega de Bramante en una cruz latina con mucha mayor personalidad, y proyectó una cúpula grandiosa, para la cual multiplicó el tamaño de los cuatro pilares que la sostienen, cada uno con 71 metros de perímetro. Giacomo de la Porta, que asumió la herencia de Miguel TOROS Sucesión de homenajes a Juanito Bienvenida en Quito ZABALA DE LA SERNA QUITO (ECUADOR) Durante los últimos días se han sucedido los homenajes en memoria de Juanito Bienvenida, el menor de la dinastía, que gozó de gran cartel en Quito. En la plaza de Iñaquito, se desveló una placa conmemorativa de la gran faena que protagonizó en 1960 a un toro de la ganadería mexicana de Coaxamalucan. Todavía los viejos aficionados la recuerdan, como Isidro Icaza, íntimo de Juan, que esbozó un emotivo discurso de la personalidad de un hombre que vivió como murió: en torero. El Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, presidido aquí por Guido Páez, celebró también su particular tributo en la cava de la plaza Belmonte, en un acto de hermanamiento con la peña El Albero. Intervinieron Juan Lamarca, el doctor Acosta, quien salvó la vida a Juan Bienvenida de una gravísima cornada en aquella misma tarde de gloria del toro de Coaxamalucan, y quien esto firma. Y fueron premiados por su aportación a la Fiesta en Ecuador, que ya lamenta el abandono de este año de TVE, el alpinista Iván Vallejo, Santiago Cano y Milton Calahorrano El Diablo Por otra parte, en la última novillada de feria, Álvaro Samper sufrió una grave lesión de rodilla y los españoles Juan Luis Rodríguez y Miguel Tendero obtuvieron diferentes resultados. Si Rodríguez cortó una oreja y dio una vuelta al ruedo, Tendero se quedó a las puertas por los aceros. La novillada de Trinidad no gustó. El otro herido del ciclo, López Chaves, ya se recupera en España de la cornada de tres trayectorias en el muslo izquierdo que sufrió el pasado domingo. Sufrimiento desgarrador Necrológica Muere el banderillero Curro Torrijos Un miembro de la Guardia suiza, en el interior de la basílica de San Pedro Ángel y logró terminar la cúpula en 1590, se permitió tan sólo aumentar su altura en 10 metros, pasando de un diseño semiesférico a una ligera ojiva, que resulta más elegante. En el 1593, la cúpula se completó con la linterna, a la que llegan cada día miles de turistas a través de 537 escalones. Quien haya subido hasta esa linterna por el estrecho corredor entre las dos cúpulas recuerda toda su vida que el pasillo se inclina cada vez más, y se hace necesario apoyar la mano en la cúpula inferior, cuyos mosaicos se ven desde el templo, que es la verdaREUTERS dera. La admirada desde el exterior es una envoltura, recubierta de láminas de plomo para evitar la entrada de agua. La estructura pesa 14.000 toneladas, pero como se alza a 136 metros resulta tan airosa como la diseñó, con todo su amor, el anciano Miguel Ángel. El banderillero retirado Curro Torrijos ha fallecido en Algemesí (Valencia) a los 57 años. Padre del matador de toros Juan Alberto, tomó la alternativa en 1984 en la localidad granadina de Baza, pero decidió pasarse al escalafón de plata, donde logró los mayores reconocimientos. Toda su trayectoria profesional estuvo ligada a toreros de la zona del levante.