Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos VIERNES 7- -12- -2007 ABC Cada letra, cada mancha, toda la producción litúrgica, literaria, interpretativa, los calendarios de la comunidad esenia estarán disponibles a un golpe de clic Navegar en internet por el mar Muerto Sesenta años después de su descubrimiento, la NASA y un equipo internacional de expertos digitalizan para difundir en la red los manuscritos del Qumram LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. En 1994, la ciencia fotográfica de última generación de la NASA empleada en los satélites y las naves espaciales se ponía al servicio de los milenarios rollos del mar Muerto para descifrar con éxito partes hasta entonces ilegibles de los textos más deteriorados. Se cumplía entonces el milagro tecnológico del acceso al contenido de escritos con dos milenios de antigüedad. Testimonios contemporáneos al nacimiento del Cristianismo, voces que arrojaban por fin luz sobre una etapa hasta entonces oscura- -del siglo III a. C. al 250 d. C. -del conocimiento bíblico, jamás corregidos, ni tocados hasta su descubrimiento en noviembre de 1947. Trece años después de aquella colaboración, Greg Bearman- -el artífice de aquel ingenio fabuloso, conocido como espectrómetro infrarrojo (CTIS) y desarrollado en el Laboratorio de Propulsión por Reacción de la Agencia Estadounidense, (Pasadena) -se ha desplazado a Jerusalén para participar en el proyecto más ambicioso puesto en marcha por la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) coincidiendo con el sesenta aniversario del hallazgo de los manuscritos: la digitalización de los 40.000 fragmentos. La reproducción que hará posible, con una fidelidad casi inimaginable y el mínimo impacto de todos los originales, un segundo milagro, el del acceso universal a través de internet a cada milímetro de aquella legendaria biblioteca encontrada en las cuevas remotas del Qumram. Cada letra, cada mancha, toda la producción litúrgica, literaria, interpretativa, los calendarios de la comunidad esenia, estarán disponibles a un golpe de clic. Los rollos ya fueron fotografiados de forma exhaustiva una vez. Najib Albina empleó Unos documentos que se pueden solicitar por e- mail En contra de lo aireado por la prensa barata, los manuscritos del mar Muerto nunca fueron silenciados para ocultar los enigmas, casi profecías estilo Nostradamus, que supuestamente se guardaban en ellos. Por el contrario, los tres primeros rollos fueron publicados por el profesor E. L. Sukenik en 1948, poco después de comprarlos en 1947 a los beduinos que los hallaron por casualidad en las cuevas del Qumram. A partir de 1955, arrancaría la edición en inglés de los restantes, encomendada a la Universidad de Oxford, que bajo la serie Descubrimientos en el Desierto de Judea ha sacado a la luz ya todo el material legible a razón de un volumen por año. Sólo están pendientes los últimos tres. Uno de ellos, el correspondiente a 1998, está firmado por el profesor español Florentino García Martínez, director del Instituto Qumram de la Universidad de Groningen (Holanda) y miembro del Comité Internacional de Edición de los Manuscritos. Las reproducciones que aparecen en ellos son las fotografías de los rollos realizadas por Najib Albina en los años 50. A las que hoy, cualquiera puede tener acceso con sólo solicitarlo a la AAI, que levantó el embargo sobre todo este material en 1991 y lo sirve vía correo electrónico previo pago de una cuota.