Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL El futuro de Kosovo VIERNES 7 s 12 s 2007 ABC El Papa pide que las partes eviten en la provincia el recurso a la violencia EFE CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Benedicto XVI recibió ayer al presidente de Albania, Bamir Topi, con quien coincidió sobre la necesidad de que en el futuro estatus jurídico del Kosovo se tengan en cuenta las peticiones fundamentales de las partes y se evite el recurso a la violencia En un comunicado de la oficina de prensa del Vaticano, se informó de que el Pontífice y Topi abordaron además el camino de integración de Albania en Europa y otros temas bilaterales. El presidente albanés manifestó su gratitud a la Iglesia católica por la contribución ofrecida a la población albanesa, sobre todo a través de las instituciones educativas y asistenciales, congratulándose además por los recientes acuerdos firmados en ámbito sanitario y económico Y añadió su deseo de que esta colaboración pueda continuar, también desde el punto de vista cultural y espiritual La guardia de ceremonias del Cuerpo de Protección de Kosovo, embrión de un hipotético ejército kosovar, en formación ayer REUTERS La OTAN reitera que seguirá en Kosovo haya o no acuerdo en la independencia Las tropas de la Alianza permanecen en estado de alerta para evitar que las tensiones políticas entre Belgrado y Pristina incendien el territorio ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La OTAN permanecerá en Kosovo cualquiera que sea el resultado de las negociaciones o la declaración sobre el estatuto final de este territorio balcánico. Los ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza Atlántica hablaron ayer del futuro de Kosovo en una cena, al inicio del Consejo Atlántico que continúa hoy y que, por primera vez en mucho tiempo, no se dedicará sólo a hablar de Afganistán, como era la tónica en los últimos años. No es que no suceda nada en aquel lejano país de Asia central donde la Alianza mantiene desplegada su más importante operación militar. Pero las fechas apremian en cuanto a la decisión final sobre el destino de este territorio que- -formal y jurídicamente- -todavía es una provincia serbia, si bien para uso común de la comunidad internacional es ya un país independiente de facto porque ha roto todos los lazos institucionales con el Gobierno de Belgrado. ¿Cómo se hará la transición de una situación de facto a otra de iure sin pasar por alto los principios esenciales del derecho internacional? Esa es la pregunta a la que los Gobiernos y las estructuras de la OTAN y de la UE buscan respuesta, horadando en los recovecos de los posibles precedentes con los que se pudiera comparar y, al mismo tiempo, tratando de evitar que lo que vaya a pasar no sea a su vez un ejemplo perverso para otros casos. Fuentes diplomáticas han asegurado que cualquiera que sea el resultado y la fórmula que se decida para invocarlo, la OTAN no se retirará de Kosovo en ningún caso En eso estuvieron de acuerdo los ministros en la cena de ayer. La misión, denominada KFOR (Kosovo Force) tiene por objetivo mantener la paz y la estabilidad en un territorio de dos millones y medio de habitantes, y se considera la principal garantía de que ni serbios ni kosovares van a utilizar la fuerza para defender sus posiciones, hasta ahora irreconciliables en la mesa de negociaciones. La KFOR tiene un mandato basado en la resolución 1244 de la ONU, que para algunos dejaría de estar en vigor en el momento en que se proclame la independencia de Kosovo puesto que describe al territorio como parte de Serbia. Ante la evidencia de que Rusia no va a facilitar las cosas a la hora de votar por una nueva resolución, se trata de un punto que necesitará de otros malabares jurídicodiplomáticos. Serbia acusa a la Alianza Atlántica y a EE. UU. de querer crear un estado títere SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Serbia eleva el tono en el contencioso sobre el futuro estatus de Kosovo. Después de que el miércoles Aleksander Simic, consejero personal del primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica, sostuviera que cuando alguien no respeta al Consejo de Segurida de la ONU los intereses del Estado se defienden también con la guerra ayer este último acusó a Estados Unidos y a la OTAN de pretender crear en Kosovo un Estado marioneta Si EE. UU. permite que los separatistas proclamen unilateralmente la independencia de Kosovo, quedará claro porqué la OTAN bombardeó Serbia en 1999 y sus tropas entraron en Kosovo declaró Kostunica. La respuesta la dio él mismo: para crear un Estado marioneta en el cual el órgano supremo del poder sería la OTAN Kostunica exigió que no se admita a los representantes de Pristina en el debate sobre Kosovo en la ONU. Precedente para España GOODYEAR DUNLOP TIRES ESPAÑA S. A. La Junta General Extraordinaria Universal acordó por unanimidad, en su reunión del 30 de Noviembre de 2007, trasladar el Domicilio Social al Parque Empresarial Las Mercedes, calle Campezo, 1 Edificio 6, Planta 4. 28022 Madrid y modificar el artículo 3. de los Estatutos Sociales. Lo que se publica a efectos del art. 150 L. S. A. y el art. 163 del RRM. El secretario del Consejo de Administración. Hubo un tiempo en el que, en España, los ministros de Defensa advertían solemnemente que las tropas de nuestro país serían retiradas de la KFOR en el momento en que este territorio declarase su independencia, y que los ministros de Exteriores miraban con extrema desconfianza esta posibilidad. Por ahora, en la OTAN se da por hecho que España no retirará sus tropas, y tampoco se espera que el ministro, Miguel Angel Moratinos, vaya a paralizar el proceso, a pesar del precedente que a todas luces plantea. La OTAN eludirá de todos modos la definición política para dejarlo en manos de Estados Unidos, que tiene muy claro que prefiere un Kosovo independiente (y aliado) y de la Unión Europea donde, a falta de una postura común, cada cual decidirá lo que mejor le convenga, aunque después se tendrá que hacer cargo del recién nacido. El secretario general de la OTAN Jaap de Hoop Scheffer, ha dicho que pretende que todos los socios de la Alianza apoyen unánimemente el plan del mediador internacional, Martti Ahtisaari.