Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 s 12 s 2007 El drama de la inmigración ilegal ESPAÑA 27 Muere otro inmigrante subsahariano, el séptimo en los últimos ocho días E. CALVO LAS PALMAS. Con él ya son cinco las personas que han llegado sin vida a las Islas, o que la han perdido ya en ellas, tras alcanzar el Archipiélago canario a bordo de embarcaciones clandestinas. Aunque en los últimos ocho días son siete los muertos en su trayecto hacia Canarias. Dos de ellos eran localizados en aguas próximas a El Hierro la semana pasada con otros cincuenta supervivientes que alcanzaron la isla este lunes. Los dos cadáveres no llegaron a tierra firme al hundirse el cayuco en el que fueron encontrados. El último protagonista de la desgracia es un joven cuya nacionalidad no ha trascendido y que moría la madrugada del jueves en el Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria por deshidratación hipertónica, con alto grado de sodio en el cuerpo. Formaba parte de una de las dos expediciones que alcanzaron Tenerife con noventa inmigrantes a lo largo de la noche del martes y la madrugada del miércoles con tres muertos. Miembros de Cruz Roja relataban a ABC que los inmigrantes de ambos grupos habían desembarcado muy mal física y psicológicamente. De los nueve hospitalizados en un principio, uno murió, otro fue dado de alta- -con una amputación de un dedo de la mano- y otro que no lo estaba tuvo que ser ingresado. De los ocho hospitalizados, seis permanecían en urgencias con hipotermia y destrucción de tejidos musculares. Las cuatro víctimas mortales de los últimos dos días no son los únicos de la semana en Canarias. El lunes llegaba a Tenerife otro cayuco con un muerto entre los expedicionarios. En lo que va de año ya son cerca de 350, según datos de la Guardia Civil, los fallecidos en su viaje hacia Canarias, unos 1.300 desde 2006. Con más fortuna, otro cayuco tocaba la madrugada del jueves tierra firme en Canarias. Alcanzaba el tinerfeño puerto de Los Cristianos con 54 inmigrantes subsaharianos a bordo, todos varones. Habían sido interceptados por la embarcación Salvamar Alfheratz de Salvamento Marítimo, cuando estaban a dos millas de la costa de Tenerife. Entre los indocumentados- -que fueron trasladados a la Comisaría Sur de la isla- -no viajaban menores. El primer grupo que salió para Salamanca recupera fuerzas tras su llegada al colegio La Inmaculada de la Fundación Armenteros Nuevo camino a lo desconocido Son niños, su primer viaje lo hicieron en cayuco y patera y desembarcaron en Canarias. Ahora, empiezan su segundo periplo, sin pasar hambre, ni sed, ni frío; en avión, y a Salamanca, paradero que para ellos es un mundo nuevo por descubrir... lejos de casa TEXTO: ERENA CALVO FOTOGRAFÍA: JESÚS FORMIGO LAS PALMAS. Conocen el hambre; han dejado atrás a sus amigos y sus familias, y en algún rincón de su mente guardan tristes historias de un viaje- -de momento, sin retorno- -que comenzó un día en algún punto de las costas africanas. Son niños que en sus rostros llenos de picardía encierran una gran madurez fruto de su dura experiencia. Mira, mira... señala entre risas Mohamed, de Sidi Ifni, a una de las chicas que se encargan del mantenimiento del centro. Aquí, ella es mi madre, me cuida mucho y le tengo mucho cariño Todos los que circulan por la residencia: chicos, profesores... somos una gran familia y aunque asegura que le costará dejarlos atrás, espero tener suerte y poder viajar a la Península pronto. Allí está mi hermano mayor Mohamed sigue en Canarias, en el centro de menores de Arinaga. Los primeros chicos que han salido para la Península son de Tenerife, porque allí las instalaciones estaban mucho más saturadas que en Gran Canaria cuenta a ABC Juan José Domínguez, director del dispositivo de emergencia de los centros canarios gestionados por el Gobierno regional. Mana Balde, Biramo Falle, Babakar Sarr y Falou Falle (todos senegaleses de 16 años, menos Falou, de 17) son algunos de los 35 chicos que la semana pasada emprendieron su segundo viaje después de llegar a bordo de pateras y cayucos a las Islas. Esta vez el trayecto era mucho más cómodo y el destino menos incierto. Forman parte del grupo de noventa menores que fueron trasladados hasta el 4 de diciembre al colegio La Inmaculada de la Fundación Armenteros de Salamanca, con la que el Ejecutivo canario llegó a un acuerdo para que acogiera a algunos de los chicos que conviven en Canarias. Hemos vuelto a vernos desbordados en los últimos meses cuentan fuentes de la Consejería regional de Bienestar Social. Algunos chicos dormían en colchones tendidos en los espacios comunes de los centros. Se les atiende lo mejor posible, pero son un millar ya y nuestra capacidad es limitada para 300 menores. Desde el año pasado, tras la llegada masiva de embarcaciones clandestinas al Archipiélago, se habilitaron otros cinco centros- -dos en Gran Canaria, y tres en Tenerife- -para poder acoger a los menores que alcanzan las Islas. No se puede olvidar que es un dispositivo de emergencia y que nosotros no podemos garantizar a todos estos chicos una integración como la que merecen lamenta Juan José. Este motivo, la no provisionalidad en que se encuentran los chicos, es una de las causas de que salgan de aquí con muchas expectativas Es cierto, dice, que la despedida es triste; es normal, porque todos ellos han vivido experiencias muy traumáticas en lo últimos meses y lo que dejan atrás ahora, en Canarias, también es suyo, somos como su familia Pero les damos una charla y les explicamos que sus vidas van a cambiar a mejor; suelen aceptarlo de buen grado Eso sí, con la incertidumbre de viajar, otra vez, camino a un mundo que les es totalmente desconocido La salida de los chicos a Armenteros ha vuelto a reavivar la polémica de las derivaciones de menores a la Península. Ante la falta de compromiso del Gobierno central, Canarias se puso en contacto con diversas organizaciones no gubernamentales para organizar el traslado de algunos muchachos. Ahora serán noventa a Armenteros, pero podría haber más traslados pactados para los próximos meses. Caldera se comprometió a trasladar a los menores cuando excedieran nuestro cupo, y hacía ya seis meses que nadie se acordaba de Canarias Tras los traslados a Salamanca, el ministro se excusó en la dificultad que ponen algunas Comunidades para acoger menores y se prestó a ayudar con la financiación de los chicos en las ONG, gasto (80 euros por niño y día) que ahora asume Canarias. Polémicas aparte, lo cierto es que cada vez son más los menores que se arman de valor para cruzar el Atlántico. Lo dice la Organización Internacional de las Migraciones. Personas casi adultas encerradas en cuerpos de niños que les libran de una repatriación casi segura, pero les impide trabajar y ayudar a su gente. Su sueño, un empleo. Necesitan 18 años, y un gran golpe de suerte. Mientras, siguen siendo niños. Ocho hospitalizados Otra vez desbordados Cada vez más menores se arman de valor para cruzar el Atlántico, dice la Organización de las Migraciones