Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA La integración de los inmigrantes VIERNES 7 s 12 s 2007 ABC Marruecos duplica sus temporeras Unas 11.000 mujeres marroquíes viajarán en 2008 a la campaña de la fresa y otras frutas de temporada en la provincia de Huelva. Ciudadanos senegaleses y ucranios se unen por vez primera al flujo de mano de obra extranjera en este casting de freseros TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA CORRESPONSAL MOHAMEDÍA. Te vamos a seleccionar, pero tendrás que adelgazar le dice la entrevistadora de Freshuelva a Mounmi, una tangerina de 38 años a la que el sobrepeso puede jugar una mala pasada en la dura tarea que supone la recogida de la fresa. Tengo experiencia en la recogida y venta de hierbabuena y patatas se defiende la mujer, que da saltos de alegría minutos después con el visto bueno de los empresarios españoles en la mano. Junto a Mounmi varios cientos de mujeres se agolpaban ayer en la Casa de la Cultura de Mohamedía, al sur de Rabat, para optar a un puesto de trabajo de temporada en la campaña agrícola onubense de 2008. Por vez primera la selección se amplía este año a las ciudades de Fez y Agadir, para evitar que las candidatas tengan que viajar cientos de kilómetros. Sólo para la provincia de Huelva se ofertan 11.127 puestos de temporero en Marruecos, de los que 2.786 serán ocupados por repetidores del año anterior y 8.341- -frente a los 4.632 de 2007- -por personas que serán seleccionadas estos días. La inmensa mayoría de los puestos son absorbidos por mujeres destinadas a la fresa. La explicación para que los puestos ofrecidos a marroquíes se hayan disparado se encuentra en el descenso de contrataciones en los países del este explica a ABC Hafid Kamal, director general de la Agencia Nacional Marroquí de Promoción del Empleo y Competencias (Anapec) Así lo reconoce también Juan José Rojas, coordinador laboral de Freshuelva, que al descenso de polacas cuyo país se une poco a poco a los engranajes de la Unión Europea, añade el hecho de que los empresarios onubenses reclaman más mano de obra aún España y Marruecos firmaron un acuerdo de mano de obra en julio de 2001. En 2003 se llevó a cabo la primera operación para seleccionar temporeros marroquíes que, junto a los de otras nacionalidades, se encargan de recoger cientos de miles de toneladas de fruta que se pudrirían si no fuera por ellos. A marroquíes, rumanos, polacos y búlgaros se unirán como novedad en 2008 los contingentes seleccionados en Senegal y Ucrania. La experiencia ha curtido a lo largo de estos años a las autoridades marroquíes y españolas, que vieron cómo al principio el programa podía peligrar por el elevado número de personas que ignoraban su compromiso de regresar al Reino alauí al terminar sus tres o cuatro meses de trabajo. De aquellas cifras iniciales que rondaban el 60 por ciento se ha pasado al 17,5 por ciento de la temporada 2007, según datos de la Comisión Onubense de Patronales Agrarias (Copa) del pasado mes de septiembre. Kamal, el director de la Anapec, lo reduce al diez por ciento El empeño por ambas partes es evitar que los temporeros se evaporen a la hora de volver a su país. Para ello primero se prescindió de los hombres y después se dibujó un perfil tipo de la candidata: mujer del campo, con experiencia agrícola, de entre 18 y 40 años y con hijos o cargas familiares que la obliguen a regresar. Una prima mía fue seleccionada el año pasado y al terminar se fugó. Ahora lo está pasando mal porque no encuentra trabajo. Yo no haré lo mismo asegura Mounmi, que ganará recogiendo fresas en España cerca de 35 euros por jornada, unas diez veces más que en Marruecos. Por eso la Casa de la Cultura de Mohamedía era ayer un hervidero de mujeres llegadas de pueblos ataviadas con chilaba y cubiertas por el jiyab (pañuelo) dispuestas a ganar en unas semanas de trabajo lo suficiente para sacar adelante a toda su familia el resto del año. Fatna Chafai, nacida en 1972, era de las más sonrientes al enseñar el visado que le ha permitido viajar a Moguer por segunda vez este año a recoger fresas. Está convencida de que volverá a repetir en 2008. ¿Pero cómo es posible que España reclame cada año para los campos onubenses varias decenas de miles de trabajadores extranjeros a pesar de los índices de paro? Esta es la pregunta del millón. No entro en eso dijo Rojas, de Freshuelva, tratando de evitar la polémica. Más de 11.000 plazas Varias de las mujeres marroquíes que acudieron ayer a Mohamedía para intentar ser contratadas como temporeras Los países de la UE se comprometen a dar asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación irregular LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. La sanidad pública de todos los países de la UE deberá hacer grandes esfuerzos para pasar de la teoría a la práctica y poner sus servicios a disposición de los inmigrantes irregulares que se encuentran en suelo europeo. Así lo decidieron ayer los ministros de Sanidad de la UE en Bruselas, que se comprometieron a garantizar el acceso de los inmigrantes, estén o no en situación regular, a los sistemas sanitarios públicos de la UE. Los ministros citaron la especial atención que precisan las mujeres y los niños, los enfermos mentales y los trabajadores inmigrantes, cuya situación se comprometieron a proteger de manera especial por el alto riesgo derivado de sus condiciones de vida y de los trabajos que a menudo desempeñan. El acceso de los inmigrantes irregulares a la sanidad pública de los países de la UE, garantizado por el sistema sanitario español y por muchos otros, no deja de ser problemático en la práctica. Según un estudio presentado en Bruselas el pasado mes de septiembre por Médicos del Mundo en el que se echaba un vistazo a las legislaciones europeas se denunciaba, que a pesar de que el 78 de los sin papeles puede dirigirse en teoría a cualquier hospital público del país en el que se encuentra, tan sólo el 28 saca partido a este derecho. En muchos casos esta abismal diferencia se explica por el desconocimiento de los inmigrantes o por la exigencia de trámites burocráticos que son evitados por miedo a la repatriación. Paralelamente, el consejero valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, exigió ayer a Bruselas un mecanismo más eficiente para la devolución de los gastos sanitarios de los turistas. La Comunidad Valenciana apenas recupera el 30 de los 100 millones de euros que gasta anualmente en atenderlos.