Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA VIERNES 7 s 12 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos El Príncipe no rehuirá un encuentro con Chávez, aunque no está previsto El PP acusa a Moratinos de envalentonar al presidente de Venezuela con sus gestiones A. MARTÍNEZ- FORNÉS L. AYLLÓN MADRID. El Príncipe de Asturias no tiene programado en su agenda de trabajo ningún encuentro con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con quien coincidirá el próximo lunes en Buenos Aires, durante la toma de posesión de la nueva presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. No obstante, Don Felipe, que ostentará la representación de España en la ceremonia, no rehuirá un contacto fortuito que fácilmente puede producirse debido a las características del acto. Aunque desde el Ministerio de Exteriores se llegó a informar el pasado miércoles que tendría lugar un encuentro oficial entre Don Felipe y el caudillo venezolano, el único contacto posible será el que se produzca de forma casual durante la investidura, ya que protocolariamente a todos los jefes de Estado o asimilados les suelen asignar una zona común. Además, en el caso de que se produjera este encuentro fortuito, Don Felipe no trasladaría a Chávez ningún mensaje del Rey pero sí se mostraría receptivo a escuchar al presidente venezolano. El Príncipe de Asturias tiene las mismas posibilidades de encontrarse con Chávez que con el resto de presidentes de Gobierno que asistan a la investidura, los de Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Honduras, Guatemala, Paraguay y Uruguay. En fuentes del Ministerio de Exteriores esperan que, de producirse, este encuentro con el Heredero de la Corona sea aprovechado por Chávez para poner fin a la escalada de ataques que el caudillo venezolano ha venido realizando desde la Cumbre Iberoamericana de Chile, cuando Don Juan Carlos le exigió públicamente que respetara el turno de intervención del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero. Las gestiones realizadas por el ministro Moratinos en los últimos días para devolver a la normalidad las relaciones con Venezuela- -aceleradas tras el fracaso de Chávez en su referéndum- -han provocado varios malentendidos y han acabado por volverse en su contra. Y es que Moratinos también envió a Chávez un mensaje de felicitación en nombre del Rey por el referéndum, lo que RAJOY Y LA AVT, A LA GREÑA abriel Elorriaga reconoció antes de ayer en TVE- 1 que en algo habría tenido que fallar la convocatoria de la manifestación del miércoles cuando se produjo un fracaso tan enorme. No entró en el análisis del error, tampoco le preguntaron por ello. Pero la respuesta es obligada: ¿la ausencia de la ciudadanía se debió a desinterés ante la lucha terrorista cuando en otras ocasiones sale a la calle de forma masiva o, más bien, al planteamiento unitarista de la convocatoria? Hay que recordar que unos días antes Mariano Rajoy no había querido asistir a la manifestación que organizó la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) contra el procesamiento de su presidente, Francisco José Alcaraz. Ya señalé en esta columna el efecto desmovilizador que tuvo ese gesto y asimismo aludí al riesgo que supone seguir convocando acciones cuando estas no consiguen la rebelión cívica que se proponen, entre otras cosas por diferencias estratégicas con el referente partidario en el que se reconocen los manifestantes. No conviene olvidar tampoco que aquella movilización tuvo la finalidad de desactivar el procesamiento de Alcaraz y, por lo mismo, la negativa de Rajoy tuvo efectos personales. Éste era el clima cuando ocurre el atentado criminal de Capbretón y el Partido Popular acepta la propuesta de una concentración de todos los partidos parlamentarios contra ETA. La receptividad del PP iba a encontrar resistencias en medios cualificados de éste y, desde luego, el rechazo de la AVT. Según esta asociación, el unitarismo del acto era un pretexto del Gobierno para dulcificar el fracaso del proceso de paz y una ocasión del PP para presentarse como centrista. ¿Quién ha salido más perjudicado con estos desencuentros? ¿El PSOE o el PP? Desde luego, el Gobierno no ha perdido nada al enviar a Caldera y Blanco a la Puerta de Alcalá, pero el PP no debería confiarse tanto en la cautividad del voto de los seguidores de la AVT. Al margen, por supuesto, de la cuestión moral que supone hablar de unidad con los que negocian con ETA. G El presidente venezolano, Hugo Chávez, en un acto celebrado ayer en Caracas Venezuela utilizó para ofrecer la imagen de una España que busca desesperadamente un acercamiento. También el PP acusó ayer a Moratinos de envalentonar a Chávez al tomar la iniciativa en los intentos de acercamiento. Su portavoz en la Comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso, Gustavo de Arístegui, manifestó a Europa Press, que este apaciguamiento constante es el camino más corto hacia un problema mayor, porque envalentona a Chávez, que seguirá usando la crisis para cubrir sus vergüenzas electorales Según Arístegui, la reconciliación debería iniciarla quien provoca el incidente y hasta ahora no ha habido ningún gesto de acercamiento ni de reconciliación por parte de Chávez. EFE Nuevos ataques a España Don Felipe se reunirá en Buenos Aires con la nueva presidenta de Argentina y con el mandatario saliente Acompañado por la secretario de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, Don Felipe viajará este fin de semana a Buenos Aires para representar a España en la investidura de Cristina Fernández de Kirchner. Como en las 44 tomas de posesión a las que ha asistido desde 1995, el Heredero de la Corona mantendrá encuentros bilaterales con los presidentes saliente y entrante, en este caso Néstor Kirchner y su esposa, Cristina. Además, se reunirá con la colonia española que reside en Argentina antes de regresar el martes a Madrid. El Senado de Chile reprueba la actuación del dirigente venezolano ABC SANTIAGO DE CHILE. El Senado chileno adoptó en la noche del miércoles un acuerdo por el que se rechazan las expresiones y actuaciones del presidente de Venezeula, Hugo Chávez, durante la Cumbre Iberoamericana celebrada hace un mes en Santiago de Chile. La iniciativa, impulsada por los senadores Sergio Romero y Juan Antonio Coloma, de la oposición conservadora, y Roberto Muñoz y Hosain sabag, del oficialismo de centro izquierda, fue aprobada por trece votos a favor, tres en contra y una abstención. En el texto se afirma que la actitud de Chávez supuso una intervención en los asuntos internos de Chile y perjudicó los propósitos de la Cumbre logrando opacarla gravemente. Además, le acusa de mantener un espíritu destructivo por sus críticas al objetivo de lograr la cohesión social, lema de la reunión. El acuerdo se refiere concretamente al enfrentamiento de Chávez con Su Majestad el Rey y con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la sesión de clausura, a raíz de sus críticas a José María Aznar, y reprocha al presidente venezolano que actuara agraviando los más altos personeros (sic) de España Por último, critica que Chávez participara en una Cumbre Paralela, con los mandatarios de Cuba, Nicaragua y Bolivia.