Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA XXIX Aniversario de la Constitución s Los actos del Congreso VIERNES 7 s 12 s 2007 ABC Marín reprende a los políticos y exige no repetir una legislatura tan dura y ruda Antes de abandonar la política, el presidente del Congreso reclama a los dirigentes de los partidos que dejen de acumular reproches y retomen consenso y sentido del límite J. L. LORENTE MADRID. Con la tranquilidad que da no sentirse ya de este mundo -según sus propias palabras- el presidente del Congreso, Manuel Marín, se permitió ayer reprender duramente a la clase política, en especial, a los dos grupos con posibilidad de gobernar. No se puede repetir una legislatura tan dura y tan ruda como la que hemos tenido señaló la tercera autoridad del Estado en su discurso durante la recepción de las Cortes por el XXIX aniversario de la Constitución. En un austero y emotivo acto- -marcado por el luto tras el asesinato de los dos guardias civiles en territorio francés- el presidente del Congreso se convirtió en uno de los principales protagonistas de la jornada. Después de anunciar hace poco más de un mes que abandona la arena política- -algunos le consideran una víctima más del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- Marín no desaprovecha la más mínima oportunidad de hacer pedagogía entre sus colegas. La de ayer era una fecha marcada en rojo en el calendario, porque presidía por última vez la recepción conmemorativa de la Carta Magna. Marín no defraudó ni siquiera a los más críticos con su labor, aquellos que le acusan de exceso de protagonismo. Lo suyo fue una clase de ética política que entronca con el mejor espíritu de la transición. Él se puede permitir ese lujo, porque- -a diferencia de los principales dirigentes políticos del país- -es de los pocos diputados que quedan de la legislatura constituyente. Tras glosar las bondades que ha traído consigo la Constitución en sus 29 años de vida y resaltar lo mucho que ha mejorado España en este periodo, Marín dio un tirón de orejas a los dirigentes de los partidos con el argumento de que se ha llegado rápidamente a la conclusión de que en política hay que trabajar de otra forma y con otras manera Por ello, exigió a la clase política que retome el método que permitió el acuerdo en torno al texto constitucional y que, según sus palabras, estuvo presidido por dos términos: consenso y sentido del límite Para que no quedaran dudas de lo que quería decir, Marín definió ambos conceptos. El consenso es la voluntad permanente de llegar siempre a acuerdos que faciliten la vida de los españoles, ni más ni menos explicó tras recordar a los presentes que la opinión pública tiene muy claro el significado de esta palabra. Al referirse al sentido del límite, dijo que, en política, es legítimo apretar al adversario pero inmediatamente puntualizó: pero cuando se aprieta, hay que saber cuándo se tiene que abrir la mano y, llegado el caso, estrecharla y tenderla para buscar acuerdos. Me niego a aceptar que consenso y sentido del límite son dos palabras viejas. No es verdad. Tendrán que adaptarse, pero siguen siendo hoy muy necesarias comentó. Fue entonces cuando, aludiendo al gramito de autoridad que le confieren los casi cuatro años que ha estado dirigiendo los debates parlamentarios, lanzó su aviso a navegantes No se puede repetir otra legislatura tan dura y tan ruda como la que hemos tenido. La presión sobre la opinión pública nos tiene que llevar a unos y a otros, a pesar de las diferencias y los momentos, a intentar el entendimiento otra vez sobre los temas básicos de nuestra democracia afirmó. Tras dejar claro que no se considera un ingenuo el presidente de las Cortes hizo hincapié en que el obje- Saber cuándo dejar de apretar Manuel Marín saluda al presidente de la Generalitat, José Montilla, junto a Javier Rojo CHEMA BARROSO EVITAN ASUMIR CULPAS LOS PRINCIPALES LÍDERES El jefe del Ejecutivo se limita a calificar de atinado el discurso del presidente del Congreso, mientras que el líder de la oposición no se siente aludido J. L. L. MADRID. La otra forma de hacer política que reclamó ayer el presidente del Congreso, Manuel Marín, no tuvo el efecto esperado entre los principales dirigentes políticos, que evitaron en todo momento entrar en el fondo del asunto. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se limitó a decir que el discurso de Marín fue acertado. Me ha parecido un discurso, como todos los que le he escuchado en estos años, atinado dijo Zapatero sin hacer más comentarios. También se interrogó por la La Constitución no es un mito intocable y no puede serlo, pero es la referencia básica para entender lo que hoy es España aseguró Manuel Marín cuestión al presidente del PP, Mariano Rajoy, que declinó calificar la intervención del presidente de las Cortes. Eso sí, preguntado si cree que Manuel Marín se refería con su discurso a él o al Grupo Popular, contestó: Estoy convencido de que no Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, admitió que esta legislatura ha estado marcada por la crispación pero recalcó que también debe reconocerse que se han logrado acuerdos que se han traducido en un avance en materia de derechos civiles y del Estado de bienestar. Además, Llamazares incidió en que, a pesar de haber si-