Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO JUEVES 6 s 12 s 2007 ABC El virus de la gripe se sirve frío y seco Una investigación detalla cómo el virus de la influenza es más estable y sobrevive más tiempo a 5 grados y con una humedad del 20 lo que facilita su propagación durante los meses invernales POR PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. A pesar de ser un viejo enemigo de la humanidad, el virus de la influenza- -responsable al año de más de cinco millones de casos de gripe en el mundo- -retiene una generosa dosis de tópicos, mitos y misterios. Uno de ellos es su afinidad con el invierno. Una relación que según un nuevo estudio, realizado por investigadores de Nueva York, tiene que ver sobre todo con la forma en que este virus, con ayuda del frío seco, adquiere mayor estabilidad y permanece durante más tiempo en el aire. Históricamente, o por lo menos desde que la gripe empezó a reconocerse como tal, la epidemia ha sido vinculada con el frío. De hecho, el nombre de su virus, influenza sería una derivación acuñada en el siglo XVIII de la expresión italiana influenza di freddo (influencia del frío) No han faltado numerosas hipótesis para vincular el predominio de la gripe durante los meses invernales. Desde una mayor concentración de la gente en espacios cubiertos, hasta el estímulo al contagio entre niños escolarizados y sus respectivas familias, sin olvidar niveles de melatonina o cambios de dirección en las corrientes de aire de la atmósfera terrestre. Frente a todas estas teorías, un equipo de investigadores neoyorquinos dirigidos por el doctor Peter Palese, catedrático de Microbiología de la Facultad de Medicina de Mount Sinai, se ha dedicado a descifrar exactamente el vínculo entre invierno y gripe. De hecho, su fuente de inspiración ha sido un informe publicado después de la terrible pandemia de gripe de 1918. De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por el doctor Palese al New York Times y la revista especializada PLoS Pathogens su empeño investigador no ha sido precisamente fácil ante la imposibilidad ética de experimentar con seres hu- LA GRIPE ENTRA EN ESPAÑA B ANS AH 3 N 2 ANS ANS Datos de 5 de diciembre de 2007 El virus de la influenza La gripe es una enfermedad respiratoria aguda. Su agente causal es el virus de la influenza (A, B o C) que presenta una gran variabilidad genética y el potencial de causar pandemias. El curso clínico de la gripe, asociada al virus influenza Ao B, es el de una enfermdad respiratoria de las vías altas con un comienzo abrupto, fiebre, escalofríos, malestar, cefaleas, mialgias y tos no productiva. Los síntomas persisten por 3 o 4 días, y remiten al cabo de una semana. ANS AH 1 actividad gripal creciente actividad gripal estable ANS: virus dominante ANS AH 1: virus dominante A (H 1) AH 3 N 2: virus dominante A (H 3 N 2) B: virus dominante B Nula Esporádica Local- Nula: no hay evidencia de actividad gripal- Esporádica: casos aislados de infección gripal- Local: la actividad gripal se ha incrementado en áreas locales La temperatura ideal en la que alcanza su máxima capacidad de transmisión es de 5 grados centígrados, y no se transmite por encima de los 30 grados. La humedad ideal para la supervivencia del virus es del 20 y queda inactivo por encima del 80 Las primeras infecciones llegan a España y al resto de Europa ABC MADRID. La enfermedad respiratoria más común ya ha hecho acto de presencia en España. Puntual a su cita, con los primeros fríos, la gripe ha empezado a aparecer tímidamente en la península. Aragón es de momento la comunidad con más casos, Después le siguen Andalucía, en el sur, y varias regiones del norte peninsular: Aragón, Asturias, País Vasco y La Rioja. Todos los casos han aparecido en población no vacunada a excepción de un niño asturiano de nueve años. El resto del país se mantiene a salvo de la gripe, a la espera de la epidemia anual. En Europa también soporta un nivel bajo de intensidad, característico de esta época del año. Como en España el virus de la gripe mantiene aún una difusión esporádica que se deja sentir en Bélgica, Reino Unido, Francia, Malta, Noruega y Polonia. Continúan apareciendo casos esporádicos de gripe confirmados por laboratorio a lo largo del continente sin que haya emergido todavía ningún tipo o subtipo de virus dominante. Sin embargo, algunos países como Francia y España notifican principalmente virus de la gripe A (con más del 80 de las detecciones virales) y en otros como Polonia y Suecia predomina el virus de la gripe B (con más del 60 de las detecciones) El término gripe se utiliza con demasiada familiaridad. Conviene distinguir un catarro común o un enfriamiento de una gripe. Los síntomas nos ayudan a reconocer la patología en la que la fiebre y los dolores musculares suelen durar de tres a cinco días. Su cuadro clínico más habitual suele comenzar de forma brusca con fiebre y escalofríos, acompañados de dolor de cabeza, congestión, molestias musculares, de garganta, tos seca y malestar general. Algunos síntomas de la gripe son comunes a todas las edades, aunque otros son más específicos. Por ejemplo, en ancianos es frecuente la aparición de dificultad respiratoria, mientras que en niños son síntomas habituales la otitis o las molestias intestinales. Con una capacidad de contagio en retroceso conforme las temperaturas avanzan hasta los 30 grados, listón de calor sobre el que el virus influenza pierde por completo su capacidad de propagación. En términos de humedad, el virus se trasmite de manera óptima a un nivel del 20 por ciento y no logra extenderse por encima del 80 por ciento de humedad. A diferencia de los virus asociados con el resfriado común, trasmitidos por contactos directos, el virus de la gripe se trasmite por el aire. Con el frío, el virus influenza se convierte en más estable y la baja humedad facilita que estas partículas contagiosas permanezcan en suspensión durante más tiempo. Por eso, según las conclusiones del doctor Palese, el virus de la gripe tiene más proclividad de ser trasmitido en invierno durante el camino al Metro que por simplemente permanecer dentro de una habitación caliente Con todo, la mejor solución para prevenir el contagio de la gripe no es vivir en un invernadero o trasladarse a un caluroso paraíso tropical. Según el doctor Palese, la estrategia preventiva más viable contra este virus sigue siendo la vacuna anual. De camino al Metro La pandemia de 1918 Más datos sobre la gripe en España: http: vgripe. isciii. es gripe inicio. do manos expuestos al virus de la gripe en diferentes condiciones. La opción de animales también era limitada ya que la mayoría de ellos- -con la excepción de hurones muy complicados de manejar- -pueden ser contagiados por el virus influenza pero no trasmitirlo. Finalmente, la fuente de inspiración para el equipo del doctor Peter Palese apareció en un artículo publicado en 1919 en la revista de la Asociación Médica Americana describiendo la epidemia de gripe en unas instalaciones militares en Nuevo México. Con un comentario como de pasada indicando que al poco de lidiar con la llegada del virus de la influenza, todas las cobayas utilizadas por los médicos militares para sus experimentos habían fallecido. Al principio se sospechó de un envenenamiento por comida en malas condiciones, pero estudios de necropsia revelaron los signos inconfundibles de neumonía Manos a la obra con ayuda de cobayas, el grupo del doctor Palese ha determinado que la temperatura ideal de transmisión para el virus de la gripe sería a cinco grados centígrados. Más información sobre este virus: www. biologia. edu. ar viruslocal viru s %20 de %20l a %20i nfluenza. htm