Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6- -12- -2007 Hugo Chávez califica su derrota de triunfo de mierda para la oposición 31 China y Rusia cuestionan una tercera ronda de medidas contra Teherán en Naciones Unidas El Supremo de EE. UU. revisa la legalidad de Guantánamo por tercera vez ABC WASHINGTON. Los doce jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos discutieron ayer, por tercera vez desde 2004, si la Constitución de aquel país ampara el derecho de los sospechosos de terrorismo detenidos en la base de Guantánamo (Cuba) a cuestionar su reclusión. Seth Waxman, representante de 37 reclusos, defendió ante el alto tribunal que el Congreso anuló el derecho constitucional de ser recibido por un juez después de la detención (habeas corpus) al aprobar en 2006 la Ley de Comisiones Militares. Waxman, el más alto abogado del Supremo bajo la presidencia de Bill Clinton, fue sometido a un duro cuestionario por el presidente del tribunal, John Roberts, y el juez de adscripción conservadora, Antonin Scalia, que le exigieron precedentes históricos en los que circunstancias similares a las de Guantánamo permitieron a ciudadanos extranjeros acudir a la jurisdicción civil para cuestionar su detención, según AP Desde que la Administración Bush creó en enero 2002 la condición de combatientes extranjeros ilegales para los acusados de terrorismo internacional y decidió internarlos en Guantánamo, 470 presos han sido liberados, mientras que otros 305 siguen detenidos en la base desde hace años, sin cargos específicos contra ellos. Esta indefinición legal, no recogida por las convenciones de Ginebra que regulan el trato a los prisioneros de guerra- -una categoría que el Gobierno de Bush se niega a aplicar a los detenidos en la guerra contra el terrorismo ha llevado al Tribunal Supremo a dictar sentencias en contra del Ejecutivo en dos casos sobre Guantánamo y uno sobre terrorismo. El Congreso intentó dar satisfacción a las críticas del alto tribunal con la aprobación, a finales de 2006, de la Ley de Comisiones Militares. Ésta limita el habeas corpus al negar el acceso a los tribunales, y remite los casos relacionados con los detenidos en Guantánamo a unas comisiones militares que, según los críticos, no garantizan sus derechos. la Administración Bush, Irán sigue ocultando información sobre sus actividades nucleares, sigue violando dos resoluciones del Consejo de Seguridad, avanza en experimentos con misiles balísticos y, sobre todo, mantiene su programa de enriquecimiento de uranio. Sin embargo, las probabilidades de que una tercera resolución prospere se presentan cuando menos como remotas. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha indicado que no existen ni tan siquiera pruebas de que Irán haya intentado hacerse con armas nucleares en ningún momento. Y afirmó que evaluaremos una nueva resolución ante el Consejo de Seguridad teniendo en cuenta estos hechos, incluida la confirmación por parte de Estados Unidos de que no existe información sobre la existencia de un programa de armas nucleares en Irán Dudas coreadas por China, cuyo embajador en la ONU, Wang Guangya, ha resaltado la presunción de que ahora las cosas han cambiado Este discutido cambio sobre la amenaza que representa Irán también ha irrumpido en la campaña electoral en curso para establecer la sucesión de George W. Bush en la Casa Blanca. Los rivales demócratas de Hillary Clinton han aprovechado el nuevo análisis de los servicios de inteligencia para cuestionar el significativo respaldo ofrecido por la senadora de Nueva York a la línea dura contra Irán adoptada por la Administración Bush. Reproches que se presentan a su vez encadenados a la polémica sobre la credibilidad del Gobierno de Estados Unidos, que hace cinco años también atribuyó inexistentes armas de destrucción masiva al caso de Irak. Para la Administración Bush, el análisis publicado esta semana no es más que un ejemplo de sus esfuerzos por mejorar sus servicios de espionaje. Rusia, China y Hillary El presidente iraní saludaba ayer, eufórico, a sus seguidores en la provincia de Ilam AP Ahmadineyad quiere poner en marcha 50.000 centrifugadoras El presidente iraní canta victoria tras el último informe de EE. UU. y mantiene intactas sus ambiciones nucleares civiles ABC TEHERÁN. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó ayer que su país necesita poner en marcha 50.000 centrifugadoras para enriquecer uranio si queremos abastecer de combustible nuclear a una central durante un año según la agencia oficial Irna. Lejos de ofrecer los gestos de concordia que le pide la comunidad internacional, el controvertido líder sacó pecho y restregó su victoria ante Washington, el Gran Satán del régimen de los ayatolás. Hoy, la nación iraní es victoriosa mientras que Estados Unidos se ha quedado con las manos vacías declaró ayer en un discurso televisado en la ciudad de Ilam, según recogía Reuters. Las televisiones locales, controladas por el Estado, guardaron silencio durante las doce primeras horas después de que publicara el nuevo informe sobre el programa nuclear iraní elaborado por las 16 agencias de inteligencia estadounidenses. Pero ayer, las autoridades optaron por el triunfalismo, y Ahmadineyad se lanzó con gusto al discurso cargado de nacionalismo energético sobre el que intenta afianzar su apoyo entre el electorado iraní. Quienes mantienen intenciones perversas hacia los proyectos atómicos de la nación iraní nos dijeron que nos condenarían si aumentábamos el número de centrifugadoras por encima de 164 afirmó el presidente, antes de recordar, orgulloso y desafiante, que ya hemos comenzado la producción industrial de combustible nuclear En su último informe sobre Irán, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmó a mediados de noviembre que ya había 3.000 centrifugadoras funcionando en el centro de enriquecimiento de uranio de Natanz, el umbral que, según los expertos, permite a un país- -en caso de desearlo, algo no demostrado en el caso iraní- -fabricar una cantidad suficiente de uranio enriquecido para la elaboración de bombas. Para muchos analistas, la aspiración anunciada ayer de poner en marcha 50.000 centrifugadoras no deja de ser un deseo difícilmente alcanzable, dadas las enormes dificultades técnicas que plantea dominar el proceso de enriquecimiento. Javier Solana, el jefe de la diplomacia europea y principal interlocutor de la comunidad internacional en el dossier iraní, se hacía eco recientemente de las dudas económicas y energéticas que plantea el programa atómico en un país que aún no cuenta con una central nuclear que alimentar con el combustible que dice estar fabricando a escala industrial. Irán, un país que cuenta con unas gigantescas reservas de hidrocarburos, justifica el programa que le ha aislado de la comunidad de naciones en la supuesta necesidad de la energía nuclear para satisfacer su demanda energética. Sin embargo, Rusia se ha negado hasta ahora a completar los trabajos en la planta de Busher, donde se encuentra el único reactor- -no operativo- -que existe en Irán. Dudas sobre el programa Sin cargos ABC. es Vídeo de la declaración del presidente de Irán en abc. es internacional El líder iraní utiliza el programa atómico con fines nacionalistas para afianzar sus apoyos en el electorado