Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 6- -12- -2007 ABC El informe de EE. UU. sobre Irán sacude la carrera presidencial y la política de sanciones Bush exige transparencia al régimen integrista y que sea claro sobre los objetivos de su plan nuclear PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Pese a la insistencia por parte de la Casa Blanca de que nada ha cambiado con respecto al peligro que representa Irán, el desconcertante informe elaborado por las 16 agencias que forman los servicios de inteligencia de Estados Unidos y su conclusión de que Teherán abandonó en el 2003 su intento de obtener armas nucleares está forzando una rápida y significativa realineación de políticas, tanto domésticas como internacionales. Su impacto abarca desde la campaña presidencial estadounidense hasta el frente abierto de Naciones Unidas. Dentro del declarado objetivo de no ceder en su presión sobre el régimen de Teherán, el presidente de Estados Unidos volvió ayer a salir a la palestra durante un viaje electoral a Nebraska para exigir transparencia al régimen integrista de Teherán. Según Bush, Irán debe ser claro sobre los objetivos de sus actividades nucleares o enfrentarse a un mayor aislamiento por parte de la comunidad internacional. Con la obligación de empezar por divulgar detalles sobre su abandonado programa para desarrollar armas nucleares. Este tono ilustra la preocupación existente en la Casa Blanca por los efectos del nuevo informe de sus servicios de espionaje. El estudio, forzado por el Congreso de Estados Unidos y conocido por sus siglas en inglés NIE (National Intelligence Estimate) considera que Irán interrumpió hace cuatro años sus esfuerzos clandestinos para hacerse con armas nucleares y que, por lo menos, necesitará esperar hasta el 2010 para reunir todo el uranio enriquecido necesario para construir una carga no convencional (bomba atómica) La nueva edición del NIE supone un giro copernicano con respecto al mismo análisis publicado en el 2005, que presentaba a un Irán empeñado en desarrollar armas nucleares La Administración Bush no ha querido aclarar el origen de este cambio de diagnóstico. Según indicios periodísticos, las nuevas conclusiones estarían basadas en comunicaciones interceptadas y testimonios de individuos con acceso al programa nuclear de Irán. A pesar de todo, la Administración Bush ha vuelto ayer a descartar la posibilidad de entablar negociaciones directas e incondicionales con Irán. La Casa Blanca insiste en que Teherán debe primero congelar su programa de enriquecimiento de uranio, supuestamente con fines civiles. Y no dudó en calificar como absolutamente absurdo cualquier argumento de vindicación para el gobierno de Irán. De hecho, la Casa Blanca ha insistido en que piensa continuar empujando activamente para lograr una tercera ronda de sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Según el memorial de agravios esgrimido por Conclusiones opuestas Robert Gates baja del avión de la Fuerza Aérea en el que viajó ayer a la localidad iraquí de Mosul AP Más de veinte muertos en la visita del secretario de Defensa a Irak EFE BAGDAD. Al menos veinticinco personas perdieron la vida ayer y más de cincuenta resultaron heridas en atentados y ataques perpetrados en diferentes localidades de Irak. La jornada de violencia coincidió con la llegada de Robert Gates, secretario de Defensa EEUU a Irak, proveniente de una fugaz visita a Afganistán. El ataque más mortífero tuvo lugar en un barrio chií del centro de Bagdad, tras la explosión de un coche bomba en las cercanías de la mezquita Abdel Rasul Ali, que dejó quince víctimas mortales y 28 heridos de diversa gravedad. La mayoría de las víctimas son civiles que se hallaban cerca de una tienda de refrescos. Horas antes, cinco personas fallecieron y doce sufrieron heridas por la detonación de un vehículo en medio de un grupo de viandantes en el centro de Baquba, capital de la provincia de Diyala, fronteriza con Irán. Un atentado similar acabó con la vida de dos civiles e hirió a otros diez cerca de la rica ciu- dad petrolera de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, al estallar un coche bomba al paso de un convoy de miembros de partidos políticos kurdos, que salieron ilesos del ataque. El primer atentado se produjo en Mosul, justo antes de que llegara a la ciudad Robert Gates para reunirse con autoridades iraquíes, donde un coche bomba mató a una persona e hirió a siete. Además, dos soldados estadounidenses murieron a causa de las heridas sufridas en una operación militar al norte de Bagdad.