Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA JUEVES 6 s 12 s 2007 ABC Fallece un hombre en Málaga tras ser atacado por su propio perro Había recogido al animal de la calle hacía tiempo y lo cuidaba en la nave en la que vivía ABC CAÑETE LA REAL (MALAGA) Un hombre de unos 40 años falleció el martes por la noche en la localidad malagueña de Cañete la Real a consecuencia de las graves heridas que sufrió tras ser atacado por un perro que él mismo cuidaba en su viviendadesde hacía tiempo, según informaron a Europa Press varios vecinos de la localidad. El hombre, que al parecer era drogadicto, residía en una nave industrial que se ubicada en las afueras de la localidad malagueña, donde cuidaba de un perro, al parecer perteneciente a la raza pastor alemán, que había recogido de la calle hace un tiempo. Sobre las nueve de la noche, varios vecinos comenzaron a escuchar como el hombre y, aunque aseguran que los gritos eran algo habitual en él, finalmente decidieron acercarse al lugar para comprobar que pasaba. Cuando los vecinos llegaron a la citada nave, hallaron al hombre tendido en el suelo mientras el perro, que se encontraba atado, estaba sobre él y le estaba mordiendo. Tras comprobar que sus gritos no conseguían disuadir al animal, los vecinos decidieron entonces lanzar un trozo de carne al perro para que éste soltara a su cuidador. A pesar de que la maniobra de los vecinos funcionó y el perro se alejó definitivamente de su dueño, las graves heridas que el hombre sufrió en el ataque le provocaron finalmente la muerte. Al lugar se trasladaron agentes de la Guardia Civil, que se han hecho cargo de la investigación de este fallecimiento. El hombre fue enterrado ayer por la tarde en el cementerio municipal de la localidad malagueña y previamente se le ofició una misa en la Iglesia de San Sebastián, perteneciente al mismo municipio, tal y como comunicó el alcalde de Cañete la Real. La fallecida Vanesa Rodríguez, en un retrato de familia junto a a su asesino ABC Graves heridas Condenado a 22 años por quemar a su mujer en Puertollano La víctima grabó un vídeo en el hospital en el que revelaba quién había sido su agresor antes de morir en agosto del año pasado S. F- P. CIUDAD REAL. La Audiencia Provincial de Ciudad Real condenó ayer a 22 años y tres meses de cárcel a Horacio Barcos, de 30 años de edad, acusado de quemar viva a su mujer, Vanesa Rodríguez, de 26 años, de la que se estaba separando y a la que roció de gasolina y prendió fuego en Puertollano el 30 de julio de 2005, un caso que conmocionó a toda España. Según el fallo de la sentencia, Horacio Barcos fue condenado a 20 años de prisión por un delito de asesinato, con la concurrencia como agravante de la circunstancia mixta de parentesco, a 21 meses por maltrato familiar y a seis meses más por quebrantamiento de condena. Tras conocer la sentencia, la madre de Vanesa mostró su disconformidad con la misma y consideró que es muy poca la pena impuesta a Horacio porque en diez años podría estar en la calle, tras dos años de prisión preventiva en la que lleva Horacio El Ministerio Fiscal, la acusación particular y los abogados que han representado al Estado y la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha solicitaban 29 años de cárcel para el agresor por estos tres delitos. La letrada que representó al Ejecutivo regional como acusación particular, Carmen Delgado, indicó a ABC que la Audiencia Provincial podría haber impuesto la pena máxima solicitada. En este sentido, señaló que no descarta recurrir la sentencia porque el tribunal reconoce que hubo alevosía, pero no ensañamiento lo que significa cinco años menos de prisión. El fallo de la sentencia también condena a Horacio Barcos a indemnizar a cada uno de los dos hijos de la víctima con 24.000 euros, así como hacer frente a la aportación que el Estado hizo a Vanesa, durante el tiempo que estuvo ingresada, hasta su muerte, cantidad que se cifra en casi 50.000 euros. Además, inhabilita al condenado para el ejercicio de la patria potestad sobre sus dos hijos menores durante tres años y medio, y se le impone la prohibición de que se acerque a la familia de la víctima, mantenga comunicación con ella y vuelva a Puertollano, durante 35 años. Hay que recordar que Vanesa Rodríguez sufrió quemaduras en el 75 por ciento de su cuerpo, fue ingresada en la Unidad de Quemados de Getafe del Hospital Universitario de Getafe, donde fue intervenida en siete ocasiones, se le amputaron varios miembros y se sometió a un tratamiento de cirugía plástica. Sin embargo, la mujer, que tenía 26 años en el momento de la agresión, sufrió una auténtica agonía ya que estuvo un año ingresada en el hospital hasta que falleció a primeros de agosto del año pasado. La víctima había grabado un vídeo con su declaración mientras se encontraba ingresada en el hospital. El descuartizador de Férez era consciente de sus actos MERCEDES MARTÍNEZ ALBACETE. Una persona fría, calculadora, agresiva, desafiante, consciente en todo momento de lo que hacía e incompatibles sus actos con un estado de embriaguez. Esto son sólo algunos de los calificativos que se han escuchado por parte de los guardia civiles, médicos forenses y psiquiatras que han testificado en la segunda sesión y última del juicio que se sigue contra el alemán Stefan A. acusado de matar de más de 26 puñaladas y posteriormente descuartizar al agricultor de Férez, José Juárez. A pesar de todo ello el abogado defensor, Mariano Bo, insiste en que el procesado es un desequilibriado Manifestación en Lérida en defensa de un joven condenado por abusar de su sobrina EP LÉRIDA. Un centenar de personas se manifestaron en la tarde de ayer en Lérida para defender la inocencia de un hombre condenado a diez años de cárcel por abusar sexualmente e incitar al consumo de cocaína a una sobrina de su mujer menor de edad. Los manifestantes salieron del pabellón del barrio de Cappont hasta la céntrica plaza de San Juan, para acabar en la puerta de la Audiencia de Lérida, donde fue juzgado a principios de año. A mi hermano lo condenaron sin pruebas. Incluso, la sobrina de su mujer le llegó a pedir 40. 000 euros por cambiar la declaración afirmaba ayer su hermana, Alicia Rico. El condenado, de 32 años, con un hija de cinco y a punto de tener un niño que nacerá en enero, ingresó en la cárcel de Lérida el 14 de noviembre para cumplir siete años por violación y tres más por incitación al consumo de cocaína. Su caso está ahora pendiente de que el Constitucional resuelva el recurso presentado por su defensa. La víctima, que ahora tiene 19 años, presentó la denuncia con 17, y dijo que los abusos se produjeron cuando tenía 14. Siete intervenciones Según la hermana del recluso, la joven le llegó a pedir 40.000 euros por cambiar su declaración